Areópago

Categoría General => Pentadáctilo => Mensaje iniciado por: ENNAS en Julio 03, 2011, 03:32:37 p. m.

Título: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 03, 2011, 03:32:37 p. m.
En un reino desaparecido de castillos de cuentos de hadas, selvas negras y óperas de Wagner vivieron a principios del siglo pasado Cristhoph y Pauline Dassler, humilde matrimonio proletario, él empleado de una fábrica de calzado, élla dueña regente de una pequeña lavanderí­a; viéronse agraciados por el nacimiento de dos varoncitos que harí­an historia, Rudolf y Adolf.


Tras prestar ambos servicio al Kaiser durante la Gran Guerra, el primogénito Rudi fue buscando trabajo acá y allá, mientras el segundón Adi, con ayuda de sus padres, montó su propia compañí­a de calzado deportivo. Tan exitoso fué el negocio que su hermano mayor se le unió formando así­ la Factorí­a de Calzados de los Hermanos Dassler, que en perí­odo de entreguerras supo hacer fortuna equipando a varios atletas de los Juegos Olí­mpicos de 1928.

En la turbulenta Alemania de la década siguiente, ambos hermanos ingresarí­an en el Partido Nazi. Pero en 1936, con motivo de los Juegos Olí­mpicos de Berlí­n, el emprendedor Adi no paró hasta convencer al malvestido atleta estadounidense Jesse Owens de que utilizara la indumentaria y zapatillas de su compañí­a. El resto es historia, con el yanqui ganando cuatro medallas de oro ante el cabreo monumental del Fí¼rher.

Gran triunfo para la empresa familiar, pero inicio de las desavenencias entre ambos hermanos, pues Rudi era un nazi  convencido, no como Adi, que parecí­a haberse inscrito por el interés. Lo que no quita para que la factorí­a de los Hermanos Dassler fabricara para la Wehrmacht primero botas y después cohetes anti-carro. Pero con la guerra ya perdida se sucedieron varios encontronazos a cuenta de las plazas en los refugios antiaéreos. Y tras la guerra, Rudi fué detenido por los estadounidenses en base a una denuncia falsa que lo acusaba de ser miembro de las SS. Rudi siempre sospechó que la infamia habí­a partido de su propio hermano.

Total que para 1947, ambos hermanos dejaron para siempre de dirigirse la palabra. Obviamente disolvieron la compañí­a, pero montaron sendas fábricas de material deportivo que dividieron al pueblo en dos. AdiDas, se llamó la de Adolf y Puma puso por nombre Rudolf a la suya. Cuenta una leyenda que Adidas proporcionó a la selección alemana las botas con tacos desenrroscables que permitieron el Milagro de Berna (http://en.wikipedia.org/wiki/1954_FIFA_World_Cup_Final) en el mundial del 54.

Pero Adi tení­a un hijo tan brillante, emprendedor y mal pariente como él...
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 03, 2011, 04:33:40 p. m.
Horst Dassler, digno hijo de su padre, se trasladó a Francia, a Landersheim (Alsacia) donde fundó la compañí­a Adidas France destinada a competir con la homónima bávara de Adi Dassler.

Participaba también de otras compañí­as, una de éllas la relojera suiza Longines, entre cuyos empleados pronto encontró a su joven delfí­n, un tal Sepp Blatter, que según la última actualización de la revista Forbes, es una de las cien personas más influyentes del planeta en la actualidad.


Pero la gran jugada de Horst ha sido saber ver a principios de los años setenta las grandes posibilidades de ventas originadas en base al deporte profesional y maniobrar en consecuencia para colocar a sus acólitos en las principales instancias deportivas. No serí­a faltar a la verdad atribuir la explosión mediática de los í­dolos deportivos. Pero es más ceñido a la realidad recordar que él suscitó que dos oscuros miembros del COI alcanzaran los más altos puestos; el waterpolista brasileño Havelange en la FIFA en 1974 y el jugador de hockey español Samaranch en el propio COI en 1980.

Nada de ésto, por supuesto, lo hizo por altruismo. Horst Dassler fundó una pequeña compañia en Zug (Suiza) llamada International Sports & Leisure que -¡oh, casualidad!- se hizo con la exclusiva de los derechos de transmisión televisiva de los Mundiales de Fútbol desde 1978 y de los Juegos Olí­mpicos de 1984 en adelante. Si alguna oposición hubo, los métodos de regalos y sobornos la acallaron. Tal sucedió en la FIFA donde el contador fue fulminantemente despedido en 1981 por Havelange por cuestionar los balances de la multinacional y sus métodos empresariales ¡y lo sustituyó el delfí­n de Horst, Sepp Blatter!

Pero nunca la dicha es eterna y Horst Dassler falleció de cáncer en 1987, con apenas cincuenta años. Desde entonces I.S.L. ha ido sufriendo embate tras embate por parte de sus competidores. Perdió los derechos de transmisión de los Juegos Olí­mpicos en 1995 ante la competencia de los estadounidenses que liderados por Ted Turner y Nike no querí­an que las olimpiadas de Atlanta (ciudad sede de la CNN y la Coca-Cola) fueran un negocio europeo.

Y fueron a la quiebra tras intentar una jugarreta con los derechos de transmisión de los mundiales del 2002 en Corea y Japón, al vender los mismos a una filial que no los pudo revender a las televisiones públicas. Más información de todos los tejemanejes acá. (http://www.playthegame.org/knowledge-bank/articles/the-fall-of-isl-1084.html)

Para que entendamos como son las cosas, para salvaguardar las retransmisiones, el notable de la FIFA e hijo del fundador de la multinacional coreana Hyundai, Chung Mong-Soon, palmó pasta a tutiplén. ¿Recordáis los arbitrajes que sufrieron Portugal, Italia y España en ese mundial contra Corea del Sur? Poderoso caballero... que recitaba Quevedo.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 03, 2011, 05:51:29 p. m.
Y si, en 2001 ISL quebró, dejando un pufo por el que aún a dí­a de hoy andan en juicios con varios dirigentes de la FIFA implicados. Pero no preocuparse los derechos televisivos pasaron a otra compañí­a de Zug llamada Infront, que preside un tal Philippe Blatter que, ¡menuda coincidencia!, es sobrino de Sepp Blatter.

Hay una ramificación hispano-argentina de aquella ISL, que sigue en activo en la actualidad. De élla trataré en extenso en próximos post.


Prefiero cerrar esta saga comentando por encima las polémicas surgidas en torno a la designación de las sedes mundialistas de Rusia 2018 y Qatar 2022 en detrimento de la candidatura inglesa.

La primera reputadamente cae en el haber del magnate petrolero Roman Abramovich, í­ntimo de Vladimir Putin y principal accionista de Gazprom; como tal inversor en dos equipos rusos, CSKA de Moscú y Zenit de Leningrado, amén de ser el presidente del Chelsea United sin que la FIFA tenga objeción alguna al respecto.

La segunda aparentemente se le adjudica a los manejos del presidente de la Confederación Asiática del Fútbol, que mira tu por donde es un qatarí­, Mohammed bin Hammam. Dí­cese que este tipo ha pagado sobornos y no es sólo un rumor, los propios sobornados así­ lo han admitido.

Como es lógico, Inglaterra ha puesto el grito en el cielo y con razón: ¡Corrupción, corrupción, corrupción! Pero... Pero resulta que la única candidatura en contra de la reelección de Sepp Blatter en la FIFA era la encabezada por ¡Mohammed bin Hammam!

No le demos tanta importancia, en el fondo él no es más que el testaferro del jeque Mohammed bin Hamad bin Khalifa Al Thani, hijo aunque no heredero del emir qatarí­ Hamad bin Khalifa Al Thani, que amén de regir los destinos de su pequeño pero próspero emirato petrolero, es el presidente y fundador de QIA, la Qatar Investment Authority. Acá un pequeño resumen de sus inversiones. (http://fr.wikipedia.org/wiki/Qatar_Investment_Authority)

Este grupo ha alcanzado notoriedad en el fútbol, no por comprar el Paris Saint-Germain o hacer una oferta al Everton, sino porque a través de su filial "sin ánimo de lucro" Qatar Foundation, presidida por la esposa del emir, la jequesa Mozah bint Nasser Al Missned, van a aportarle 150 millones de euros al vigente campeón de Europa, el F.C. Barcelona y además hay sospechas de que los propietarios del subcampeón, el Manchester United, están estudiando una oferta de compra que rondarí­a entre los 1.6 o los 1.8 ¿billions=cientos de miles de millones? de libras esterlinas, amén de estar haciendo uso de un anticipo qatarí­ para fichajes.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Dan en Julio 03, 2011, 08:23:17 p. m.
Momentos congraciantes con el foro, patrocinados por Ennas.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Baku en Julio 03, 2011, 08:38:26 p. m.
Un interesante documental de Canal Historia sobre la cruel y sucia guerra de los hermanos Dassler:

http://www.teledocumentales.com/adidas-vs-puma-una-batalla-de-hermanos/
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: javi en Julio 03, 2011, 09:35:30 p. m.
Yo desconocí­a la existencia de Horst Dassler, aunque ahora he terminado de comprender una historia de hace tiempo, de cuando Bernard Tapií¨ perdió el control de Adidas: por qué los franceses sintieron como una puñalada la pérdida de la misma.

Habí­a dos Adidas.

(El documental lo guardo para más tarde)
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Baku en Julio 03, 2011, 10:14:10 p. m.
No sé si será leyenda urbana, pero tengo entendido que aquí­ un avispado empresario registró la marca y el logo de Puma por lo que los auténticos se tuvieron que comercializar como Dassler Puma en España.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: javi en Julio 03, 2011, 11:33:31 p. m.
Más que avispado empresario, debió ser un problema de licencias: tení­a entendido que el dueño de la misma para España, con una exclusiva para fabricar productos, no querí­a devolverla o renegociarla antes de la finalización del contrato, por lo que Puma Alemania tuvo que sacar sus productos con la marca Dassler Puma, mientras Lobo Carrasco y ¿Julio Alberto? lucí­an orgullosos en carteles con "Puma de aquí­".

Y como Dassler no controlaba mucho el mercado español, y los otros tení­an una licencia, digamos, "cerrada" (fabricación y comercialización de determinados modelos), pues al olvido los dos.

A mi plim, que soy fan de la otra saga familiar.

La leyenda del avispado empresario, que tampoco, era la de Nike, que tuvo que dejar de usar ese nombre en los logotipos de las prendas en España porque lo tení­a registrado otro.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Dolordebarriga en Julio 04, 2011, 08:09:39 a. m.
Muy buen post, Ennas
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Von Scrott en Julio 04, 2011, 05:48:17 p. m.
I agree.


Conocí­a parte de la movida de esta gente, de hecho si no recuerdo mal durante unos años, en España, los productos Puma solo se podí­an comercializar bajo la marca Dassler Puma. Lo que ya no recuerdo si por rollos relacionados con la tangana familiar o por una perdida temporal de derechos sobre la marca como le sucedió a Nike, que durante un tiempo solo podí­a vender productos identificados con el Swoosh, ya que la marca NIKE la tení­an registrada en Spanien unos piernas de por aquí­.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: javi en Julio 04, 2011, 10:04:47 p. m.
Me parece que los piernas esos la tení­an registrada desde antes incluso del nacimiento de la marca allá en Oregon, niké se pronunciaba.

Yo ví­, en una misma tienda, compartiendo un mismo estante, unas Puma norecuerdoqué con unas Dassler Puma Boris Becker, unas alicantinas, las otras con algún sello de TUV seguro.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 09, 2011, 07:28:15 p. m.
Vaya, bueno, me alegra que os vaya gustando.

Como segunda entrega, inicio una nueva sección llamada...

Grandes deportistas de los que nadie se acuerda

...Y para que se vea que este hilo no va sólo de fútbol, la inicia mi paisano Óscar Freire.

(http://www.dewielersite.net/db2/wielersite/beeldbank1/FREIRE%20Oscar.jpg)

Nacido en Torrelavega, Cantabria, en un año mágico para el futuro del deporte español, 1976 -no tenéis más que buscar sus coetáneos- dí­cese que de ciclista aficionado Freire destacaba más por sus ataques a pocos quilómetros de meta que por su sprint, cosa hasta cierto punto lógica debido a que la feroz competencia por llegar a profesionales anula cualquier táctica de equipo en favor de las exhibiciones individuales.

Pasó de su pequeño Club Ciclista Besaya (un rí­o local) a formar parte del mundillo del ciclismo vasco de la mano del hoy controvertido Josean Matxí­n Fernández, director deportivo implicado en los mil y un escándalos de dopaje del Saunier Duval, y antes de éso forjador de figuras en ciernes del todopoderoso Mapei de los noventa.

Y fue justamente en una de las pruebas más prestigiosas del ciclismo aficionado español, la gipuzcoana Memorial Balenciaga, allá por 1997, donde se ganó su primer contrato profesional. Como espectador y ojeador de lujo acudió Javier Mí­nguez, director entre otros de íngel Arroyo, Eduardo Chozas, Laudelino Cubino, Alberto Fernández (sit tibi terra levis), Juan Fernández, Anselmo Fuerte, ílvaro Pino, Faustino Rupérez...

Pues bien, el veterano director deportivo intentaba montar un nuevo equipo profesional auspiciado por la compañí­a de seguros en la que tiene su otra profesión (Javier Mí­nguez oficialmente trabaja de corredor de seguros), los italianos de La Mondiale, que en España ofrecen su servicio bajo el nombre de Seguros Vitalicio. Habí­a acudido básicamente con la idea de observar al entonces prometedor sprinter vizcaí­no Pedro Horrillo, dentro de una prueba en la que también participaban Igor Astarloa, Carlos Sastre, Paco Mancebo u Óscar Sevilla.

Freire ganó el Memorial y su primer contrato profesional. Para más adorno, el seleccionador español, el ex-pupilo de Mí­nguez, Paco Antequera, lo llevó al mundial ciclista sub-23 de ese mismo año, donde Óscar consegurí­a la plata tras el noruego Kurt-Axle Arverssen.

Es Óscar Freire un sprinter peculiar, apenas rebasa el metro setenta, por tanto es una cabeza más bajito que los metronoventa que imperan en las llegadas. Al contrario que sus colegas de volatta, Freire no va de guapo y de matón, otra cosa que asombra mucho en su puesto y posición. Pero tiene carácter y esto fue clave para que tras dos años anodinos en cuanto a victorias (apenas un tercer puesto en el Campeonato de España de 1998) y fructuosos en cuanto a experiencia, se volviera a ganar plaza en la selección española -que seguí­a dirigiendo Paco Antequera- para el mundial de Verona 1999.

Allá fué como supuesto relleno, entre quejas no del todo infundadas de otros no seleccionados. Pero supo meterse en la escapada buena, la que llevaba a Camezind, Casagrande, Konischev, Robin, Ullrrich, Vandenbroucke (sit tibi terra levis), Vinokourov y Zberg. Y ni siquiera esperó al sprint; sorprendentemente lanzó un ataque a la salida de la última curva que cogió desprevenidos a los más expertos y reconocidos compañeros de fuga.


Sorprendente, esplendoroso... y en medio de una situación personal dificililla. En el Vitalicio Seguros, Freire no tení­a más amigos que Horrillo -el favorito de Mí­nguez-; equipo construido básicamente para grandes rondas y pruebas de una semana, acudí­a de mala gana y por obligación a las clásicas de un dí­a que tanto gustan y tanto reconocimiento le han dado al pequeño sprinter cántabro. De hecho, se sabe que Freire anunció que dejaba el equipo antes del mundial y no cambió de idea tras el oro, para gran disgusto de Mí­nguez.

A su vez en Italia el todopoderoso factotum deportivo "La Gazzetta dello Sport", organizador entre otras pruebas del Giro, recibió el triunfo de Freire con el célebre "Vince Mister Nessuno". Inicio del larguí­simo desencuentro entre Freire y los medios de comunicación transalpinos, que siempre le tildan de sorpresa y echan encima suya toda la mierda que pueden.

Más y mejor (y con jugosos cotilleos) a continuación si las fuerzas y el Johnnie Walker etiqueta roja lo permiten.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 10, 2011, 10:50:32 a. m.
Empezaba Óscar Freire la temporada del cambio de siglo con el maillot arcoiris y un contrato con el mejor equipo del momento, los italo-belgas del Mapei, con Bartoli y su entonces escudero Bettini por los transalpinos, el veteraní­smo Musseuw o Steels por los flamencos y el ruso de Collado Villalba Pavel Tonkov como único escalador para grandes rondas.

Aceptó la oferta de irse junto a su antiguo rival y ahora amigo y lanzador, Pedro Horrillo; además, en el equipo se reencontró con su director de aficionados, Matxí­n. Dí­cese que fue apadrinado por otro recién llegado cinco años menor que él, el joven, brillante e irregular Filippo Pozzato, el protegido de Bugno.

(http://ismogo.files.wordpress.com/2010/10/freire.jpg)

No pareció ser ví­ctima de la célebre maldición del arco iris e hizo una temporada completita: rodaje en Mallorca y Andalucí­a, puesta a punto en la Tirreno-Adriatico (dos victorias) y podio en su primera Milán-San Remo (3º). No parece que estuviera en las clásicas belgas, aunque consta un noveno puesto en la Amstel Gold Race holandesa.

De allí­ pasó a disputar sin pena ni gloria los Juegos Olí­mpicos de Sydney; las clásicas veraniegas, quinto en San Sebastián y sexto en Zí¼rich; la Vuelta a España -victorias en Córdoba y Albacete-; y el campeonato del mundo de Plouay (Francia) donde "sólo" pudo hacer tercero.

Por desgracia, comenzaba a padecer de sus problemas de espalda, para los que ningún médico daba razón, y que le tuvieron casi en blanco la temporada siguiente, prácticamente hasta el mundial de Lisboa, que ganó y la clásica para sprinters Paris-Tours en la que hizo segundo (ése año ganó Virenque escapado con su habitual trampa de ir tras la moto de la tele francesa).


En el último año de Mapei en el pelotón, 2002, de nuevo de arcoiris, Freire comenzó su rodaje en España, hizo tercero en la Tirreno-Adriático, quinto en la Milán-San Remo ("sorpresa" le sigue llamando La Gazzetta); esta vez fue a algunas clásicas belgas, la Flecha Valona y la Lieja-Bastoña-Lieja, evitando las de los empedrados, el Tour de Flandes y la Paris-Roubaix, por no ser adecuadas a sus caracterí­sticas. Con todo, su mejor puesto fue un quinto, de nuevo en la holandesa Amstel Gold Race. Debutó en el Tour de Francia (victoria en Sarrebruck) aunque no lo concluyó.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: sólo se hace a autorizado en Julio 10, 2011, 06:40:33 p. m.
Se que con esta historia de Óscar Freire nos pretendes decir algo ENNAS, pero no adivino qué... puedes incluir la moraleja por favor.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 16, 2011, 12:17:51 p. m.
Eso es en verdad lo que me está fallando. Me gustarí­a decir que no creo en las moralejas porque implican un orden (determinismo) que la vida en realidad no tiene; queda muy filosófico. Y me sirve de excusa para ocultar que en realidad preparo poco las cosas: las pienso de cabeza por encima y después vengo al foro y me lí­o a escribir; con lo cual, al no tener previsto un desarrollo y mucho menos un final, me quedan deslavazadas.

Deberí­a cambiar de método, escribirlas en casa y corregidas y revisadas, copipastearlas acá. Eso implicarí­a trabajar a diario, cosa que no vendrí­a mal para los hilos y post que tengo colgados. Esta historia de Freire me está quedando mal, solo es un anuario plomazo carente de amenidad, a ver si en su etapa en el Rabobank lo enderezo.

Pero antes hablaremos de locos, borrachos, lí­ricos (y resultadistas).

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: sólo se hace a autorizado en Julio 16, 2011, 12:29:25 p. m.
Solo con el hecho de acabar en el Banco del Rabo ya tienes mucho ganado.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 16, 2011, 07:09:34 p. m.
Al tema.

Corrí­a el mes de abril de 1964 cuando San Lorenzo de Almagro recibió en el Gasómetro al reforzado Racing Club de Avellaneda -que tres años después se convertirí­a en el primer club argentino en ganar una Intercontinental- entre los refuerzos albicelestes el delantero de Rosario Central César Luis Menotti. Para recibirles los azulgrana dispusieron sacar una delantera de veinteañeros con poca experiencia, el Loco Doval, el Nano Areán, el Manco Casas, el Bambino Veira y el Oveja Telch. Tal fue la exhibición de la muchachada, que desde entonces como grupo se les conoce como los carasucias, uno de los mayores mitos del club de Boedo.


No tuvieron vida fácil, el Manco Casas recibí­a ese mote porque un soldado de la trí­stemente célebre Escuela de Mecánica de la Armada Argentina, le habí­a volado un brazo de un disparo. El Bambino Veira, como entrenador tuvo que afrontar una condena por abusar sexualmente de uno de sus pupilos en 1996. Pero el que me interesa es el Loco, Narciso Horacio Doval (Buenos Aires, 1944), que ya habí­a debutado dos años antes en el Monumental contra River Plate, pero que hasta entonces no habí­a tenido continuidad.

Era el Loco Doval un segundo delantero habilidoso, encarador, combativo y bastante poco dado a la vida monacal. Como el resto de los carasucia el juego irreverente, provocador y faltón les granjearon la adoración de los cuervos y la inquina de los rivales. Grandes fueron los momentos que dieron a los fieles, pero, ¡ay! en un oscuro incidente ocurrido durante un vuelo, una azafata les denunció por tocamientos. Doval fue el que cargó con la culpa, si bien, según la leyenda lo hizo para encubrir al verdadero culpable, uno de los veteranos -y casado- de San Lorenzo.

Como quiera que fuere, el año de 1968 en que San Lorenzo ganó invicto el Metropolitano, Doval no pudo estar. Dicen los argentinos que purgó su ostracismo en España, que tuvo una estadí­a en el Elche. No he encontrado datos que lo confirmen. De ser así­ hubiera coincidido con la gran estrella de los franjiverdes, el alicantino Juan Manuel Asensi que llegó al club con diecisiete años, debutó al año siguiente, con apenas diecinueve formó parte de la selección olí­mpica de México-68, al año siguiente llevó al Elche a la final de Copa que perdieron con el Athletic y culminó su carrera en el equipo ilicitano salvándoles del descenso en la última jornada de 1970 al ser el autor del único gol con el que derrotaron al club que ya lo habí­a fichado, el F.C. Barcelona.

(http://2.bp.blogspot.com/_1G1AgAN9TcI/Sna9DMJ15RI/AAAAAAAAAXI/nlLNVQDwVKM/s400/Doval.jpg)(http://4.bp.blogspot.com/_WNsdd5nt03E/TS445pEbR3I/AAAAAAAAAaw/kSQI2CpHVIk/s320/Doval+-+Argentina.jpg)

Noticias mucho más ciertas y espectaculares situan a Doval en el Flamengo de Rí­o de Janeiro entre 1969 y 1975, tiempo más que suficiente para ganarse el apodo de "el Pelé Blanco" que posteriormente heredarí­a un joven compañerito de la delantera rubronegra al que ayudó a crecer, un tal Zico, estrella mundial de finales de los setenta y principios de los ochenta.

La torcida del popular equipo carioca le destacaba, no sólo por su calidad, sino también por su garra y combatividad "argentinas". En las malas, se quejaban de que Doval, residente en Ipanema, aprovechaba su rubia melena, sus ojos azules y su linda sonrisa para pasar más tiempo enamorando garotas en la célebre playa que entrenando.

Por asombroso que parezca, Doval fichó para el acérrimo rival de Flamengo, los señoritingos muchimillonarios de Fluminense, que de la mano de dos ex-jugadores del club tricolor metidos a técnicos, los legendarios Didí­ y Telíª Santana, habí­an formado una plantilla fastuosa e invencible. Tal era así­, que la selección de Brasil llego a jugar con el once inicial del Fluminense, a excepción, claro está del propio Doval, al que "suplí­a" su ex-compañero Zico.

Mas en otra ocasión os hablaré del Fluminense y los orí­genes del jogo bonito que créemos caracterí­stico del Brasil. Baste deciros que en el Flu fué tan estrella como en el Fla. Y que al contrario de la lógica tratándose de dos equipos que se tienen un odio cerval, Doval es adorado por ambas torcidas. De hecho celebran todos los años una misa conjunta en su memoria.

Pues ese es el triste final. Doval, ya rebasada la treintena, volvió a su San Lorenzo a ayudar en sus últimos años y el técnico azulgrana lo machacó inmisericorde. No obviemos el nombre del atorrante que lo ninguneó: Carlos Salvador Bilardo. Doval volvió a la ciudad donde habí­a sido feliz y al club con el que más se sentí­a identificado. Justamente en una de éstas, viajando con la expedición del Flamengo, la copa Libertadores le permitió retornar a su ciudad natal para ver a los muchachos ganar a River Plate en el Monumental. Allá salieron a celebrarlo en una disco bonaerense, Doval el primero de todos pese a sus cuarenta y siete años. Se sintió indispuesto, salió a tomar el aire y cayó fulminado por un infarto de corazón en 1991.

In memoriam...


Acá dos de las tres finales estaduales (campeonato de Rí­o de Janeiro) que ganó, la del 72 con Flamengo ante Fluminense y la del 76 con Fluminense frente a Vasco da Gama.


Y a continuación, otro loco borracho.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Zimm... en Julio 17, 2011, 11:24:33 p. m.
ENNAS, grandes posts que mejoran nuestro areópago. Lo que no sabia era que eres un cantabron.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 25, 2011, 04:03:21 p. m.
JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 1
SANTANDER
CONCURSO VOLUNTARIO Nº 279/2011


A U T O


Marí­a Del Mar Hernández Rodrí­guez, Magistrada del
Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander.

En Santander, a 8 de julio de 2011

HECHOS
PRIMERO.- Por la Procuradora doña Cristina Dapena Fernández, en nombre y representación de REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D. se presentó en el dí­a de ayer escrito solicitando la declaración de concurso de su representado, acompañando los documentos expresados en el artí­culo 6 de la Ley Concursal y afirmando en la solicitud que el deudor tiene su domicilio en este territorio. Se alega también que el deudor se encuentra en
estado de insolvencia actual.

RAZONAMIENTOS JURíDICOS
PRIMERO.- Este Juzgado es competente territorialmente para conocer de la solicitud de concurso expresada en los antecedentes, por tener el deudor, persona jurí­dica, su centro de intereses principales en el territorio de esta circunscripción, que además coincide con su domicilio social (artí­culo 10 de la LC).

SEGUNDO.- El solicitante reúne los requisitos de capacidad procesal, postulación y legitimación exigidos para esta petición en los artí­culos 3 y 184.2 de la LC.

TERCERO.- La solicitud cumple las condiciones y se acompañan los documentos que se expresan en el artí­culo 6 de la LC y de la documentación aportada apreciada en su conjunto se desprende el estado de insolvencia de la sociedad REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D. cuya actividad principal, tal y como se expresa en la memoria, es la adscripción de un equipo profesional de fútbol, REAL RACING CLUB, en la Liga de Fútbol Profesional donde milita en primera división, si bien tiene otras actividades vinculadas con un segundo equipo denominado RACING B que milita en la 3ª división y otros equipos correspondientes a categorí­as inferiores.
En primer lugar, la lista de acreedores refleja que sobre la solicitante pesa un importante pasivo que supera 37.000.000 euros que se distribuye en su parte sustancial entre la AEAT y los jugadores que integran la plantilla del primer equipo o vinculado con derechos de imagen de éstos. El resto de los créditos que conforman la lista de acreedores se corresponden en una importante proporción con deudas ya vencidas o de inmediato o cercano vencimiento. A dichos créditos han de unirse para valorar la efectiva situación patrimonial de la solicitante los que necesariamente se van a ocasionar con carácter inmediato como consecuencia de la continuidad de su actividad, especialmente, su permanencia en la competición deportiva de primera división de fútbol de la Liga de Fútbol Profesional.
Por otro lado, según se extrae de la lista de acreedores aportada, su activo que se valora en términos de mercado por la solicitante en 44.000.000 euros está en su mayor parte integrados por derechos vinculados con los derechos federativos de los jugadores que integran la plantilla del equipo de primera división, que fueron pignorados a favor de la AEAT en fecha inmediatamente anterior a la solicitud, derecho proveniente de la cesión gratuita de terrenos y derechos vinculados con la propia marca que constituye un activo intangible esencial para la continuación de su actividad deportiva.
Junto a ello, en la memoria se indican pormenorizadamente unos acontecimientos vinculados con la situación accionarial de la solicitante, la previsión de ingresos y gastos de los próximos meses y los intentos frustrados de financiación que inciden notablemente en su situación económica.
Todo lo anterior unido a la documentación contable aportada que refleja que la solicitante ha concluido los últimos ejercicios con unos fondos propios negativos, permite concluir que se encuentra en situación de insolvencia actual, por estar, ante las circunstancias anteriores, imposibilitada para cumplir sus obligaciones exigibles y para acudir a fuentes económico-financieras en condiciones normales de mercado con el objeto de atender las mismas. A pesar de que en la solicitud y la memoria se realizan una serie de alegaciones sobre las causas determinantes de su situación económica, no es este el momento procesal oportuno para valorar las circunstancias que han llevado a la solicitante a la situación de insolvencia en la que se encuentra por ser el objeto del presente auto constatar la situación económica de la sociedad.
Por todo lo expuesto, y como señala el artí­culo 14 de la LC, procede dictar auto declarando en concurso a la solicitante, al apreciarse la concurrencia del presupuesto objetivo del concurso, esto es, la situación de insolvencia del deudor.
CUARTO.- El concurso debe calificarse de voluntario por haber sido instado por el propio deudor, según dispone el artí­culo 22 de la LC.
QUINTO.- El artí­culo 40 números 1 y 3 de la Ley Concursal dispone que, con carácter general, en los supuestos de concurso voluntario el deudor conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de estas a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad, si bien, permite la posibilidad de que se resuelva la suspensión de dichas facultades cuando se realice motivadamente, indicando los riesgos que se quieran evitar y las ventajas que se quieran obtener.
En el presente caso, no habiéndose apreciado circunstancias que justifiquen la modificación del régimen generalmente previsto, se acuerda inicialmente la conservación de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio por parte del concursado, quedando sometido en el ejercicio de estas a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad, sin perjuicio de la posible modificación posterior de este régimen, de acuerdo con el artí­culo 40.4 LC, si así­ lo instase la administración concursal y se estimase oportuno.
SEXTO.- De conformidad con los artí­culos 21 y 27 de la Ley Concursal, la administración concursal estará integrada por tres miembros, un abogado, un economista y un acreedor titular de un crédito o con privilegio general que no esté garantizado. Los nombramientos anteriores recaen en el abogado D. ALEJANDRO ALVARGONZALEZ TREMOLS, en el economista D. SANTIAGO RUIZ ASENJO, designándose como acreedor a la AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACION TRIBUTARIA. Este último nombramiento se efectúa atendiendo a la indudable relevancia de su crédito con relación al total del pasivo y a que si bien se ha constituido una prenda en garantí­a de parte de su crédito, consta aún en la lista de acreedores una deuda importante no garantizada
que tiene el carácter que se exige legalmente para integrar a su titular en el órgano de administración.
Vistos los preceptos señalados y demás de pertinente y general aplicación,

PARTE DISPOSITIVA
1.- Se declara la competencia territorial de este Juzgado para conocer del concurso solicitado por la Procuradora doña Cristina Dapena Fernández, en nombre y representación de la sociedad REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D.

2.- Se declara en concurso, que tiene carácter de voluntario, al deudor, REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D.
3.- El deudor conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de éstas a la intervención del administrador concursal, mediante su autorización o conformidad. Hasta la aceptación del administrador concursal, el deudor concursado podrá realizar los actos propios de su giro o tráfico que sean imprescindibles para la continuación de su actividad, siempre que se ajusten a las condiciones normales del mercado.
4.- Se nombran como administradores del concurso:
- abogado: D. ALEJANDRO ALVARGONZALEZ TREMOLS
- economista: D. SANTIAGO RUIZ ASENJO
- acreedor: AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACION TRIBUTARIA
Notifí­queseles dicha designación para que a fin de que en los cinco dí­as siguientes a partir de su notificación comparezcan en este Juzgado, para aceptar el cargo, y una vez verificado, procedan sin demora a realizar una comunicación individualizada a todos los acreedores cuya identidad conste en el concurso, informándoles de la declaración de éste y del deber de comunicar sus créditos en la forma establecida en el artí­culo 85 de la Ley Concursal.
5.- Llámense a los acreedores del concursado, para que comuniquen en la forma establecida en el artí­culo 85 al administrador concursal la existencia de sus créditos. Deberán formular la comunicación en el plazo de UN MES contado desde la publicación de los anuncios de la declaración del concurso que en el Boletí­n Oficial del Estado. Recibidas las distintas comunicaciones, dése traslado de las mismas a la administración concursal quien deberá adjuntarlas a su informe para la incorporación a las actuaciones como anexo en pieza separada. De interesar alguno de los acreedores el desglose de la documentación aportada, procédase a realizar el mismo, dejándose testimonio en pieza separada de la sección cuarta.
La administración concursal realizará sin demora una comunicación individualizada a cada uno de los acreedores cuya identidad y domicilio consten en el concurso.
6.- Se acuerda la publicación de esta declaración de concurso mediante edictos, que se publicarán el tablón de anuncios de este Juzgado y de forma gratuita en el Boletí­n Oficial del Estado. Igualmente, publí­quese la declaración de concurso a través de la página web del TSJ de Cantabria a efectos meramente informativos. Los anuncios contendrán las menciones previstas en el artí­culo 23.1 LC.
Las publicaciones anteriores se insertarán con la mayor urgencia.
7.- Inscrí­base en el Registro Mercantil de Cantabria la declaración del concurso con lo acordado respecto de las facultades de administración y disposición del concursado y el nombre de los administradores. Igualmente, procédase a anotar preventivamente en la hoja correspondiente a cada uno cada uno de los bienes o derechos inscritos en registros públicos que tenga el concursado, la intervención de las facultades de administración y disposición del deudor concursado con expresión de su fecha y nombramiento del administrador concursal, en cumplimiento del artí­culo 24 de la Ley Concursal.
Así­ mismo, en tanto que no sea firme, este auto será objeto de anotación preventiva en los correspondientes registros.
8.- Inscrí­base, en su caso, en el Registro Público concursal la declaración de concurso con el resto de las menciones establecidas en el apartado anterior.
9.- Los legitimados conforme a la LC para personarse en el procedimiento deben hacerlo por medio de Procurador y asistidos de Letrado.
10.- El deudor tiene el deber de comparecer personalmente ante este Juzgado y ante la Administración concursal cuantas veces sea requerido y el de colaborar e informar en todo lo necesario o conveniente para el interés del concurso.
En el presente caso, dicho deber incumbe a los administradores o liquidadores del deudor, actuales o que lo hayan
sido en los dos últimos años.
11.- Comuní­quese la declaración de concurso al Decanato de los Juzgados de Santander y al Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, como publicidad complementaria así­ como, en su caso, póngase en conocimiento la declaración de concurso a aquellos órganos judiciales donde se sigan procedimientos en los que sea parte la concursada.
12.- Notifí­quese la presente declaración de concurso al Fondo de Garantí­a Salarial, a los efectos del artí­culo 184 de la LC, y a las TGSS y AEAT a los efectos previstos en el art. 55 LC.
13.- El presente auto producirá sus efectos de inmediato, y abrirá la fase común de tramitación del concurso, que comprenderá las actuaciones y efectos previstos en los cuatro primeros tí­tulos de la Ley Concursal, y será ejecutivo aunque no sea firme la presente resolución.
14.- Fórmense las secciones primera, segunda, tercera y cuarta del concurso, que se encabezarán con testimonio de este auto.
15.- Se requiere a la solicitante para que en el plazo de cinco dí­as aporte la documentación en soporte informático.
Notifí­quese el auto a las partes personadas. Este auto producirá de inmediato los efectos previstos en la LC para la
declaración de concurso.
Contra esta resolución cabe interponer recurso de reposición por medio de escrito presentado en este Juzgado, no obstante lo cual se llevará a efecto lo acordado, en plazo de CINCO DíAS, computados, para el deudor desde la notificación del auto y para los demás legitimados contados desde la última publicación del anuncio de declaración del concurso.

Lo acuerda y firma S.Sª. Doy fe.
Firma del Magistrado   Firma del Secretario


Bueno, este que acá véis es el auto por el que Racing de Santander entró en Ley Concursal, añado que de los 37 millones de deuda el principal acreedor es Hacienda a la que se adeudan más de 14 millones, como así­ consta, pero también se les deben atrasos salariales a los jugadores por valor de 11 millones; en puridad es condición sine qua non para acogerse a la Ley Concursal documentar atrasos de al menos tres meses en el pago de nóminas y salarios.

En el cumplimiento de la ley, los dirigentes de Racing, supervisados por el trí­o de gestores designados por la magistrada, ha presupuestado una campaña de 28.735.000 € del que, por decisión de los administradores judiciales sólo se destinará menos de un 10% a la plantilla de fútbol, actualmente con dieciséis jugadores en nómina.

Por lo que he leí­do, la Ley Concursal permite aplazar el pago de la mitad de la deuda durante un perí­odo de cinco años y atender sólo los compromisos más urgentes. Los impagos y atrasos a los trabajadores de la empresa -en el caso de un club de fútbol, sus futbolistas-, son considerados deuda ordinaria y atendidos a su debido turno en función de la cuantí­a. Durante el tiempo que la empresa se halle en Ley Concursal, no se le podrá requerir el pago de haberes judicialmente, será preciso pactar con la junta gestora un plan de pago que de satisfacción de lo adeudado.

Un último detalle, el abogado asturiano Alejandro Alvargonzález es el mismo que llevó los procesos concursales del Real Oviedo y el Sporting de Gijón. Mal no les fue, y experiencia tiene.



No es el equipo cántabro el único que se ha acogido a la Ley Concursal, como resume y explica el Cinco Dí­as:

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/futbol-espanol-lider-procesos-concursales/20110412cdscdsemp_2/

Aunque a este expediente acuden Sociedades Anónimas Deportivas, quedando en el desamparo los equipos fuera del ámbito de la Liga Profesional:

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Deportes/20110701/seis/clubes/descienden/segunda/division/b/tercera/deudas/D98FD6A8-99FA-8685-3066726D48E663D8



Justamente el espinoso asunto de los salarios impagados es el que está creando polémica. La Ley Concursal permite a la empresa aplazar el pago de las nóminas atrasadas, considerándolas deuda contraí­da como con cualquier otro acreedor. Y pese a los casos de buena fe mutua (trabajadores que perdonan su deuda al club, o directivos que pagan "de estrangis" a los futbolistas más necesitados), la legislación mercantil mediante el auto judicial firme, anula la posibilidad de los futbolistas de demandar a su empresa por impago y al club en cuestión ser sancionado con la pérdida de la categorí­a por los haberes no cumplidos para con su plantilla.

Ésto genera un conflicto de intereses ente lo económico y lo deportivo (sin ir más lejos, los cuatro recién ascendidos a Primera División -Betis, Celta, Granada y Rayo Vallecano- están en Ley Concursal) al no poder producirse sanciones contra los equipos acogidos a esta figura judicial.

El Gobierno está estudiando una reforma de la Ley Concursal que permita descender de categorí­a a los morosos que se atrasen en el pago de las nóminas. A mi me parece un acto de demagogia (otro más).

Cabe recordar que las S.A.D. surgieron por iniciativa del PSOE para evitar la supuesta mala gestión de los clubs de socios (no lo dirán por Athletic de Bilbao y Osasuna), que habí­a llevado a la desaparición del Burgos y el Málaga. Ya vemos en que ha quedado la gestión "profesional" de los equipos de fútbol.

Javier Gómez-Navarro, secretario de deporte en áquel entonces proclamaba a los cuatro vientos que los equipos de fútbol no verí­an un céntimo de las arcas públicas. Lo mismito dice el último de sus sucesores, Albert Soler, ufano él. El dinero de las quinielas, Rtve, FORTA, ayuntamientos y comunidades autónomas al parecer no es del Estado.

Tiene mucha más razón el PP cuando dice que lo esencial no es castigar a los deudores, sino facilitarles su recuperación para que puedan cumplir sus compromisos adquiridos. Y que sacar a un equipo con un estadio grande (más de veinte mil personas) de la Liga Profesional supone llevarle a la quiebra por falta de ingresos (taquillas y televisión). Y la quiebra a nadie aprovecha, ni a moroso ni a deudores, aunque a los "Bhenjadores Gustizieros" les cause satisfacción hacer leña del árbol caí­do.



Conclusiones:

1.- El PSOE, una vez más, mete la pata hasta atrás.

2.- La Ley Concursal es la que es para todas las empresas que se acogen a élla. Habrí­a que estudiar el modo de resarcir a los trabajadores de las empresas a los que se adeuden atrasos. Si. Considerar, por ejemplo, prioritario satisfacer los pagos a la plantilla en nómina por encima de a los acreedores. ¡Pero a nivel general!

3.- Esta obcecación con el deporte que tiene nuestro Gobierno es obscena y lamentable. Sólo viven para éso, lo demás se les da tres higas. ¿De verdad créen que se van a ganar las simpatí­as de álguien así­?

4.- Y las actitudes, ¡ay!, las actitudes. Cuando todo iba bien consentí­an lo que no está escrito. Ahora que vienen mal dadas tratan de dárselas de firmes machacando a los más débiles.

Es penoso, de verdad, pe-no-so lo de éste Gobierno.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: javi en Julio 25, 2011, 09:35:33 p. m.
Citar
Tiene mucha más razón el PP cuando dice que lo esencial no es castigar a los deudores, sino facilitarles su recuperación para que puedan cumplir sus compromisos adquiridos. Y que sacar a un equipo con un estadio grande (más de veinte mil personas) de la Liga Profesional supone llevarle a la quiebra por falta de ingresos (taquillas y televisión). Y la quiebra a nadie aprovecha, ni a moroso ni a deudores, aunque a los "Bhenjadores Gustizieros" les cause satisfacción hacer leña del árbol caí­do.

Hace poco leí­a en un artí­culo que gran parte del problema de la crisis económica deriva de este hecho: que los deudores no son castigados por las quiebras, que les basta con pedir el concurso y deshacerse del entuerto, y que si se volviera a la cárcel para los malos gestores, tendrí­an más cuidado con la gestión.

Y, siguiendo con el no-castigo, es un poco injusto para el que hace bien las cosas y se va al hoyo de segunda división por, por ejemplo, no firmar a un goleador en el mercado de invierno.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 31, 2011, 12:54:00 p. m.
Mucha es la cultura baloncestí­stica en el estado de Indiana, desde el poderoso y célebre equipo de la Universidad pública, los Hoosiers; pasando por el equipo profesional de los Pistons de Fort Wayne, cuyo propietario Frank Zoller llevó las negociaciones y reuniones para juntar todas las ligas profesionales de los cuarenta en la actual NBA, hasta llegar al equipo de los Pacers de Indianápolis, fundador y superviviente de la desaparecida ABA. Allí­ han surgido entre otros baloncestistas el mejor base de todos los tiempos, Oscar Robertson, o el alero alto Larry Bird.

Al noroeste del estado se encuentra el Condado de Gary, considerado un suburbio industrial de la vecina Chicago (Michigan), al que acudí­an cientos de sureños a buscar un futuro mejor en el Rush Belt de los grandes lagos. Su personaje más notable y conocido es sin duda el difunto rey del pop, Michael Jackson. Pero entre esta tropa de emigrantes sureños estaba la familia Magee, que allí­ tuvieron en 1959 un hijo al que pusieron por nombres Kevin Dornell.

Como es muy habitual en la clase trabajadora estadounidense, cambiaron varias veces de población de residencia en función de sus trabajos, afincándose definitivamente en Magnolia, Mississippi; aún así­ nos encontramos que el joven Kevin Magee se graduó en el instituto de South Pike, también en Mississippi. Era un joven alto, 6 pies 8 pulgadas (unos 2,03 metros), con tendencia al sobrepeso y una acentuada cultura sureña. Quién esperase de él ver al tí­pico negro urbanita de los suburbios, amenazador, malhablado, gesticulante y vestido de chándal, se llevaba una grata sorpresa al encontrarse con un caballero del Viejo Sur, atildado y de correctos modales.

(http://1.bp.blogspot.com/_85VQKhv2Nz4/SoW7d_EKkNI/AAAAAAAAAlo/wHLARJhfQgQ/s400/MAGEE_2.jpg)
Kevin Magee en la Plaza del Pilar de Zaragoza.

No muy buen estudiante, destacaba ya sin embargo como jugador de poste alto en baloncesto. Trató de continuar sus estudios y sobre todo su incipiente carrera deportiva en la Universidad de Southeast Louisiana, pero no le convenció el extenso programa de estudios, así­ que abandonó la Universidad y se puso a trabajar en una acerí­a sita en Amite, Louisiana. Tres meses le bastaron para darse cuenta de que estudiar es un rollazo, pero partirse los lomos a trabajar en una fundición para cobrar una miseria lo es todaví­a más. Decidió, pues, darse una nueva oportunidad con los estudios, esta vez en la Universidad de Houston, que tampoco le gustó, como no le gustaron la Universidad los jesuí­tas en Wisconsin, Marquette o la de Nevada-Las Vegas.

Dos años habí­an pasado en busca de un centro de estudios, Kevin Magee entraba en la veintena y su madre le apremiaba a decidirse por algún centro de estudios. El entrenador de College of Ozarks, Arkansas, le ofrecí­a matricularse, pero Kevin volvió a negar, no querí­a sin embargo este hombre que el talento del joven se perdiera y le recomendo el college que entrenaba un amigo suyo en Mission Viejo, Orange County, California. Casi como última opción y a la desesperada, Kevin Magee se trasladó a la tierra de los sueños, y allá en el Saddleback College, empezó a labrarse una reputación de gran center en la durí­sima conferencia universitaria del Pací­fico, que dominaba con puño de hierro la UCLA (Universidad de California-Los íngeles).

Fué vital en esto el entrenador Bill Mulligan, que lo protegió y casi adoptó a raiz de soprenderse de la gran amistad que forjó Kevin con su hijo, que sufrí­a de parálisis cerebral. Y así­, el viejo Mulligan, conmovido, lo instó a apretar en los estudios y le dió status de estrella en el modesto equipo, que en dos años encadenó una racha de 34-1 con Kevin Magee luciéndose con 29,3 puntos y 13,2 rebotes de media por partido.

Esto no pasó desapercibido para la Universidad de California-Irvine, que contrató al técnico para reconducir su desastroso equipo. Bill Mulligan aceptó a condición de que Irvine matriculara a Kevin Magee. Era el plantel de baloncesto de los Osos Hormigueros un reputado grupo de juerguistas impenitentes, amigos de las partuzas, correr animadoras y demás; de la ética laboral protestante, ni noticia.

Mulligan temió la mala influencia que pudieran ejercer al ya de por sí­ mal estudiante que era Kevin Magee, así­ que lo puso junto al más formalito de sus nuevos compañeros. Poco después, Magee le embromaba ""You think Jason is smart because he reads the Bible, but he's as dumb as we is." En su primera temporada en Irvine, Magee fue el máximo anotador y reboteador del equipo y salió elegido mejor jugador de la conferencia, lo que le valió ser seleccionado para la Universiada de Bucarest 1981, en la que Estados Unidos consiguió el oro ante su habitual archirrival la Unión Soviética.

La temporada siguiente trajo a Kevin Magee cierta estabilidad, al quedarse embarazada su novia, Melanie, durante el verano. Se casaron y en su nuevo rol de padre de familia, Kevin supero sus marcas anteriores y volvió a ser elegido mejor jugador de la conferencia. Pero, ¡ay!, tal era el talento que habí­a en el baloncesto estadounidense de los ochenta, que en el draft de 1982 nadie quiso apostar por un center bajito hasta la segunda ronda, cuando Suns de Phoenix lo eligieron en el puesto treinta y nueve. Y el etrenador de los de Arizona le comunicó que no contaba con él. ¿Qué hacer?

"At first I was kind of bitter about not playing in the NBA, and I would talk about it constantly. But then my wife told me to stop feeling sorry for yourself and do something about it."

Con familia que mantener, Magee aceptó trasladarse a Europa, y jugar en una de las grandes leyendas del Pallacanestro, el equipo de Varese: que habí­a jugado todas las finales de la Copa de Europa de los años 70, ganando la mitad de éllas (70-72-73-75-76). Arropado por el veterano artillero Bob Morse, toda una institución del baloncesto italiano, Magee fue el máximo anotador y el mejor reboteador del durí­simo campeonato italiano.

Lógicamente los de Varese quisieron retenerlo, e incluso el Barcelona, que se nutria de jugadores de la Lega, llegó a ofrecerle 120.000 dólares de la época para formar pareja con Marcellus Starks. Pero Kevin aun soñaba con jugar en la NBA, volvió a Phoenix, equipo que tenia sus derechos y aceptó ser un hombre de banquillo hasta que el entrenador definitivamente lo cortó.

Magee se puso en contacto con el agente español, por ver si seguí­a en pie la oferta del Barí§a, pero éstos lógicamente no habí­an esperado y habí­an fichado a otro destacado de la competición italiana, Mike Davis. Si habí­a sin embargo, una pequeña oferta, apenas 40.000 dólares, para cubrir el puesto de un jugador llamado Harry Davis, recientemente despedido por el CAI Zaragoza...
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 31, 2011, 02:12:24 p. m.
Era el CAI, heredero del antiguo Helios Zaragoza, un conjunto con ciertas aspiraciones llevado por el judí­o porteño León Najnudel, un visionario que es toda una institución en el baloncesto argentino:

http://edant.clarin.com/diario/1998/04/23/r-01401d.htm

Habí­a juntado un buen grupo entre chavales locales -los hermanos Arcega, José íngel el base y el ala-pí­vot Fernando, el poste bajo Zapata- y fichajes de aleros y escoltas como Manel Bosch, López Rodrí­guez y el paraguayo Indio Dí­az, Les hací­a falta para terminar de dar el salto un par de buenos americanos. Ninguna queja con el pí­vot Jim Allen, pero no habí­an dado con el segundo.

Allá llegó Kevin Magee con sobrepeso y su debut no pudo ser más auspicioso. Recibí­an al Real Madrid, al que no habí­an ganado nunca. Y Magee, todo potencia y elasticidad, se hizo dueño de ambos tableros, ante la desesperación de los pí­vots blancos. Victoria de CAI en el mejor escaparate posible. Desde entonces, cada partido suyo era seguido por una multitud entusiasmada.

http://www.elpais.com/articulo/deportes/LIGA_ACB_1983-84/Kevin/Magee/atraccion/Liga/baloncesto/elpepidep/19831111elpepidep_9/Tes

Con su incorporación, le llegó para jugar la primera Copa del Rey en formato final four, a disputar en la propia Zaragoza, donde se deshicieron en semifinales del Joventut de Badalona y, en una final polémica, ganaron el primer tí­tulo de la institución al Barcelona.


http://www.elpais.com/articulo/deportes/BARCELONA_C/F/_/BALONCESTO/AMWAY_ZARAGOZA_/BALONCESTO_ACB/Kevin/Magee/acabo/tocando/tambor/elpepidep/19831202elpepidep_8/Tes

(http://lh5.ggpht.com/-b_uTCiWTfaM/SNzAK2DlbTI/AAAAAAAAAzU/2-z5Imy8xK0/magee%252520celebra.jpg)

Magee era puro espectáculo, pero el CAI vió como les eliminaba el Limoges en semifinales de la Korac y el Barcelona se tomaba la revancha en semifinales por el tí­tulo de liga. A fin de temporada era evidente que el CAI no iba a poder retener a la gran estrella del campeonato. El Maccabi de Tel-Aviv se lo llevó por una cifra escandálosa -hay quién dice que 400.000 dólares anuales, otros que 700.000-

En el remozado equipo hebreo, sempiterno campeón de su paí­s, Magee se convirtió en el pilar sobre el que aspirar a nuevos entorchados europeos. En el 85 hicieron doblete local Liga y Copa para caer en semifinales de la Copa de Europa, igual campaña en el 86; pero en el 87, amén de su doblete casero consiguieron llegar a la final que perderí­an frente al Milán de D'Antoni, Premier, Meneghin y McAdoo.

En el 88 sólo pudieron ganar la Liga y se ganaron el derecho a jugar la primera final four europea en Gante en el último partido clasificando como cuartos. Allá en semifinales les tocaba medirse al principal favorito el Partizan de Belgrado de Djordjevic, Danilovic, Paspalj y Divac. Sorprendentemente, los derrotaron 87-82, para volver a verse las caras en la final contra el equipo milanés, que habí­a vencido al Aris Salónica de Nick Gallis. Una vez más, los veteranos y resabiados McAdoo y Meneghin fueron demasiado para Kevin Magee.


En el 89 nuevo doblete y segunda final four, a la que llegaron como lí­deres después de un espectacular mano a mano con el Barcelona. En Múnich cumplieron con su condición de favoritos eliminando al Aris, no hizo lo propio el Barí§a que se dejó comer el puesto en la final por la Jugoplastika de Splitz de Toni Kukoc y Dino Radja. Por tercer año consecutivo, Maccabi fue incapaz de ganar la final.


Pero en el año 90, pese al nuevo doblete israelí­, Maccabi fué incapaz de clasificarse para la final four. Y decidió deshacerse del ya veterano Magee, que ya no era dominante en la pintura y salí­a a buscarse el tiro de cinco metros para cuidar el fí­sico. Con todo no hubo malos gestos ni palabras, Kevin Magee sigue siendo una leyenda en Israel.


Ya con treinta y un años a cuestas, Magee decidió volver al CAI Zaragoza, y lo encontró donde lo dejó, como vigente campeón de copa, lo que les daba derecho a disputar la copa Saporta que perdieron en Ginebra ante el PAOK de Salónica:


Apenas estuvo una temporada, volvió a Italia a jugar un año en el Torino, de allí­ se fue a Parí­s otro año a jugar en Racing y terminó su carrera en 1994 jugando en uno de tantos maccabis, el de Rizhon.

"There's no shame in my career. I'm proud of what I accomplished in basketball. I don't look back. I'm content with my life and have learned to accept what has happened in my life. I have a beautiful wife and two beautiful children. What more can a man want?"

Desvinculado del baloncesto, regresó a Orange County, a Rancho Santa Mónica donde montó un negocio con ayuda de su ex-entrenador Bill Mulligan y lo sostuvo como pudo durante una ocho años. No consiguió asentarse y en 2003, junto con su esposa y tres hijos, se trasladó a Summit, Mississippi y se puso a trabajar de supervisor de almacén en la acerí­a de Amite, Lousiana.

Seis meses después, en octubre, al salir de turno sobre las 5:20 de la madrugada, su coche traspasó la mediana y se empotró contra un trailer de 18 ruedas. Murió instantáneamente.

Sit tivi terra lebis.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Dan en Julio 31, 2011, 03:30:54 p. m.
Qué grande.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Septiembre 17, 2011, 07:25:27 p. m.
Allá a mediados de julio de 1953, en la ignota localidad de La Banda, provincia de Santiago de Estero, República Argentina, el matrimonio Houseman pusó a su recién nacido, el cuarto de vaya-usted-a-saber-cuántos hijos el nombre de René Orlando.

(http://www.huracanysugente.com.ar/houseman.jpg)(http://www.efdeportes.com/efd45/housem04.jpg)

Dos años después la familia se trasladarí­a a la capital argentina en busca de futuro. Y se afincaron en el, dentro de lo que cabe, prestigioso barrio de Belgrano, en el extendido noroeste de la ciudad donde están las zonas residenciales. Lo que no quita para que, allá en su tiempo, los Houseman solo encontraran acomodo en lo que el eufemismo urbaní­stico porteño define como una "villa de emergencia"; es decir, un poblado chabolista.

Allá, en la más absoluta miseria, creció nuestro René; pasando de colegio en colegio porque no era capaz de terminar la primaria. Sin recuerdos de sus estudios ni de sus compañeritos, pero si de su primer equipo de futbito, "Los Intocables" de su hermano mayor Carlos Houseman, que lo impuso como defensa central zurdo (para que os riáis, René Houseman triunfó como extremo derecho).

El barrio capitalino de Belgrano, a dí­a de hoy se le asocia incorrectamente con el todopoderoso (pero menos) River Plate -que en realidad es de Núñez-, la versión argentina del Barí§a. Equipos de Belgrano son los verdiblancos de Excursionistas y los azuloscurocasinegro de Defensores, ambos equipos del ascenso profundo. Por estas cosas de la vida René tuvo gran cariño por Excursionistas, hizo por éllos una prueba sobresaliente, tan sobresaliente, que los compañeritos -rabiosos- le trataron de "villero", como quien dice escoria rebuscabasuras.

Dentro de su eterna buena fe, René Houseman nunca negó su condición de chabolista, alcohólico, pobretón y demás. Pero pasó en 1971, con dieciocho años recién cumplidos y sin la secundaria a jugar por el ácrimo rival de Excursionistas, Defensores de Belgrano, y la rompió.

Y su maravillosa técnica incluyó que los observadores del mentado River Plate y el no menos famoso Independiente de Avellaneda se fijaran en él. Pero tomó una decisión absurda, irse a leguas de Belgrano, al modesto Huracán a petición de su joven e inexperto técnico, César Luis Menotti.

A petición del rosarino, Huracán trató de despegar a el loco Houseman de la mala vida callejera comprándole un departamento en Parque Patricios, cerca del estadio Ducó. No duró ni tres meses antes de volverse a su villa miseria. Jugándose un prestigio que aún no tení­a, Menotti insistió en la valí­a de áquel adolescente alcohólico. Y la directiva de Huracán cedió, y pusó a uno de sus directivos de carabina para vigilantearle.

¿Os he hablado de Huracán del 73?
(http://damepelota.files.wordpress.com/2008/09/huracan73.jpg)

Baste decir que el chaval, con apenas veintiún años fue convocado para el Mundial de Alemania. Cuatro años después, con su valedor Menotti al mando de la selección argentina, Houseman fue titular indiscutible de la nueva campeona del mundo.

¿La diferencia? Según el propio René Orlando Houseman: "El del '78 eran mejor como personas. Pero como jugadores era mejor el del '74. Lástima que en ese plantel reinaba la envidia. Ninguno tiraba para la Selección. Todos jugaban al “Deportivo Yo”. (En 1974) parecí­a que estábamos a kilómetros de distancia. Pero después agarró el Flaco Menotti, el máximo, y la historia cambió. Él hací­a jugar el fútbol que a mí­ me gustaba. El mismo de Huracán."

Ya leyenda, el loco Houseman nunca se desvinculó del modesto Huracán. ¿Dónde sino le iban a consentir sus indisciplinas, sus borracheras y demás? Ya viejí­simo, pasó por River Plate y se fue a ganarse la jubilación en Chile, Sudáfrica o donde quiera. No habí­a ahorrado un peso, pese a ser figura del fútbol, pues todo lo repartí­a entre los mangarranes de sus conocidos en la villa miseria belgranenese donde se crió.

Hubo que hacerle un partido de homenaje para recaudar fondos para él, dado su triste estado de indigencia lastimosa. Éso si, consiguió dejar el alcohol. A cambio, ahora, a sus casi setenta años, es fumador. Y pobre. Como nació.

Eso sí­ René, un tonto amable, un buena persona alcoholizado, un tipo que aguantó carros y carretas de desprecio, sólo tiene malas palabras para otro seleccionador argentino, Carlos Salvador Bilardo. ¡Gracias por tanto, doctor!

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Barry en Septiembre 17, 2011, 07:29:07 p. m.
Llevo tiempo sospechandolo, y ahora lo veo claro, este es el que se esconde tras el nick de ENNAS.

Spoiler: mostrar
(http://3.bp.blogspot.com/_DZyFFhL99ok/SMMs4jfzGpI/AAAAAAAAAG0/-VkI1U8h1Q4/s400/PE_TON.jpg)
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Octubre 01, 2011, 07:05:54 p. m.
Esta es la historia de un fracasado. A ver si me queda linda.

Allá por noviembre de 1942 principiaba la primavera austral en la capital argentina, cuando vino al mundo Óscar Natalio el Ringo Bonavena.

(http://www.huracanysugente.com.ar/bonavena.jpg)

Criado en en el barrio de Parque de los Patricios, Bonavena fué de siempre acérrimo seguidor de Huracán. De hecho, mal estudiante, bravucón y pendenciero, aunque los panegí­ricos lo ocultan se intuye que empezó su carrera como barra brava del Globo, compaginando las broncas futboleras con trabajos miseria como repartidor o picapedrero; del colegio, ni acordarse pese a que tení­a apenas dieciseis años.

Tan popular fue entre los quemeros que le sugirieron que entrara en la sección boxí­stica de Huracán. Era un chavalote no muy alto (no llegaba al metro ochenta) pero mazacote (sobrepasaba los noventa quilos). Sin embargo los médicos le desaconsejaron la práctica, dado que padecí­a de pies planos. Haciendo caso omiso, Ringo empezó a labrarse una reputación como púgil en la categoria de peso pesado.

(http://3.bp.blogspot.com/_l21drtNnT8E/TJ7ai40LciI/AAAAAAAACC4/Hlta7oQxp54/s1600/ringo_bonavena_futbolista.JPG)
Como puede verse, amén de fan de Huracán, Ringo era zurdo.

Su estilo no era lo que se dice elegante, no despegaba los pies del suelo, pero encajaba palizas increí­bles como mayor virtud, y tení­a golpes demoledores; con todo, no pasaba de ser el tí­pico peleador barriobajero. Fué ganando cositas hasta que en un campeonato panamericano en Sí£o Paulo, desquiciado porque el estadounidense Lee Carr le estaba machacando, le mordió. Descalificado durante un año, Bonavena decidió pasar al campo profesional en Estados Unidos adonde llegó con lo puesto. Corrí­a el año 1964.

Historial profesional del Ringo Bonavena en BoxRec. (http://boxrec.com/list_bouts.php?human_id=9386&cat=boxer)

En la tierra de los sueños pugilí­stica, Bonavena intentó primero unirse al séquito de Goyo Peralta, un peso pesado argentino de discreta carrera que lo rechazó pensando -no sin razón- que solo buscaba aprovecharse de su fama. No obstante el bigardo fue puliendo defectos técnicos y obteniendo combates, hasta que una dura derrota ante Zora Folley en 1965 le llevara a volverse a la Argentina.

No perdió tiempo a su vuelta, y entre combate y combate empezó a despotricar a lo Cassius Clay ante los medios de comunicación contra el antes mentado Gregorio Peralta, la gloria local. En el Luna Park, en medio del abucheo general, el odioso y provocador Bonavena ganó a Peralta por KO en el quinto asalto en septiembre del mismo 1965.

Exactamente un año después, la resistencia y valor de Ringo Bonavena le valieron para obtener un combate en Estados Unidos ni más ni menos que contra Joe Frazier, camino de convertirse en una de las grandes leyendas del boxeo. Sorprendentemente, Bonavena tumbó dos veces a Frazier en el segundo asalto, la campana salvó al futuro campeón mundial de los pesados de una derrota, y una más que discutible votación le otorgaron la victoria al yanqui tras los doce asaltos reglamentarios.


Pero el público lo querí­a al Ringo, no sólo el argentino, sino el estadounidense. les gustaba ese tipo bajito y camorrista, que hací­a comentarios racistas sobre sus rivales negros y muy "inglés" él, aguantaba lo indecible ante rivales claramente superiores. No habí­a quién le tumbara pese a su menor estatura.

Quisieron las circunstancias que en 1967 el invicto campeón de los pesados, el legendario Muhammad Alí­, se negara a enrolarse en la Guerra de Vietnam. Proscripto durante tres años por las asociaciones pugilí­sticas estadounidenses, el tí­tulo de los pesados fue a parar a manos del siempre bien relacionado Joe Frazier por un lado. Por otro se montó un minitorneo de ocho boxeadores de todo el mundo mundial entre los que estaba Ringo Bonavena, que ganó a su primer rival, el alemán Karl Mildenberger, pero cayó en semis contra el estadounidense James Ellis, que disputarí­a el tí­tulo unificado y perderí­a contra Frazier.

El vigente campeón mundial e invicto durante 21 combates Joe Frazier, recordó al duro rival argentino y le ofreció la posibilidad de disputar un combate por el tí­tulo mundial en diciembre de 1968. Bonavena no se llamó a engaño. Sabí­a que se le contrataba por sus heroí­cas resistencias. Lo reconoció en público y tuvo palabras muy duras con los manejantes del negocio, que "agradecidos" no le volvieron a contratar durante año y pico.


No importaba, en Argentina ya era leyenda, participó como actor en el rodaje de tres pelí­culas de consumo interno, e incluso cantó una canción netamente setentera, puro harte:


Y dos años después del combate contra Frazier, en diciembre de 1970 otro campeón invicto, el retornado Muhammad Alí­ que sólo habí­a disputado un combate desde 1967, le ofreció una pelea por el tí­tulo de campeón del mundo. Bonavena no se cortó un pelo, le insultó, le llamó cobarde, se refirió a él por su antiguo nombre de esclavo, le toreó como quiso. Alí­, furioso, le garantizó que lo noquearí­a al noveno asalto. Y pasó ésto:


Imposible discernir cuál de los dos era más bocazas. Pero el pobre Bonavena se llevó la paliza de su vida, no hay más que verle intentando placar a Alí­ para que no le pegue más en el último asalto. Fué su única derrota por KO. Curiosamente en el siguiente combate, tres meses después, Alí­ perderí­a el invicto y el tí­tulo ante Joe Frazier.

De ahí­ en adelante entrarí­a la saga más célebre en la historia del boxeo, su Edad de Oro: George Foreman contra Frazier, Alí­ contra Foreman en Kinshasa, Zaire (Rumble in the Jungle) y Alí­ contra Frazier en las Filipinas (Thrilla in Manila). De nada pudo aprovecharse Bonavena, que incluso perdió contra el veteraní­simo ex-campeón Floyd Patterson en 1972.

Convertido a sus apenas treinta años en un fajador de segunda fila, Bonavena aceptó como apoderado al mafioso Joe Conforte, propietario del Mustang Ranch, que no es un casino sino el primer burdel legal de Estados Unidos. Acá su actual madama nos da un paseo por sus dependencias:


Como quiera que el Don no pudiera figurar como manager dados sus desencuentros con la Justicia, inscribió como tal a su esposa Sally Conforte, que desmintiendo el mito de la rubia tonta, era la encargada de llevar las cuentas del local, la oficial y la verdadera, que de los sobornos a las autoridades ya se encargaba el Don.

Sólo un combate, su último combate disputó Ringo Bonavena a las órdenes de la no tan feliz pareja, en febrero de 1976, victoria ante un tal Billy Joiner. Óscar Natalio fué asesinado en el Mustang Ranch el 22 de mayo de 1976.

http://www.elpais.com/articulo/deportes/asesinato/Ringo/Bonavena/confuso/elpepidep/19760526elpepidep_15/Tes

No lo cuenta la noticia, pero os lo digo yo, se rumorea que el Don empezó a mosquearse por el excesivo interés que poní­a su mujercita en su nueva faceta de manager. Tampoco cuenta la noticia que si bien el asesino figuraba como segurata del Mustang Ranch, completaba sus ingresos como asesino a sueldo. Que fue sentenciado a quince años por asesinato, pero que en una posterior revisión del caso y "desaparecido" el testigo que lo incriminó, se le rebajo la condena a homicidio involuntario.

Ringo Bonavena tení­a treinta y tres años cuando murió (la señora Conforte, cincuenta y nueve).

(http://2.bp.blogspot.com/_pvnLzg5NomE/SGEDDF5SHYI/AAAAAAAAAK0/BYhHTpvQDUE/s1600-h/ringo.bmp)

Sit tibi terra levis.






"Somos del barrio, del barrio de la Quema. Somos del barrio de Ringo Bonavena." Cántico de la hinchada de Huracán.


Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Noviembre 20, 2011, 08:37:59 p. m.
http://www.goear.com/files/external.swf?file=02ba425

Es el puerto caribeño de Santa Marta (Colombia), bastante menos conocido que sus pares en Cartagena de Indias, gran bastión del imperio español y el lago Maracaibo, entre cuyos dos está ubicado. Allá en septiembre 1961, en el barrio portuario, nació Carlos Alberto, hijo, hermano, sobrino y primo de futbolistas, así­ que ¿qué esperábamos? no salió ingeniero.

El fútbol colombiano puede presumir de crear la primera liga profesional, la DIMAYOR, allá por los años cuarenta que le valió veinte años de exclusión en competiciones internacionales. Al amparo de sus muchos dineros, nutrieron sus filas con argentinos, brasileños y uruguayos. Así­ le iba a la pobre selección cafetera, bregadores muchachos que sabí­an que los puestos importantes de sus respectivos equipos los ocupaban los extranjeros traí­dos a precio de quilos de cocaí­na. Hata mediados de los ochenta Colombia era una selección ultradefensiva y fea.

Pero en el puerto de Santa Marta estaba creciendo un raquero que se ganaba la vida buceando en busca de las moneditas que arrojaban al agua los tripulantes y pasajeros de barcos extranjeros. Ya tení­a mote, primogénito como era, su papá, primerizo y orgulloso lo llevaba a los entrenos de los azulgrana de Unión Magdalena (nombre del rí­o que desemboca en Santa Marta) campeón de la Dimayor en 1968. Un compañero de equipo, recio defensor argentino, de ésos que hacen grupo pero no te cruces con éllos, en viendo que un dí­a el padre no habí­a llevado a su bebé, preocupado le preguntó dónde estaba el pibe.

Y si, hoy voy a hablaros del pibe Valderrama.

(http://www.colombialink.com/imagenes/personalidades/fotos_personajes/deportes/valderrama_carlos/05_valderrama_magd.jpg)

Mal estudiante, pronto tuvo problemas con la autoridad, que le aplicó la ley antiterrorista, pensada para combatir a las FARC, por agredir a un policí­a, suerte que tuvo que el presidente de Unión Magdalena era el señor Dávila un honesto empresario que ejercí­a de contable del clan de narcotraficantes del célebre Pablo Escobar.

Lució en el modesto equipo samario hasta pasar al Millonarios de Bogotá, en el otrora todopoderoso equipo de la capital (les llamaban el ballet azul y tení­an a todas las figuras argentinas de la época, entre éllos un tal Alfredo di Stéfano, al que traspasaron a un equipito de poco fuste, el Real Madrid) apenas estuvo una temporada antes de recalar en los verdes del Deportivo Cali.

Era este equipo, como todos en los ochenta, patrocinado por narcotraficantes pero no obstante segundón con respecto a su rival local los poderosos rojos del América, cuatro finales consecutivas de la Libertadores perdidas. Con todo, ni comparar con los equipos de Medellí­n, los también verdes del Nacional, que dirigidos por Pacho Maturana perdieron la final de la Intercontinental con el Milan de Arrigo Sacchi y los colorados de Independiente.

(http://2.bp.blogspot.com/-Iq_iFkNY9P4/TWMvoNZg1xI/AAAAAAAAADE/NZo3Is9UECs/s1600/deportivo%2Bcali%2Ben%2Bla%2Blibertadores%2Bdel%2B86.jpg)

Allá con el Deportivo encontró a su socio ideal el centrocampista Kunta Kinte Redí­n; no ganaron ningún titulo por poquito. Pero derrocharon clase a raudales, dado que Redí­n suplí­a el gran demérito de Valderrama, no tener gol. Ése era el pibe un exquisito armador de juego que sin embargo ni tiraba faltas, ni penales.

Podréis apreciar sus virtudos en estos dos ví­deos.


Y como la cosa se alarga, cuando pueda me meto en el despertar de su carrera internacional.

Para saber más:

http://www.colombialink.com/01_INDEX/index_personajes/deporte/valderrama_carlos.html
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/libros/jinetes/cap6.html
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: javi en Diciembre 21, 2011, 10:56:48 p. m.
JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 1
SANTANDER
CONCURSO VOLUNTARIO Nº 279/2011


A U T O


Marí­a Del Mar Hernández Rodrí­guez, Magistrada del
Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander.
[/b]
En Santander, a 8 de julio de 2011

HECHOS
PRIMERO.- Por la Procuradora doña Cristina Dapena Fernández, en nombre y representación de REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D. se presentó en el dí­a de ayer escrito solicitando la declaración de concurso de su representado, acompañando los documentos expresados en el artí­culo 6 de la Ley Concursal y afirmando en la solicitud que el deudor tiene su domicilio en este territorio. Se alega también que el deudor se encuentra en
estado de insolvencia actual.
Spoiler: mostrar

RAZONAMIENTOS JURíDICOS
PRIMERO.- Este Juzgado es competente territorialmente para conocer de la solicitud de concurso expresada en los antecedentes, por tener el deudor, persona jurí­dica, su centro de intereses principales en el territorio de esta circunscripción, que además coincide con su domicilio social (artí­culo 10 de la LC).

SEGUNDO.- El solicitante reúne los requisitos de capacidad procesal, postulación y legitimación exigidos para esta petición en los artí­culos 3 y 184.2 de la LC.

TERCERO.- La solicitud cumple las condiciones y se acompañan los documentos que se expresan en el artí­culo 6 de la LC y de la documentación aportada apreciada en su conjunto se desprende el estado de insolvencia de la sociedad REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D. cuya actividad principal, tal y como se expresa en la memoria, es la adscripción de un equipo profesional de fútbol, REAL RACING CLUB, en la Liga de Fútbol Profesional donde milita en primera división, si bien tiene otras actividades vinculadas con un segundo equipo denominado RACING B que milita en la 3ª división y otros equipos correspondientes a categorí­as inferiores.
En primer lugar, la lista de acreedores refleja que sobre la solicitante pesa un importante pasivo que supera 37.000.000 euros que se distribuye en su parte sustancial entre la AEAT y los jugadores que integran la plantilla del primer equipo o vinculado con derechos de imagen de éstos. El resto de los créditos que conforman la lista de acreedores se corresponden en una importante proporción con deudas ya vencidas o de inmediato o cercano vencimiento. A dichos créditos han de unirse para valorar la efectiva situación patrimonial de la solicitante los que necesariamente se van a ocasionar con carácter inmediato como consecuencia de la continuidad de su actividad, especialmente, su permanencia en la competición deportiva de primera división de fútbol de la Liga de Fútbol Profesional.
Por otro lado, según se extrae de la lista de acreedores aportada, su activo que se valora en términos de mercado por la solicitante en 44.000.000 euros está en su mayor parte integrados por derechos vinculados con los derechos federativos de los jugadores que integran la plantilla del equipo de primera división, que fueron pignorados a favor de la AEAT en fecha inmediatamente anterior a la solicitud, derecho proveniente de la cesión gratuita de terrenos y derechos vinculados con la propia marca que constituye un activo intangible esencial para la continuación de su actividad deportiva.
Junto a ello, en la memoria se indican pormenorizadamente unos acontecimientos vinculados con la situación accionarial de la solicitante, la previsión de ingresos y gastos de los próximos meses y los intentos frustrados de financiación que inciden notablemente en su situación económica.
Todo lo anterior unido a la documentación contable aportada que refleja que la solicitante ha concluido los últimos ejercicios con unos fondos propios negativos, permite concluir que se encuentra en situación de insolvencia actual, por estar, ante las circunstancias anteriores, imposibilitada para cumplir sus obligaciones exigibles y para acudir a fuentes económico-financieras en condiciones normales de mercado con el objeto de atender las mismas. A pesar de que en la solicitud y la memoria se realizan una serie de alegaciones sobre las causas determinantes de su situación económica, no es este el momento procesal oportuno para valorar las circunstancias que han llevado a la solicitante a la situación de insolvencia en la que se encuentra por ser el objeto del presente auto constatar la situación económica de la sociedad.
Por todo lo expuesto, y como señala el artí­culo 14 de la LC, procede dictar auto declarando en concurso a la solicitante, al apreciarse la concurrencia del presupuesto objetivo del concurso, esto es, la situación de insolvencia del deudor.
CUARTO.- El concurso debe calificarse de voluntario por haber sido instado por el propio deudor, según dispone el artí­culo 22 de la LC.
QUINTO.- El artí­culo 40 números 1 y 3 de la Ley Concursal dispone que, con carácter general, en los supuestos de concurso voluntario el deudor conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de estas a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad, si bien, permite la posibilidad de que se resuelva la suspensión de dichas facultades cuando se realice motivadamente, indicando los riesgos que se quieran evitar y las ventajas que se quieran obtener.
En el presente caso, no habiéndose apreciado circunstancias que justifiquen la modificación del régimen generalmente previsto, se acuerda inicialmente la conservación de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio por parte del concursado, quedando sometido en el ejercicio de estas a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad, sin perjuicio de la posible modificación posterior de este régimen, de acuerdo con el artí­culo 40.4 LC, si así­ lo instase la administración concursal y se estimase oportuno.
SEXTO.- De conformidad con los artí­culos 21 y 27 de la Ley Concursal, la administración concursal estará integrada por tres miembros, un abogado, un economista y un acreedor titular de un crédito o con privilegio general que no esté garantizado. Los nombramientos anteriores recaen en el abogado D. ALEJANDRO ALVARGONZALEZ TREMOLS, en el economista D. SANTIAGO RUIZ ASENJO, designándose como acreedor a la AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACION TRIBUTARIA. Este último nombramiento se efectúa atendiendo a la indudable relevancia de su crédito con relación al total del pasivo y a que si bien se ha constituido una prenda en garantí­a de parte de su crédito, consta aún en la lista de acreedores una deuda importante no garantizada
que tiene el carácter que se exige legalmente para integrar a su titular en el órgano de administración.
Vistos los preceptos señalados y demás de pertinente y general aplicación,

PARTE DISPOSITIVA
1.- Se declara la competencia territorial de este Juzgado para conocer del concurso solicitado por la Procuradora doña Cristina Dapena Fernández, en nombre y representación de la sociedad REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D.

2.- Se declara en concurso, que tiene carácter de voluntario, al deudor, REAL RACING CLUB DE SANTANDER, S.A.D.
3.- El deudor conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de éstas a la intervención del administrador concursal, mediante su autorización o conformidad. Hasta la aceptación del administrador concursal, el deudor concursado podrá realizar los actos propios de su giro o tráfico que sean imprescindibles para la continuación de su actividad, siempre que se ajusten a las condiciones normales del mercado.
4.- Se nombran como administradores del concurso:
- abogado: D. ALEJANDRO ALVARGONZALEZ TREMOLS
- economista: D. SANTIAGO RUIZ ASENJO
- acreedor: AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACION TRIBUTARIA
Notifí­queseles dicha designación para que a fin de que en los cinco dí­as siguientes a partir de su notificación comparezcan en este Juzgado, para aceptar el cargo, y una vez verificado, procedan sin demora a realizar una comunicación individualizada a todos los acreedores cuya identidad conste en el concurso, informándoles de la declaración de éste y del deber de comunicar sus créditos en la forma establecida en el artí­culo 85 de la Ley Concursal.
5.- Llámense a los acreedores del concursado, para que comuniquen en la forma establecida en el artí­culo 85 al administrador concursal la existencia de sus créditos. Deberán formular la comunicación en el plazo de UN MES contado desde la publicación de los anuncios de la declaración del concurso que en el Boletí­n Oficial del Estado. Recibidas las distintas comunicaciones, dése traslado de las mismas a la administración concursal quien deberá adjuntarlas a su informe para la incorporación a las actuaciones como anexo en pieza separada. De interesar alguno de los acreedores el desglose de la documentación aportada, procédase a realizar el mismo, dejándose testimonio en pieza separada de la sección cuarta.
La administración concursal realizará sin demora una comunicación individualizada a cada uno de los acreedores cuya identidad y domicilio consten en el concurso.
6.- Se acuerda la publicación de esta declaración de concurso mediante edictos, que se publicarán el tablón de anuncios de este Juzgado y de forma gratuita en el Boletí­n Oficial del Estado. Igualmente, publí­quese la declaración de concurso a través de la página web del TSJ de Cantabria a efectos meramente informativos. Los anuncios contendrán las menciones previstas en el artí­culo 23.1 LC.
Las publicaciones anteriores se insertarán con la mayor urgencia.
7.- Inscrí­base en el Registro Mercantil de Cantabria la declaración del concurso con lo acordado respecto de las facultades de administración y disposición del concursado y el nombre de los administradores. Igualmente, procédase a anotar preventivamente en la hoja correspondiente a cada uno cada uno de los bienes o derechos inscritos en registros públicos que tenga el concursado, la intervención de las facultades de administración y disposición del deudor concursado con expresión de su fecha y nombramiento del administrador concursal, en cumplimiento del artí­culo 24 de la Ley Concursal.
Así­ mismo, en tanto que no sea firme, este auto será objeto de anotación preventiva en los correspondientes registros.
8.- Inscrí­base, en su caso, en el Registro Público concursal la declaración de concurso con el resto de las menciones establecidas en el apartado anterior.
9.- Los legitimados conforme a la LC para personarse en el procedimiento deben hacerlo por medio de Procurador y asistidos de Letrado.
10.- El deudor tiene el deber de comparecer personalmente ante este Juzgado y ante la Administración concursal cuantas veces sea requerido y el de colaborar e informar en todo lo necesario o conveniente para el interés del concurso.
En el presente caso, dicho deber incumbe a los administradores o liquidadores del deudor, actuales o que lo hayan
sido en los dos últimos años.
11.- Comuní­quese la declaración de concurso al Decanato de los Juzgados de Santander y al Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, como publicidad complementaria así­ como, en su caso, póngase en conocimiento la declaración de concurso a aquellos órganos judiciales donde se sigan procedimientos en los que sea parte la concursada.
12.- Notifí­quese la presente declaración de concurso al Fondo de Garantí­a Salarial, a los efectos del artí­culo 184 de la LC, y a las TGSS y AEAT a los efectos previstos en el art. 55 LC.
13.- El presente auto producirá sus efectos de inmediato, y abrirá la fase común de tramitación del concurso, que comprenderá las actuaciones y efectos previstos en los cuatro primeros tí­tulos de la Ley Concursal, y será ejecutivo aunque no sea firme la presente resolución.
14.- Fórmense las secciones primera, segunda, tercera y cuarta del concurso, que se encabezarán con testimonio de este auto.
15.- Se requiere a la solicitante para que en el plazo de cinco dí­as aporte la documentación en soporte informático.
Notifí­quese el auto a las partes personadas. Este auto producirá de inmediato los efectos previstos en la LC para la
declaración de concurso.
Contra esta resolución cabe interponer recurso de reposición por medio de escrito presentado en este Juzgado, no obstante lo cual se llevará a efecto lo acordado, en plazo de CINCO DíAS, computados, para el deudor desde la notificación del auto y para los demás legitimados contados desde la última publicación del anuncio de declaración del concurso.

Lo acuerda y firma S.Sª. Doy fe.
Firma del Magistrado   Firma del Secretario[/size]

Bueno, este que acá véis es el auto por el que Racing de Santander entró en Ley Concursal, añado que de los 37 millones de deuda el principal acreedor es Hacienda a la que se adeudan más de 14 millones, como así­ consta, pero también se les deben atrasos salariales a los jugadores por valor de 11 millones; en puridad es condición sine qua non para acogerse a la Ley Concursal documentar atrasos de al menos tres meses en el pago de nóminas y salarios.

En el cumplimiento de la ley, los dirigentes de Racing, supervisados por el trí­o de gestores designados por la magistrada, ha presupuestado una campaña de 28.735.000 € del que, por decisión de los administradores judiciales sólo se destinará menos de un 10% a la plantilla de fútbol, actualmente con dieciséis jugadores en nómina.

Por lo que he leí­do, la Ley Concursal permite aplazar el pago de la mitad de la deuda durante un perí­odo de cinco años y atender sólo los compromisos más urgentes. Los impagos y atrasos a los trabajadores de la empresa -en el caso de un club de fútbol, sus futbolistas-, son considerados deuda ordinaria y atendidos a su debido turno en función de la cuantí­a. Durante el tiempo que la empresa se halle en Ley Concursal, no se le podrá requerir el pago de haberes judicialmente, será preciso pactar con la junta gestora un plan de pago que de satisfacción de lo adeudado.

Un último detalle, el abogado asturiano Alejandro Alvargonzález es el mismo que llevó los procesos concursales del Real Oviedo y el Sporting de Gijón. Mal no les fue, y experiencia tiene.



No es el equipo cántabro el único que se ha acogido a la Ley Concursal, como resume y explica el Cinco Dí­as:

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/futbol-espanol-lider-procesos-concursales/20110412cdscdsemp_2/

Aunque a este expediente acuden Sociedades Anónimas Deportivas, quedando en el desamparo los equipos fuera del ámbito de la Liga Profesional:

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Deportes/20110701/seis/clubes/descienden/segunda/division/b/tercera/deudas/D98FD6A8-99FA-8685-3066726D48E663D8



Justamente el espinoso asunto de los salarios impagados es el que está creando polémica. La Ley Concursal permite a la empresa aplazar el pago de las nóminas atrasadas, considerándolas deuda contraí­da como con cualquier otro acreedor. Y pese a los casos de buena fe mutua (trabajadores que perdonan su deuda al club, o directivos que pagan "de estrangis" a los futbolistas más necesitados), la legislación mercantil mediante el auto judicial firme, anula la posibilidad de los futbolistas de demandar a su empresa por impago y al club en cuestión ser sancionado con la pérdida de la categorí­a por los haberes no cumplidos para con su plantilla.

Ésto genera un conflicto de intereses ente lo económico y lo deportivo (sin ir más lejos, los cuatro recién ascendidos a Primera División -Betis, Celta, Granada y Rayo Vallecano- están en Ley Concursal) al no poder producirse sanciones contra los equipos acogidos a esta figura judicial.

El Gobierno está estudiando una reforma de la Ley Concursal que permita descender de categorí­a a los morosos que se atrasen en el pago de las nóminas. A mi me parece un acto de demagogia (otro más).

Cabe recordar que las S.A.D. surgieron por iniciativa del PSOE para evitar la supuesta mala gestión de los clubs de socios (no lo dirán por Athletic de Bilbao y Osasuna), que habí­a llevado a la desaparición del Burgos y el Málaga. Ya vemos en que ha quedado la gestión "profesional" de los equipos de fútbol.

Javier Gómez-Navarro, secretario de deporte en áquel entonces proclamaba a los cuatro vientos que los equipos de fútbol no verí­an un céntimo de las arcas públicas. Lo mismito dice el último de sus sucesores, Albert Soler, ufano él. El dinero de las quinielas, Rtve, FORTA, ayuntamientos y comunidades autónomas al parecer no es del Estado.

Tiene mucha más razón el PP cuando dice que lo esencial no es castigar a los deudores, sino facilitarles su recuperación para que puedan cumplir sus compromisos adquiridos. Y que sacar a un equipo con un estadio grande (más de veinte mil personas) de la Liga Profesional supone llevarle a la quiebra por falta de ingresos (taquillas y televisión). Y la quiebra a nadie aprovecha, ni a moroso ni a deudores, aunque a los "Bhenjadores Gustizieros" les cause satisfacción hacer leña del árbol caí­do.



Conclusiones:

1.- El PSOE, una vez más, mete la pata hasta atrás.

2.- La Ley Concursal es la que es para todas las empresas que se acogen a élla. Habrí­a que estudiar el modo de resarcir a los trabajadores de las empresas a los que se adeuden atrasos. Si. Considerar, por ejemplo, prioritario satisfacer los pagos a la plantilla en nómina por encima de a los acreedores. ¡Pero a nivel general!

3.- Esta obcecación con el deporte que tiene nuestro Gobierno es obscena y lamentable. Sólo viven para éso, lo demás se les da tres higas. ¿De verdad créen que se van a ganar las simpatí­as de álguien así­?

4.- Y las actitudes, ¡ay!, las actitudes. Cuando todo iba bien consentí­an lo que no está escrito. Ahora que vienen mal dadas tratan de dárselas de firmes machacando a los más débiles.

Es penoso, de verdad, pe-no-so lo de éste Gobierno.


Estaba leyendo sobre los últimos acontecimientos relacionados con este club cuando me he topado con una foto de la Señora Jueza:

(http://s5.as.com/recorte/20111221dasdaiftb_20/C280/Ies/jueza_acabara_hoy_astracanada.jpg)

hmmm
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: kim en Diciembre 21, 2011, 11:02:14 p. m.
¿No irás por julio todaví­a, verdad? Porque si es así­, hoy no lo acabas.

Del domingo a aquí­, inmersos en la más absoluta de las vergí¼enzas.

Y para colmo, acabamos de clasificarnos para octavos de la Copa esa jodiéndose Acosta. De culo, cuesta abajo, a vela y sin frenos. Pero no pasa nada, son los colores.

¡Ah! Y no veas cómo se las gasta su señorí­a. De armas tomar, la chavala. Eso sí­, mona es.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Febrero 12, 2012, 04:02:13 p. m.
La escuelita de Griffa.

Jorge Griffa, santafesino, tuvo una destacada trayectoria como defensa central en Newell's Old Boys de Rosario, tal fue así­ que pese a jugar en un equipo modesto alcanzó la internacionalidad y disputó la copa América del 59 a la que concurrieron como grandes favoritos Argentina en tanto que organizadora y vigente campeona y el Brasil de Pelé, campeón del mundo el año anterior.

El escaparate le abrió a Griffa las puertas de Europa, las de un mohino Atlético de Madrid que languidecí­a a la sombra del gran Real Madrid de finales de los cincuenta con el veterano extremo Collar como referente. El argentino formó un fondo de defensa junto a Calleja y Rivilla que ayudó a repuntar al equipo colchonero, aupado a las más altas glorias por sus hombres traí­dos de acá y allá, el trotamundos Aragonés, el guineano -formado en Lezama- Jones, el pontevedrés y estrella del Flamengo carioca Ufarte o el "argentino" Gárate.

(http://sdehumo.net/photos/jugadores/images/756/original.aspx)
Madinabeytia, Griffa, Callejo, Ramiro, Calleja, Rivilla; Jones, Adelardo, Mendoí§a, Peiró y Collar.

Griffa era temible dentro y fuera de la cancha, central raspador y cacique del vestuario. Junto a él el Atlético consiguió su primera copa en 1960, al año siguiente repetirí­an tí­tulo y serí­an subcampeones de liga; en 1962 ganarí­an la recopa a la Fiorentina, su único tí­tulo europeo hasta la pasada Europa League; en el 63 perderí­an dicha final frente al Tottenham y volverí­an a ser subcampeones de liga; finalistas de copa en el 64 y segundos en la liga en el 65, conseguirí­an la liga en 1966 quince años después de su último tí­tulo.

(http://pictures.todocoleccion.net/tc/2011/02/25/24965646.jpg)
Rodri, Griffa, Glaria IV, Martí­nez Jayo, Calleja, Rivilla; Ufarte, Luis Aragonés, Gárate, Irureta, Collar.

Ya viejito en 1969 se fué a jugar en la Segunda División, a Español de Barcelona con el que ascenderí­a esa misma temporada y jugarí­a su ultimo año profesional retirándose del fútbol en 1971. Volviose a Rosario a dirigir a Newell's pero la experiencia fué un fracaso y al cabo de un año en 1973 decidió dedicarse a formar jugadores en el club rojinegro. Y allá, alejado de los focos, olvidado del gran público, Griffa hizo maravillas.

Algo puede intuirse cuando el seleccionador argentino Menotti llamó a todo el equipo de inferiores de Newell's Old Boys para jugarse la clasificación a las olimpiadas de Montreal. O en el orgullo que siempre muestran los leprosos rosarinos cuando indican que sus tí­tulos de liga del 88 y el 91 seguidos de sendas finales de Libertadores ambas perdidas ante Nacional de Montevideo y Sí£o Paulo fueron conseguidos con chicos surgidos en la cantera y ojo, no sólo los jugadores sino también los entrenadores.

Larga es la lista de jugadores conocidos, desde los campeones del mundo Américo Gallego (en el 78)y Almirón, Giusti y Jorge Valdano (en el 86), hasta los conocidos técnicos José Yúdica, Marcelo Bielsa y Gerardo Martino. Pasando por conocidos como Walter Samuel, Ponzio, Pochettino, Heinze, Scaloni, Duscher, Maxi Rodrí­guez, Biaggini, Balbo o Batistuta, entre un largo etcétera de jugadores captados y formados por Griffa antes de pasar a ejercer de ojeador de Boca Juniors.

En esta entrevista de El Gráfico (http://www.elgrafico.com.ar/2011/02/15/C-3337-jorge-griffa-en-primera-persona.php), ejemplar revista argentina de fútbol, justamente se narra los inicios de Bielsa como ayudante suyo.

(http://www.zancada.com/wp-content/imagenes/bielsa-joven.jpg)
Este sudaca melenudo será con el tiempo entrenador del Athletic.

Y por ahí­ cojo la punta para hablaros del Athletic de Bielsa, no sin antes recomendaros la página personal de Jorge Griffa, con entrevistas históricas, sección especial de su paso por España y hasta la posibilidad de comprar su libro sobre entrenos recientemente editado:

http://www.jorgegriffa.com.ar/index.php

Bielsa, como su mentor, fué defensa de Newell's, pero apenas jugó algún partido suelto antes de dedicarse a ejercer de ojeador para Griffa. Como todo técnico surgido de la escuelita de Griffa, con la notable excepción de Valdano que creo que se sacó su curso de entrenador en España, sus equipos se arman de atrás hacia adelante, recordad a Martino con la selección paraguaya en el Mundial o a Pochettino en Espanyol de Barcelona.

Marcelo Bielsa es el más distinguido alumno, por su suicida vocación ofensiva, por su presión en ocasiones afixiante, por su verbo embrollado poco apto para portadas escandalosas... Su profunda identificación con los valores de cantera hacen que su debut como técnico, en su Newell's del alma, fuera la mejor etapa de su carrera en cuanto a tí­tulos. Alguno ganarí­a después con los bonaerenses de Vélez Sarsfield o con la selección de Argentina, pero quedó marcado de por vida ante sus compatriotas por el desastroso mundial de 2002.

Se le destaca mucho más como mentor de jóvenes, como un trabajador a largo plazo más que como un resultadista, es de lo poco que le reconocen en Argentina, y lo que hace que le pongan por las nubes en México o Chile. De su acertada adquisición por el Athletic dan fe los cuatro ví­deos de su presentación en sociedad, una hora de aburridos y no necesariamente sobrios análisis del equipo que aspiraba a entrenar:


Y ver jugar al actual Athletic es una gozada. Es y no creo estar exagerando, el eqipo que mejor juega de España. El invento de poner a Javi Martí­nez en la cueva, cosa en que yo no confiaba pero se está saliendo. La explosión de dos chavalines zurdos el defensa Aurteneche (19 años) y el carrilero De Marcos (20 años). Ese centro de campo donde Iturraspe, Susaeta, Gabilondo, David López o Iñigo Pérez alternan presencias en función de las necesidades y el rival, pero donde el eje Javi Martí­nez-Ander Herrera-Iker Muniaí­n es intocable. Y el unidelantero tí­pico del bielsismo, Llorente. Más las acostumbradas prestaciones del arquero Iraizoz y el carrileo Iraola.

Los puntos oscuros son los de siempre en el bielsismo, mal repliege si pierden el balón cuando están volcados en ataque y no manejar jugadas de ataque para más de un delantero. Pero de este Athletic gusta ver hasta la camiseta suplente.

(http://www.canalathletic.com/archivos/201105/vizcaya-noticias-201105-02-media-ath2--300x250-264xXx80.jpg)

Y acá, uno de los mejores partidos, sino el mejor de esta temporada:

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 08, 2012, 12:55:50 p. m.
(http://amorypasiones.com/wp-content/uploads/2010/12/sota_oros1.jpg)

Safet SuÅ¡ić nació en la ciudad de Zavidovići (Bosnia) en 1955. Su hermano mayor Sead, que jugaba de delantero, habí­a sido captado por uno de los dos equipos de la capital bosnia, los granate del Sarajevo, mientras que él tení­a que conformarse con jugar de siete en el equipo de la poderosa compañí­a maderera Krivaja. No fue hasta los diecisiete años que el mismo Sarajevo se fijó en él; para entonces su hermano ya jugaba en el Estrella Roja de Belgrado.

Safet, al que por su aspecto avejentado y sapiencia futbolera apodaban Papá SuÅ¡ić, acumuló durante diez años honores y distinciones individuales, máximo goleador, internacional con Yugoslavia, mundialista en España'82. Pero no ganó tí­tulo alguno aunque anduvo cerca. Por entonces en Sarajevo el equipo que pitaba eran los también granate del Bosna Sarajevo, el equipo de baloncesto que de la mano de Mirza DelibaÅ¡ić (sit tibi terra levis) se convirtió en el primer equipo yugoslavo que ganaba la Copa de Europa.

Así­ que más allá de buenos puestos, actuaciones discretas en la UEFA y de ganar el tranquilo derbi local a los del Zeljeznicar -literalmente Ferroviarios-, poco más. Encima en el Mundial Yugoslavia cayó en primera fase. Pero SuÅ¡ić ya habí­a cumplido lo veintisiete años reglamentarios para obtener el permiso de jugar en el extranjero. Y habí­a destacado los suficiente como para que un equipo francés se fijara en él, el Paris Saint-Germain.

Era el PSG un equipo artificial, surgido de la voluntad de la alcadí­a de Parí­s cuyos colores luce de tener un equipo profesional dado que los históricos de la capital, los albicelestes del Racing Club France y los verdiblancos del Red Star, no quisieron abandonar el amateurismo. Durante otros diez años antes de retirarse, goles y asistencias prodigó SuÅ¡ić al no menos grande Dominique Rocheteau y entre ambos consiguieron llevar al equipo a ganar la liga del 86.


(http://www.barajasdetarot.es/wp-content/uploads/2011/09/sota.jpg)

Luc Nilis nació en la ciudad flamenca de Hasselt en 1967, pronto atrajo la atención de los gigantes de Bruselas, los purpurados del Anderlecht donde formarí­a pareja con su más conocido compañero de generación Enzo Scifo. Pese a sus muchos tí­tulos no serí­a hasta pasado el mundial de Estados Unidos en 1994 que abandonarí­a el paí­s para irse a jugar con el también poderoso PSV Eindhoven, en aquellos años a la sombra del Ajax de Val Gaal.

Allí­ formarí­a célebres duplas con el brasileño Ronaldo -que le tiene por el mejor compañero de delantera con el que haya jugado- y el neerlandés Van Nistelrooij, siempre como segundo delantero con buena pegada en las faltas. Ya mayor intentó juntar algo de dinero en la Premier, pero le lesionaron al tercer partido.


(http://amorypasiones.com/wp-content/uploads/2011/02/sota_espadas.jpg)

Vassilis Hatzipanagis nació en Tashkent (Uzbequistán) en 1954, hijo de una familia de refugiados polí­ticos griegos. Pronto destacó lo suficiente en el Pankhrator local como para jugar con la CCCP, desgraciadamente en su puesto tení­a una durí­sima competencia, ni más ni menos que el ucranio Oleg Blokhin y no pudo jugar tanto como quisiera.

Por unas cosas y por otras se le autorizó a volver a la tierra de sus padres, pero se le obligó a jugar en el modestí­simo Iraklis de Salónica y no se le consintió ser seleccionado por Grecia. Con los albiazules apenas ganó tí­tulos aunque si el cariño y reconocimiento de la Hélade toda. Ni siquiera fue capaz de oscurecer al gran equipo local los "bizantinos" del PAOK -que junto al AEK de Atenas son los dos equipos de exiliados de Constantinopla- y tuvo que conformarse con rivalizar con el Aris.

Así­ que el pobre Hatzipanagis, entre que no ganó nada y además era griego, alguno supondrá que no debí­a ser muy bueno.


(http://quebellassontustiendas.files.wordpress.com/2011/04/sota-de-bastos.jpg)

Preben Elkjí¦r-Larsen nació en la capital danesa en 1957. No serí­a hasta los veinte años que, gracias a la convocatoria para la selección, atrajera la atención del un poderoso equipo alemán, el Colonia, donde su estilo juerguista y mujeriego y el ser un fumador impenitente le llevaron al ostracismo absoluto. Malvendido al Lokeren, arribó con otro escandinavo, el islandés Gudjohnsen y ambos vikingos sacaron provecho de la sapiencia de los veteranos polacos Liblianski y Lato afincados en el modesto club belga.

ídolo de la grada blanquiamarilla durante cinco años, Elkjí¦r-Larsen siguió siendo un habitual de la dinamita danesa, ahí­ con Morten Olsen, Soren Lerby, Frank Arnesen, John Lauridsen y Alan Simonsen. "Bajito" entre los daneses -apenas metro ochenta- su corpulencia y por qué no decirlo su estilo bronco y marrullero eran apreciados en aquella selección de exquisitos.

A los veintisiete años durante la Eurocopa de Francia'84, donde formarí­a pareja con el adolescente Michael Laudrup, consiguió un contrato para jugar en el calcio. Tratábase del modesto Verona, que ahora hay que decir Hellas Verona para no confundirlo con el Chievo. Manda narices que la cuidad del turismo romeojulietense tenga dos equipos en primera y Turí­n haya llegado a no tener ninguno entre la quiebra del Torino y el descenso de la Juventus.

Con los auirazules logró lo que parecí­a imposible, el año que arribaron a Italia Rummenigge o Sócrates Brasileiro (sit tibi terra levis) pero sobre todo Maradona, el Verona ganó el scudetto y nuestro gran danés el centro del altar de todo seguidor del Hellas que se precie.

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Marzo 18, 2013, 08:20:43 p. m.
Hoy hablaremos de uruguashos a contracorriente, al menos desde el punto de vista español donde conocemos al vistoso Peñarol pero no al anodino Nacional. Donde, suponemos, que por su pobreza o falta de estudios, todos los futboleros exitosos son de derechas por simple egoí­smo o ignorancia. Y preferimos sentimentalmente a supuestos zurditos habladores que mezclan el fútbol con la cuestión social.

Dos tipos honestos y decentes, os gusten sus ideas o no (a mí­ no que soy anarka). Ambos de Nacional. Ambos jugaron en España, de hecho hay más, ambos jugaron en el desaparecido Logroñés, y el defensa coincidió con mi í­dolo Quique Setién (http://www.renaldinhos.com/2008/07/quique-setin.html). Creo que ni da hablar de su extensa y exitosa carrera futbolí­stica. No escribiré panegí­ricos que vosotros mismos podéis encontrar en internet. No os buscaré ví­deos de Youtube con sus mejores jugadas.

Os pondré un par de videí­tos donde explican su versión del sentido de la vida.

Rubén Sosa

(http://3.bp.blogspot.com/-js_G3LPEXTs/Tm5Shz57wtI/AAAAAAAACKc/vmUhD1R6x2o/s1600/1990-ruben-sosa-vs-espa%25C3%25B1a.jpg)

Segundo delantero con mucha clase y descuidado fí­sico, por desgracia recordado como camarillero, que nunca destacó a máximo nivel, siendo su mayor baldón el penal que falló en el empate a cero entre españoles y uruguayos en el mundial de Italia'90.




Hugo de León

(http://2.bp.blogspot.com/-H_Ou7GiwZg8/TqqkQijoK4I/AAAAAAAABTo/MOAwiiqJuCs/s1600/de+leon.jpg)

Defensa recio y noble, que alternó idolatrí­as como puntal de dos campeones de América -en Gremio de Porto Alegre (1983) y en su querido Nacional de Montevideo (1988) con pasos patéticos por River Plate o Logroñés.

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Dan en Marzo 18, 2013, 09:56:32 p. m.
Precisamente esta mañana he leí­do una entrevista (de hoy) a Rubén Sosa en el Periódico de Aragón:
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/deportes/ruben-sosa-ganar-esa-copa-del-86-fue-como-ganar-campeonato-del-mundo-_839418.html
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Diciembre 29, 2013, 05:03:19 p. m.
"Ya no hay gabarra, oé; ya no hay gabarra, eó; ya no hay gabarra, oo ee; no hay gabarra oé oé" celebraba el fin de temporada la muchachada colchonera, Atlético de Madrid terminó el curso del ochenta y cinco satisfecho, con una Copa del Rey ganada a su casa madre, Athletic de Bilbao y una victoria por 0-4 en el Bernabéu como mejor recuerdo de la liga.
 
El equipo de Luis Aragonés era un bloque que salí­a casi de memoria, con una defensa áspera en la que eran fijos Tomás, Ruiz y Arteche (sit tibi terra levis), un centro de campo con el pulmón Julio Prieto, el armador palentino Chus Landáburu, un todoterreno en banda izquierda, Quique Ramos y una suerte de antecesor de Iniesta de aquella época, Roberto Simón Marina,  y en la delantera la dupla formada por un oriundo argentino,  el negro Cabrera y el mexicano Hugo Sánchez. Justamente éste se convirtió el culebrón  del verano con su interminable traspaso al Real Madrid.

Hugo habí­a llegado en el ochenta y uno avalado por su fama de gran estrella del balompié azteca, esperando repetir el buen rendimiento del brasileño Dirceu Guimarí£es (sit tibi terra levis) que también procedí­a del paí­s centroamericano.  No hubo tal, allá donde el extremo zurdo brasilero poní­a elegancia en el manejo, Sánchez mostraba tosquedad con el balón en los pies; si Dirceu era un caballero que jamás recibió una amonestación, el mexicano marrullero era sancionado con frecuencia; en fin, donde el uno deleitaba con maravillosos lanzamientos de falta, el otro se pasó sus cuatro primeros meses sin anotar un gol y mostrando claros desconceptos a la hora de rematar por alto, como situarse para los saques de esquina en la raya de gol o salirse del área chica en los centros de sus compañeros.

Lo pasó bastante mal el pobre Hugo, las silbatinas eran contí­nuas, los gritos de "tronco" y "paquete" brotaban de las gargantas en cuanto tocaba un balón, se planteó muy seriamente el devolverle a México, pero el Calcio abrió sus puertas a los jugadores extranjeros y allá que se fue el idolatrado Dirceu. Así­, para bien o para mal, al Aleti no le quedó otra que seguir bancando al manito y éste de a poco se asentó trocando la suspicacia en admiración.

Con todo la afición no lamentó mucho su marcha y dedicó el verano a ilusionarse con sus nuevos refuerzos extranjeros, el delantero uruguayo Polilla Da Silva, de gran rendimiento goleador en el Valladolid y el arquero campeón del mundo Pato Fillol con el que se esperaba atajar la maldición que aquejaba a la porterí­a rojiblanca desde el gol de Schwarzenbeck. Para mi pesar, menos entusiasmo suscitaba la contratación de mi í­dolo, Quique Setién, de Racing de Santander... que si vení­a a cubrir un posición que ya estaba cubierta (la lí­nea de centrocampistas era lo mejor del Aleti), que si se habí­a pagado demasiado por álguien que a lo peor terminaba de suplente (48 millones de las antiguas pesetas)...

(http://img170.imageshack.us/img170/4439/quiquejimenezmarcosws7.jpg)
Acá siendo aún juvenil junto a el paraguayo Giménez y Marcos que también se irí­a al Aleti y de ahí­ al Barí§a

"Setién, selección" se convirtió prontamente en el nuevo grito de guerra de la parroquia atlética ante el sorprendente (para éllos) buen rendimiento del santanderino.

Quique era un mediapunta de buen pie no muy rápido, lo que en un equipo modesto implica ser motejado de pechofrí­o, dos fracturas de ligamento y otra de tibia y peroné le ganaron también fama de frágil, pese a tener buen disparo rara vez lanzaba faltas pues preferí­a aprovechar su envergadura para acudir a rematar de cabeza.

http://www.renaldinhos.com/2008/07/quique-setin.html

Como todos los genios que tienen la mala suerte de darse a conocer en un equipo chico, solí­a tener unas relaciones conflictivas con entrenadores y directivos y no terminaba de adaptarse al fútbol profesional, no se aborregaba ahormaba a las servidumbres que impone la sociedad a sus "ejemplares" deportistas. De ahí­ que no le guste el fútbol moderno.

Y como pequeña distracción, a falta de playstation tení­a y tiene el ajedrez, al punto de llegar a jugar unas simultáneas contra el maestro soviético Anatoli Kárpov en Autol (La Rioja española) cuando jugaba en el desaparecido Logroñés.

http://deportes.elpais.com/deportes/2013/11/28/actualidad/1385671689_974581.html

La Federación escuchó los reclamos del pueblo (?) y Quique Setién fue convocado para el Mundial, aunque sólo jugó en tres amistosos de preparación. Ya en México dijo cuatro frescas sobre la actitud cortijera del séquito de directivos que acompañaban a la expedición y éstos -como buenos dirigentes españoles incapaces de aguantar ni la más mí­nima- le acusaron de ir requebrando a las mujeres de los jugadores daneses que compartí­an hotel con los españoles y le vetaron para siempre de la Roja.

Pero antes de llegar a éso está la Recopa del 86, a la que  Atlético accedí­a como campeón de la Copa del Rey como se recordará.

"A Lyon, chin pom, a Lyon, chin pom; el Aleti va a Lyon, chin pom." atronaba la afición camino de la sede central de la Renault, aunque para llegar al sorprendente final en el Stade Gerland nunca las tuvieron todas consigo.

De entrada les cayó en suerte, en desgracia más bien, Celtic de Glasgow el primer equipo británico en ganar la Copa de Europa. Los verdiblancos contaban con la nueva figura del futbol escocés, el delanterito Mo Johnstone que estaba amargando la clasificación de España para el Mundial, su fuerte también era el centro del campo, con el cierre Aitken, el cerebro McStay y el llegador McClair y bajo palos tení­an al irlandés "San" Paddy Bonner.

Un empate a uno en el Calderón, gol de Quique Setién, hizo que más de uno diera por perdida la campaña europea. Pero en lo que se convertirí­a en una constante rojiblanca, ganaron 1 a 2 en el Celtic Park con un nuevo gol de Setién y otro de su tocayo Ramos.


El modesto campeón galés Bangor City fue la eliminatoria más sencilla, un 0-2 en la célebre población universitaria con goles de Da Silva y nuevamente Quique Setién, máximos goleadores colchoneros en la competencia, antes de la media hora hicieron que, pese a las lesiones de Fillol y nuestro héroe el pase estuviera garantizado. El trámite de la vuelta se lí­quido por la mí­nima gracias al gol de Landáburu.


Brava parada aguardaba al Aleti en cuartos en el Pequeño Maracaná contra el Estrella Roja, que en pleno proceso de reconstrucción presentaba como figuras a los hermanos Mirko y Bosko Djurovski y el temperamental Mrkela, pero el verdadero talento de los rojiblancos serbios era su armador Milan Jankovic, cuyo traspaso al Real Madrid les permitió contratar a Savicevic y Pancev.

Los todaví­a yugoslavos trataron de enrarecer el ambiente desde el precalentamiento yendo a entrenar a la porterí­a donde estaban los españoles para amedrentarlos, solo Fillol se quedó allá aguantando los empujones. Pero el ardid se les volvió en contra y los que terminaron desquiciados fueron éllos que durante el partido no sólo se estrellaron una y otra vez contra el arquero argentino sino que descuidaron la marca de tal manera que Da Silva les hizo los dos goles que tuvo el partido.

A la vuelta en el Manzanares un tempranero gol de Marina terminó con las pocas esperanzas que tuvieran aunque por pundonor consiguieran el empate.


El equipo pobretón de la multinacional farmacéutica Bayer, el Uerdingen (los buenos son los de Leverkusen) fue el rival en semis. Los celestes contaban con el defensa libre internacional Herget -que lo era por la negativa de su colega muniqués Augenthaler a jugar con la mannschaft- los hermanos Friedhelm y Wolfgang Funkel y el delantero islandés Gudmunsson. Un magro gol de Julio Prieto llevaron de renta los colchoneros, pero volvieron a ganar como visitantes haciendo pleno por 2 a 3 con goles de Rubio, Cabrera y de nuevo Julio Prieto.


Y así­ llegamos a la final en Francia, con ambientazo en las gradas porque el rival Dinamo de Kiev como buen club soviético no trae seguidores. Los ucranios cuentan con el veterano Blokhí­n como estrella y varios mundialistas del ochenta y dos: Bal, Demianenko, Baltacha, Bessonov y Evtushenko. Sólo con éso son un equipo bastante respetable.

Pero además Lobanovsky ha aprovechado su cargo de seleccionador soviético para atraer al Dinamo a todos los jóvenes talentos de otros equipos cercanos. Así­ los, Kutznesov, Rats, Litovschenko, Yakovenko,  Yaremtchuk, Zavarov, Protassov y Belanov se disponen a asombrar al mundo con su juego maravilloso...

Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Julio 13, 2014, 08:08:53 p. m.
Alboreaba el quattrocento. La desintegración de los dos imperios romanos -el legí­timo de oriente que los cismáticos llamamos bizantino y el fraudulento Sacro Imperio- era una realidad innegable que habí­a propiciado un maremágnum de distintos señorí­os que señoreaban entre poco y menos. La costa dálmata del Adriático estaba en manos de ciudades-estado vasallas de la Serení­sima República de Venecia.

En esas estábamos cuando un pequeño señor serbio, Stjepan Vukčić Kosača, se hartó de servir al pusilánime de su rey y señor que no sólo habí­a pactado vasallaje con los pujantes otomanos sino que que para más escarnio andaba en negociaciones con el Sumo Pontí­fice para renegar de la verdadera fe a cambio de tropas para combatir al turco. Nuestro prócer por contra decidió ofrecer su vasallaje al más bruto que encontrara con la esperanza de que en compensación le enviaran tropas con las que emanciparse de su rey principalmente y luego ya si eso de los muslimes.

Tal era la fama que habí­an ganado Roger de Flor y sus almogávares un siglo antes, que la célebre maldición griega "así­ te alcance la venganza de los catalanes" se habí­a extendido por todos los Balcanes, por lo que que en principio Stjepan ofreció su vasallaje a Alfonso V de Aragón y ante su falta de interés al Káiser Federico III de Habsburgo que le hizo el mismo caso, o sea ninguno. No obstante tal trasiego diplomático hizo que nuestro terrateniente tuviera que presentar sus credenciales con un tí­tulo adecuado, y pareciéndole de poco lustre y elegancia su eslavo Vojvoda y no queriendo utilizar el latino Dux para que nadie lo acusara de amigo de los venecianos tan odiados por el Papa y los catalanes, se agarró al tí­tulo equivalente alemán de Herzog. Y herzog por aquí­, herzog por allá, a aquella región montañosa junto a la costa dálmata por encima de Montenegro se la conoce como Hercegovina.

¿De qué viví­an los lugareños? de las explotaciones mineras de bauxita (a dí­a de hoy la industria del aluminio sigue siendo la principal riqueza de la zona) cuyas remesas eran esperadas con avidez por la flota veneciana en el puerto de Ragusa (hoy Dubrovnik). Pero, ¡ay!, habí­a un problema para llegar a las montañas era preciso cruzar el Neretva, el tí­pico rí­o costero mediterráneo que lo mismo es una rambla seca a finales de verano que una temible fuerza de la naturaleza durante el deshielo primaveral.

Fue de este modo que unos avispados emprendedores erigieron un poderoso puente de madera sobre el rí­o. Y para "amortizar gastos" sendas barbacanas a cada orilla, de tal modo que quién quisiera cruzar el rí­o con sus mercaderí­as no les quedara otra que pagar el pontazgo. Por si alguno no capta la construcción, como Las Gemelas de los Frey en Juego de Tronos. Fina, fina les quedó la obra, tanto que los otomanos la conservaron y a su alrededor construyeron una ciudad con el nombre del propio edificio, Puente Viejo que le decí­an en eslavo, Mos Stari.

Los turcómanos edificaron Móstar como cualquier otra ciudad oriental, con dos barrios diferenciados, uno dedicado al comercio e industria de manufacturas y otro residencial. En plan Satán es mi señor, ahora ve y haz burla de Niemeyer o Le Corbussier. Mas vino el sultán de la Sublime Puerta de paso por la zona camino de asediar Viena y vió que la idea era buena pero mejorable. Y dispuso el simpar Solimán el Magní­fico que los mejores ingenieros de su invicto ejército reedificaran el puente en piedra.

(http://4.bp.blogspot.com/-XFyyS5O4KHo/Un4ErSNVa-I/AAAAAAAAA6E/IAeq8Dhky9Q/s1600/stari+most+70.gif)

Solimán el Magní­fico, es que se te llena la boca. Bueno en la foto además de su puente podéis ver el inmenso muro rocoso de las primeras estribaciones del Monte Velež. Justamente acá empieza el fútbol pues es la conjunción de los nombres del monte y la ciudad con los que compite el equipo rojo representativo del lugar. Dicen del FK Velež Mostar que su época de oro fueron los setenta cuando aportaron a la selección al goleador Vahid Halilhodzic (hoy seleccionador de Argelia) que junto con los también bosnios Safet Susic y Zlatko Vujovic, ambos sarajevitas el uno musulmán y el otro católico formaron la delantera plavi en el mundial de España.

Pero en realidad más popular sonará a los españoles el Vélez Móstar de finales de los ochenta donde su máxima estrella y goleador era el extremo izquierdo Semir Tuce, que escoltado por Pedrag Juric, Ivica Barbaric y Anel Karabeg cosiguió el último tí­tulo de la institución, la copa Yugoslava del 1986 así­ como un tercer puesto tras los colosos belgradenses Partizán y Estrella Roja, en una liga mancillada por el escándalo de los amaños de partidos en la última jornada. Un nuevo escándalo, la anulación de las sanciones por los amaños, permitió al Partizán volver a ganar en los despachos la liga de 1987 con nuestros rojillos escoltándoles como segundos una liga que en el campo habí­an ganado los macedonios del Vardar Skopje. Otro tercer puesto tras el derbi eterno, esta vez ganó Estrella Roja y escoltó Partizán, fue el colofón de la última gran época de Vélez Móstar que traspasó a Barbaric, Juric y Karabeg al Burgos, un equipo de nuevos ricos que recién habí­an ascendido a la segunda división A española y que gracias a nuestros mostarenses quedaron campeones de la misma en el 1989 y equipo revelación de primera al año siguiente, luego el equipo castellano morirí­a de éxito.

Creí­a el Vélez Móstar y no creí­a mal que sus nuevos valores ya suficientemente fogueados podí­an cubrir las ausencias, el centrocampista Sergej Barbarez, pero sobre todo su pareja de arietes el serbio Vlado Gudelj y el bosnio Meho Kodro. Una nueva final de copa, esta vez perdida, en 1989 el año de su última participación en competiciones europeas parecí­a corroborar la impresión. Luego todo el paí­s se fue al carajo.

(http://www.mostar.pro/slike/FK_Velez-osvajac_Kupa_m_Tita_1986.jpg)

No quiero meterme con el tema de la Guerra de los Balcanes, pero si hacer un inciso para explicar que una de las causas aducidas fue la pérdida de capacidad productiva de la economí­a yugoslava a lo largo de los años 70. Quizá me equivoque, es una idea personal, pero como en occidente los yugoslavos intentaron compensar la economí­a priorizando el sector servicios, lo que explicarí­a sobre todo que muchos jóvenes vieran en la práctica deportiva un medio seguro de asegurarse su subsistencia, pensad en la hornada de veinteañeros que deslumbraron en fútbol, baloncesto o balonmano en los años noventa. Sustituyeron la economí­a productiva por la especulativa con los resultados que hoy en dí­a en occidente conocemos y cuyo ejemplo deberí­amos temer pues llevamos su misma derrota hacia el desastre.

Volvemos a nuestra pareja de nueves, Gudelj y Kodro, dos tí­picos unidelanteros del bloque comunista. Grandotes y fuertes como osos, al igual que los plantí­grados tras su engañosa apariencia pesada eran peligrosamente veloces. El delantero moderno tal y como le conocemos tan poderoso fí­sicamente como veloz (Ronaldo, Weah, Henry, Drogbá, Rooney) surgió en el Este de Europa.

Gudelj, el más tosco, pronto recibió ofertas del antes mentado Burgos para que formara dupla con Kodro, pero éste ya estudiaba ofertas mejores del Nantes y la Real Sociedad. Al final el serbio recaló en un Celta de Vigo que penaba en los últimos lugares de la segunda A y se convirtió en máximo goleador al paso que subí­a al equipo gallego a primera, donde siguió ejerciendo sus buenos oficios de hombre diana durante varias temporadas. Una final de copa del Rey perdida ante el Zaragoza en 1994 y la clasificación para competiciones europeas en 1998 señalan el buen hacer de uno de los mayores goleadores de la entidad celeste.


http://historiadoceltadevigo.net/index.php?option=com_content&view=article&id=652:vlado-gudelj&catid=126:entrevistas-ex-xogadores&Itemid=398

Kodro, otro jornalero del área con buen juego aéreo y duros zapatazos, recaló con los txuri-urdiñ y les surtió a goles. Menos centrado, alternaba largas sequí­as con orgí­as goleadoras. Mucho más afectado por la guerra, deambulaba como alma en pena por los partidos.

Primera de tres partes que podéis seguir en Youtube.
Es muy bonito de verdad el cariño que profesan los txuri-urdiñ a sus antiguas estrellas, como suben entrevistas y ví­deos de éllos.
Buscad los de López Ufarte o Aldridge.


http://m.noticiasdegipuzkoa.com/2012/08/13/la-real/el-mensajero-de-kodro-en-la-guerra

Aún así­ consiguió que se fijara en él el Barí§a para reconstruir el equipo en 1995. Un gran error, aunque comprensible, no era más que una cabezonerí­a de Cruijff, que rezongando contra el entorno, esta vez sin razón, le prefirió sobre Davor Suker e hizo que los culés desembolsaran setecientos millones de pesetas por él (al año siguiente el Madrid pagó por el traspaso de Suker seiscientos millones).

Una pequeña curiosidad, un enfrentamiento entre la Real de Kodro y el Celta de Gudelj.


El año del doblete del Aleti, fue un año horrible para los blaugrana, faltos de todo, con apenas cinco defensas y el propio Kodro como único delantero, Figo en su primera temporada y Prosinecki y Hagi ostracisados al banquillo. El único consuelo culé residí­a en que al Madrid le iba todaví­a peor, llegando al punto de destituir a Valdano.

Encontradas sensaciones habí­a en el Camp Nou ante la visita merengue. Diez jornadas sin marcar llevaba el deprimido Kodro, algo más de paciencia se mostraba con Figo extremo con poco gol pero que llevaba dieciocho partidos sin mojar. A once puntos, once del lí­der el Atlético de Madrid. Abiertamente se hablaba de ultimatúm a Cruijff. O victoria o cese.

 Y el equipo dirigido eventualmente por el anciano Arsenio Iglesias dió en el Camp Nou una lección de fútbol al Barí§a. Al menos en la primera parte se los merendaron, el argentino Redondo fue dueño y señor, el tridente Laudrup, Raúl, Zamorano infartaba las gradas en cada avance. Y ojo que no eran las tí­picas arreadas blancas, no. Buen juego, triangulaciones, busquedas de espacio, el Madrid parecí­a el Brasil del 82. Y el Barí§a, Nueva Zelanda. Con prehistóricos marcajes al hombre y voleones a la grada para minimizar la goleada que se les vení­a encima y el árbitro haciéndose el longui ante los penales que se cometí­an en el área local.

Mmmm, antes de que alguno me salte a la yugular, que sepáis que soy del Barí§a y además estuve allí­.

El indignado público barcelonista llegó a corear por mofa y befa la marcha triunfal de Aí­da, el tarareo favorito de su ácrima némesis de la capital, por mucho que Guardiola, más pendiente de marcar a Redondo que otra cosa, afirmara lo contrario en el tí­pico ejercicio de populismo tribunero. Y en éstas andaban cuando en una jugada aislada Kodro anotó el gol que evitó que el Camp Nou saltara en llamas. Un Madrid tan elegante como frágil se vino abajo en la segunda parte. El Barcelona obtuvo la más injusta de sus victorias y además por "goleada" 3-0 habiendo sido netamente inferior. Hasta Núñez aplaudí­a desganado el postrer gol de Kodro que le impedí­a despedir a Cruijff.


¿Y mientras el Vélez? Pues la ciudad se dividió entre los croatas en la parte oeste, más cercana a la costa y los musulmanes en el este. El estadio de Vélez Móstar para unas veinte mil personas quedó en manos croatas y no permiten que juegen los rojos en él. En su lugar se han montado la historia lacrimógena del Zrinjski, un equipo al que Tito hizo desaparecer, muestra dicen éllos de lo mucho que los comunistas odiaban al buen pueblo croata.

Bien contemos la otra parte de la historia. Sí­, es cierto que el Zrinjski fue disuelto porque fue de los pocos equipos que se avinieron a jugar en la liga germano-italo-croata del efí­mero régimen tí­tere de los ustacha. No me cebaré en las maldades de los colaboracionistas, muchos de éllos prelados de la Santa Madre Iglesia católica apostólica y romana,
pero que conste que hasta los más curtidos genocidas nazis salí­an espantados de lo que allí­ veí­an. Una sóla palabra buscad: Jasenovac.

Si os digo que los comunistas de Tito "sólo" persiguieron a los colaboracionistas. Esto darí­a lugar a vergonzosos episodios de venganza, principalmente contra las mujeres, no muy distintos de los que hubo en Italia, Francia o los Paises Bajos, por poner naciones occidentales. Pero Tito nunca persigió a los croatas, de hecho era lugar común que era seguidor del Hadjuk Splitz el gran equipo de fútbol dálmata.

Por no hablar del baloncesto donde los croatas arrollaban con sus Sibenka Sibenik, Zadar, Jugoplastika Splitz o Cibona de Zagreb, frente a la magra oposición de la sección de baloncesto del Ejército, el Partizán. De hecho, el primer equipo yugoslavo que gano la Copa de Europa fueron los bermellones del Bosna Sarajevo claro que contaban, afortunados éllos, con el inigualable Mirza Delibasic (sit tibi terra levis). Afortunados éllos y los que le vimos en el Real Madrid, porque él si que era un genio del baloncesto.

En suma que el recreado Zrijsnki, se quedó con el estadio de Móstar, con las ayudas y subvenciones y con el aporte de famosos como Luka Modric que disputó algunas pachangas con éllos para recaudar fondos. Hacen honor a su vituperable pasado con actitudes ultraderechistas.

Mientras el Vélez Móstar es visto como el equipo del pasado y dirán algunos que no menos criticable régimen comunista (al parecer ahora que son capitalistas viven mucho peor, pero bueno) donde lo mismo jugaban serbios, que croatas, que bosnios, una abominación al parecer malvadí­sima y horrible. Se han tenido que hacer un estadio, que consiste en graderí­as móviles con tubos y tablones como las de los equipos de instituto de las pelí­culas americanas. No entran ni siete mil personas. No pintan nada en la liga bosnia.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Febrero 15, 2015, 01:30:21 p. m.
Competitividad, excelencia y meritocracia.

Modernas consignas por las que se justifica que un par de futbolistas perciban un millón de euros al mes mientras el grueso de los profesionales no saben si, con un poco de suerte, lograrán cobrar parte de sus modestos emolumentos al final de temporada. Para que esto suceda, claro, hay que elevar a la categorí­a de mito al deportista triunfador y exacerbar sus méritos para distinguirle de posibles rivales al puesto: La glotonerí­a de los números y las estadí­sticas, que un falso cientifismo nos lleva a confundir con baremos de calidad.

1.- Cuenta la leyenda que en el año 83 el joven Drazen Petrovic llevó a la modesta Sibenka Sibenik a ganar la liga yugoslava, pero que una cacicada de la federación les quitó el tí­tulo para dárselo al Bosna de Sarajevo. Se enmarca el suceso dentro del proceso de construcción nacional de los oprimidos croatas frente a los malvados yugoslavos.

Lamento decir que el partido lo iba ganando el Bosna por un punto, Petrovic se jugó el último tiro sobre la bocina y... falló (atentos al detalle que se repetirá mucho). Por fortuna para él el árbitro se inventó una falta a su persona y se le permitió tirar dos tiros libres. El propio entrenador de la Sibenka le pidió al joven escolta que fallara a propósito para evitar incidentes. Pero Drazen era un ganador. La federación tomo cartas en el asunto, suspendió el partido y obligó a repetirlo en cancha neutral. Los dálmatas no se presentaron.


2.- Narra la leyenda que en el año 85 el veinteañero Petrovic batió el record de anotación de Yugoslavia colando 112 puntos al Olimpia de Ljubljana

Lamento señalar que el equipo esloveno no habí­a inscrito a sus jugadores profesionales y, obligado a jugar, llevó a los juveniles. De hecho la prensa yugoslava acogió la hazaña con frialdad, incluso utilizaron la expresión "bufonada" para describir la gesta. Su ex-entrenador, ahora al frente del Zadar que ganarí­a la liga ese año, propuso a su plantilla batir el record de Drazen en una fácil eliminatoria resuelta contra un equipo chipriota y éstos en principio se negaron. Al final el decimosegundo jugador de la plantilla, un tal Babic, se avino a hacer de palomero y subió el record a 144 puntos.

3.- En el año 86 la Cibona de Zagreb ganó su segunda Copa de Europa consecutiva ante el Zalguiris de Kaunas en un partido que enfrentaba a las dos estrellas emergentes del baloncesto europeo y que todos recuredan por la expulsion del pí­vot lituano Arvydas Sabonis por agresión.

Lamento precisar que Sabonis fué expulsado a diez minutos del final y aún así­ fue el máximo anotador y reboteador del partido con 27 puntos y 14 rebotes. Por parte croata los máximos anotadores fueron Cjveticanin y Usic. ¿Petrovic? 4 de 10 en tiros de dos y 2 de 5 en triples.

http://www.linguasport.com/baloncesto/internacional/clubes/c1/c1_e.htm

4.- La Yugoslavia de Petrovic y su camarilla de la Cibona era un quiero y no puedo. Durante seis años sufrieron decepción tras decepción. Hasta que aparecieron los ases de los dos grandes del baloncesto yugoslavo, por este orden, la Jugoplástika de Splitz y el Partizán de Belgrado. Para cuando Petrovic ganó su primer tí­tulo con la selección era el año 89 y ya jugaba en el Real Madrid, donde Fernando Martí­n se quejaba y con razón de que se le permitiera jugarse los últimos balones.

Lamento informar que Petrovic era un grandí­simo anotador y amigo de las provocaciones en victorias amplias, pero en partidos de marcador ajustado bajaba muchí­simo sus prestaciones. Correr y tirar era su lema. Y sufrí­a ante defensas bien montadas. Fallaba mucho bajo presión.

5.- Se fué a la NBA como estrella y el entrenador de los Portland Trail Blazers finalistas en 1990 y 1992 le tení­a como sexto hombre y expecialista en tiros triples. Reclamó más minutos en los despachos y los consigió: Contra los Detroit Pistons, el entrenador le alineó como titular.

Lamento decir que falló los cinco tiros que intentó y el entrenador le sustituyó a los cuatro minutos de juego.

5.- Las célebres olimipiadas de Barcelona fueron el summun de la propaganda baloncestí­stica. el Dream Team, la Croacia de Petrovic, Kukoc y Radja y la Lituania de Marchulonis y Sabonis coparon titulares y medallas.

Lamento recordar que Lituania fué segunda ante los restos del Imperio Soviético en la fase preliminar. Y que Croacia eliminó en semifinales al equipo de los Vetra, Bazdarevich, Tijonenko, Volkov y Belostenny gracias a las habituales prestaciones de sus armas secretas: los hermanos arbitrovic.

6.- Pese a mejorar en minutos y juego en los New Jersey Nets, Petrovic seguia quejándose de que no le dejaban jugarse los tiros decisivos. Grande fue su disgusto llegado el momento de la renovación cuando se enteró de que los Nets querí­an renovarle a la baja.

Lamento comunicar que Drazen afirmó que su aventura NBA terminaba ahí­ y que al año siguiente volverí­a a Europa, en concreto al Panathinaikos.

7.- A la larga de toda aquella hornada de talentos previa a la caida del muro, el escolta lituano Marchulonis, el alero croata Kukoc y el pí­vot serbio Divac fueron los que más años pasaron en la NBA. El resto, Volkov, Petrovic, Radja, Djordjevic, Danilovic, todos se volvieron antes de los cinco años. Eso los que lo intentaron.

8.- No niego el talento de Petrovic y por extensión de los balcánicos, pero todos sabemos como ganaron los yugoslavos el europeo del 1995 contra Lituania o los mundiales del 2002 contra Argentina, gracias al talento de los hermanos arbitrovic. En cuanto a Croacia, aparte de 92, poco. Casi es más fiable la Rusia de Babkov, Mikhailov y los hermanos Bazdarevich.


Coda.- Lo siento, se me olvidó, deberí­a preparar antes los escritos largos en vez de escribirlos conforme tecleo.

En 1992 Drazen Petrovic acudió al All-Star de la NBA pero sólo al concurso de triples. Especialidad en la que se dispone de 20 balones y hay que lanzarles en un tiempo determinado. Pasó con solvencia la ronda preliminar, pero en los enfrentamientos directos entre los cuatro finalistas acabó último con 8 puntos.

Lamento mostrar como aún así­, aunque los datos me den la razón en cuanto al tembleque del "Mozart de Sibenik", el peor registro jamás habido corresponde al gran Michael Jordan con apenas 5 conversiones en una ronda preliminar. De ahí­ en más "air" Jordan no se molestó en ir a concurso y delegó en sus conmilitones Craig Hodges, 3 victorias en ocho participaciones, pero que, ¡ojo! eso le iguala con el legendario Larry Bird (3 de 3) y Steve Kerr (2 victorias en cuatro participaciones).

http://www.nba.com/history/allstar/shootout_results_1980s.html
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Kamarada Garvey en Abril 15, 2015, 09:50:59 p. m.
Hay veces que escribir es como un mal parto. Estoy en uno de esos.

¡Estoy hasta las pelotas de este post!

NO PUEDO MíS!

me estoy desahogando, sorry. Es que me está costando un huevo el puto post y tengo que llegar a 6.000 caracteres y no PUEDO MíS!!!!

grrrr
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Von Scrott en Abril 15, 2015, 10:20:34 p. m.

Los desahogos, en el general.

O se abre uno un blog.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Kamarada Garvey en Abril 15, 2015, 10:23:16 p. m.
ah pensé que era al revés

ok
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Von Scrott en Abril 15, 2015, 10:38:36 p. m.


A mi personalmente me importa una puta mierda, porque yo creo en el areópago primigenio y ácrata en el que el común de los mortales escribí­a lo que se le poní­a en la punta del nabo y consecuentemente el resto lo poní­a a parir y no el areópago compartimentado, pero si esto es lo que hay,  me parece una total falta de respeto que el amigo  Ennas se curre un mensaje del copón para que a continuación venga alguien sin venir a cuento a contarnos por enésima vez que su gato está triste y putamente azul.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Kamarada Garvey en Abril 15, 2015, 11:01:19 p. m.
Que si, que okey y que sorry.

Leí­ solo el tí­tulo del hilo ("hasta las bolas") y pensé que era un hilo de despotricar. Vení­a tan quemada que ni leí­ el post de Ennas.

Mis disculpas a Ennas también.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Abril 19, 2015, 06:50:51 p. m.
Esta es la historia de dos moscovitas que a su manera fueron los padres del fútbol sóvietico, el mayor como fundador, jugador, entrenador y directivo del equipo más popular (un poco el Santiago Bernabéu ruso) y el otro jugador y entrenador de gran influencia en el fútbol moderno.

Debido al inmenso tamaño del paí­s y a los acontecimientos allá sucedidos poca organización deportiva hubo a nivel nacional, cada ciudad tení­a competiciones para equipos formados por trabajadores locales. Incluso los grandes organismos, el Ejército Rojo, la Policí­a o las Juventudes Comunistas preferí­an fundar distintas franquicias en cada ciudad, llamadas CSKA, Dinamo o Burevestnik, según la supraorganización del Partido a la que pertenecieran.

A nivel local las distintas factorí­as y los trabajadores sindicados formaban sus equipos, al menos al principio, luego las autoridades prefirieron redistribuir a estos equipos sectoriales conforme a su capricho. Un sólo equipo surgirí­a por iniciativa privada, la del famoso capitán de las selecciones de fútbol y hockey sobre hielo Nikolái Pétrovich Stárostin que juntó a un equipo de tenderos, patrocinado por los comerciantes de carne y que jugaba en terrenos de manufactureros del algodón. Al ser un equipo de nadie, pasó a ser el equipo de todos los que no se afiliaban al régimen. Por guardar las formas, pero a la vez como desafí­o al poder, el equipo se llamó Spartak en homenaje a la revuelta espartaquista en Alemania, que a su vez tomaba el nombre del célebre gladiador tracio Espartaco.

En unas competiciones coperas dominadas con mano férrea por el equipo de la policí­a, el Dinamo de Moscú, nuestro popular Spartak se convirtió en la oposición deportiva durante las primeras grandes purgas. Un hecho vital para la creación de la primera liga soviética consistió la gira de la selección vasca "Euzkadi" por la U.R.S.S. apabullando a varios Dinamos y perdiendo sólo uno de los nueve partidos que jugó, justo ante el Spartak.


El equipo de los Stárostin se convirtió en el gran dominador en enconada rivalidad con el Dinamo y como suele suceder en los regí­mes comunistas, los deportistas y dirigentes espartaquistas empezaron a ser objetivos de la temible NKVD. Sucedí­a que su malfamado director, Lavrentii Beria era, amén el presidente honorario de todos los Dinamo y seguidor asiduo del de Moscú, exjugador del Dinamo de su localidad natal Tiflis. Y guardaba memoria de la humillante derrota que le propinaron los cuatro hermanos Stárostin en una visita del Spartak a la capital armenia; Por su parte el í­dolo Nikolái recordaba en sus memorias a Beria como un lateral izquierdo violento y marrullero.

Así­ que en una semifinal de copa entre el Dí­namo de Tiflis y el Spartak de Moscú se desencadenó la tragedia, ganaron los moscovitas y el árbitro fué arrestado y ejecutado y el partido obligado a jugarse de nuevo. En vez de captar el mensaje, el Spartak volvió a ganar y ahí­ ya sí­, Beria, desatado, hizo detener a todos los dirigentes del Spartak. Inventó todo tipo de cargos contra éllos pero al final sólo pudo probar que Nikolái y sus hermanos habí­an utilizado sus influencias para conseguir raciones extra de comida para sus deportistas durante la gran guerra patriótica.

No obstante los Stárostin fueron condenados a penas de diez años en distintos gulags. En una muestra de fatalismo ruso los desdichados se congratularon de su suerte, ser condenados a sólo diez años equivalí­a, en tiempos de las grandes purgas, a un veredicto de inocencia. Nikolái, con gran bonhomí­a, relata en sus memorias como resultó inusitádamente bien tratado en la decena larga de campos de trabajo a los que estuvo destinado; aquellos crueles y despiadados directores del NKVD adoraban el fútbol y poní­an a la leyenda del Spartak a dirigir -ironí­as del destino- a sus respectivos Dinamos. Bendice su buena suerte por éllo contrapioniéndola a todos los demás represaliados, entre éllos alemanes y españoles huidos del nazismo y el franquismo, maltratados sin piedad y ejecutados a la menor oportunidad. ¡Así­ trataba la U.R.S.S. a los refugiados polí­ticos!

Un nuevo e insospechado factor jugó a favor de Nikolái Stárostin. El hijo de Stalin, comandante de la Fuerza Aérea, se convirtió en su protector personal a cambio de que se hiciera cargo del equipo de la aviación. Su estancia en Moscú se puede tildar de desagradable envuelto en la pugna de poder entre el hijo y el favorito del tirano. Varias veces resultó detenido por el NKVD y liberado por los matones del heredero. Suplicó que se le permitiera abandonar la capital, como muestra de buena voluntad se ofreció a entrenar y presidir el Dinamo de la localidad natal de Lenin, Uliánovsk, en las riberas del Volga entre Kazán y Samara. Y y lo consiguió pero el implacable Beria no paró hasta volver a encerrarle en Kazajstán. Allí­ consiguió que el Kairat de Alma Ata se convirtiera en un referente deportivo.

La muerte de Stalin y subsiguiente ejecución de Beria permitieron que a los Stárostin se les restituyeran dignidad y honores. Nikolái volvió a presidir el Spartak, entrenó a la selección soviética y alcanzó el cargo de presidente de la federación de fútbol. Ni un ápice de resentimiento mostró, al contrario agradecí­a a todos los Dinamos -los archienemigos- toda la ayuda que le prestaron y sólo lamentaba la falta de interés polí­tico y cultura general de los jóvenes futbolistas.

¿Os parece si acá hago un alto y en lo que lo léeis voy escribiendo el próximo?

Para saber más, este PDF de Jim Riordan:

https://libcom.org/files/The%20Strange%20Story%20of%20Nikolai%20Starostin,%20Football%20and%20Lavrentii%20Beria.pdf
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Abril 19, 2015, 08:17:24 p. m.
No olvidéis leer el post anterior que es que he escrito dos seguidos en el mismo hilo.

Viktor Alexandrovich Maslov nació diez años después que Nikolái Stárostin, tuvo peor infancia, aunque ambos quedaron huérfanos de padre, y no llegó ni de lejos como deportista a los niveles del í­dolo soviético. Era un centrocampista pulcro pero no muy distinguido en un tiempo de delanteros en el equipo de los trabajadores del metal, más tarde la reorganización stalinista le llevó a militar en el equipo de la factorí­a automovilí­sta Zil -especialista en berlinas de lujo para los jerarcas comunistas y camiones con aspecto de blindado que soportaran la ruda climatologí­a local-.

El Torpedo de Moscú nunca salió del barrio portuario del Moscova y siempre se consideró un equipo de segunda respecto a los cuatro grandes de la capital, Spartak, Dinamo, CSKA y Lokomotiv.  Pero tení­a una cosa especial, una escuelita de fútbol para jóvenes que luego rapiñaban los otros cuatro grandes para sí­. Viktor Maslov fue fundamental para tal cosa, cuando tras la gran guerra patriótica y ya como entrenador jefe del Torpedo valoró más la formación de chavales que los éxitos deportivos, que los hubo. Tan así­ como que renunció a su cargo al frente del equipo para pasar a las distintas filiales de la factoria justo ¡ay! cuando el Torpedo de Moscú reunió a su mejor generación.

Los centrales Ostrovsky y Shustikov, el volante ofensivo Gusarov, los delanteros Ivanov y Metreveli, pero sobre todo el Pelé blanco Eduard Streltsov, todos internacionales, oros olí­mpicos en Sidney'56 y clasificando por primera vez a la U.R.S.S. para un mundial, el de Suecia'58. Pese a éllo el Torpedo, tan talentoso como anárquico, ofrecí­a recitales para no ganar nada. Ahí­ se acordaron de su viejo jugador-entrenador Maslov.

Lejos de ser el tí­pico sargento de hierro, Maslov era dialogante con sus jugadores, supongo que al estilo de la mayeútica socrática conseguí­a convencerles de sus ideas. Un formador más que un entrenador al uso. Su segundo paso por el Torpedo se tradujo en tí­tulos y eso a pesar de que la iniquidad del régimen soviético condenó bajo falsos cargos a la estrella Streltsov a doce años de gulag. Bien pronto dió Maslov con el problema del equipo, faltaba un centrocampista que cimentara tan buenos elementos dispares, una proyección de sí­ mismo en el campo y lo encontró en el fútbol base del Torpedo, Valeri Voronin.

Voronin participó del triunfo soviético en la primera Eurocopa, el mundial de Chile, el subcampeonato contra España y el mundial de Inglaterra. Al contrario que Streltsov, no era un bon vivant ni un mujeriego, justamente por ahí­ llegaron los rumores, rehuí­a a las mujeres y se le veí­a en compañí­a de individuos poco recomendables. Si al delantero se le condenó por su estilo de vida occidental, al centrocampista se le marginó por la fundada sospecha de su homosexualidad. Streltsov volverí­a del gulag como un héroe, incluso la mujer que lo acusó de violación poní­a flores en su tumba. Voronin, tras un accidente de coche que lo retiró del fútbol, resultó asesinado de mala manera.

Para aquellos entonces, principios de los sesenta, el Torpedo se habí­a vuelto a desmbarazar de Viktor Maslov, en el fondo (pensaban) era la calidad de los jugadores lo que hací­a grande al modesto equipo moscovita. Pero Maslov tení­a una trayectoria y una fama y el Dinamo de Kiev terminó confiando en él. Y en esa época, entre 1963 y 1970, Maslov dió lo mejor de sí­ y se anticipó por poquito al fútbol tal y como hoy en dí­a le conocemos. Siguiendo a los entrenadores-divo de la época insistió en las dietas y la preparación fí­sica. Hasta acá nada relevante.

Pero inventó el 4-4-2 que popularizarí­a Inglaterra en su mundial. E inventó el marcaje en zona y la presión en centro del campo que atribuimos al Ajax de Michels. El Dinamo de Kiev se convirtió en el primer equipo no moscovita en ganar la liga de la U.R.S.S. Por cariño y por su avanzada edad, Maskov prefirió volverse por tercera vez al Torpedo. Pero dejó sentadas las bases del equipo ucraniano. Valeri Lobanovski un extremo izquierdo muy descontento con su 4-4-2 resultó ser su mejor sustituto en el banquillo y su heredero Oleg Blokhin uno de los mejores jugadores de los setenta.

En una carrera contrarreloj el Dinamo de Kiev superó en tí­tulos a su homónimo moscovita y al Spartak. Pero lo hizo a mediados de los ochenta, cuando ya era todo distinto. Ni un pero -por calidad futbolí­stica- a aquellos grandes del telón de acero, tal que el Dinamo de Kiev, el Estrella Roja de Belgrado o el Steaua de Bucarest, pero no eran producto de una evolución natural. Eran el intento de las dictaduras comunistas de amoldarse al modo occidental. Esos equipos se formaron en base a fichajes, no multimillonarios pero si forzados por el gobierno, eso sí­ tuvieron buen cuidado de no patrocinar a algún equipo asociado al aparatchik sino a los supuestos outsiders.

Para saber más:

http://www.thehardtackle.com/2013/viktor-maslov-one-of-the-greatest-tactical-minds-to-ever-grace-football/

http://www.footymatters.com/articles/world-leagues/russian-premier-league/russian-icons-valery-voronin-the-tragedy-of-a-man-who-almost-wasnt-there/

¡OJOCUIDAO! Broma machista.

Dicen que los padres de Blokhin eran atletas especialistas en velocidad, de casta le viene su rapidez en el juego:


Lo que no sabréis es que también conocéis a su hija:

(http://user-cdn.spring.me/photos/20150113/54b59005bd105013193879.gif)
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: Dan en Abril 20, 2015, 12:56:56 a. m.
Qué grande.
Título: Re: Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Septiembre 02, 2015, 03:49:52 p. m.
Steve Archibald (Glasgow, 1956) parece ser que empezó jugando al fútbol en su barrio de Ferhill. No debí­a desempeñarse con suficiente brillantez como para atraer la atención de los equipos de la ciudad, pero sí­ como para llamar la atención del joven entrenador del East Stirlingshire, Alex Ferguson, allá en la Segunda escocesa (tercera categorí­a profesional). Archibald llegó a jugar un único partido. Ese fué su inicio en el fútbol profesional. Furious Fergie se marcharí­a al histórico St. Mirren, entonces en horas bajas, llevándole hasta la Premier; Archibald volverí­a a los alrededores de Glasgow para jugar de centrocampista en el modesto Clyde un equipo formador de jugadores para otros más importantes.

(http://c8.alamy.com/comp/BJKDHH/season-197778-clyde-steve-archibald-BJKDHH.jpg)

Corrí­a el año 1978 cuando Alex Ferguson, tras mucho pensárselo, rechazarlo el año anterior y sobre todo ver que no le llegaba una buena oferta de Inglaterra, decidió aceptar entrenar al Aberdeen F.C., sempiterno representante de las Tierras Altas. Un equipo importante, que presumí­a de no haber bajado nunca de la máxima categorí­a, de jugar desde su fundación en 1903 en el mismo estadio de Pittodrie pero que sólo habí­a ganado una Liga y dos Copas en toda su historia. Ya antes de la llegada del futuro Sir, los rojos habí­an hecho una gran inversión contratando al extremo edimburgués Gordon Strachan, pero su menudo fí­sico le llevaba de lesión en lesión; Ferguson por su parte se trajo más jugadores, algunos de sus antiguos clubs y entre éllos Steve Archibald.

(http://i284.photobucket.com/albums/ll16/futbolochentoso/equipos/aberdeen7980shoot.jpg)

Aparte de la explosión de Strachan como gran estrella -y quizá a causa de éllo- Ferguson consideró recolocar a Archibald en la posición de delantero. Y la cosa funcionó lo bastante bien como para que el Aberdeen ganara su segunda liga en 1980, veinticinco años después, remontándole diez puntos de desventaja al Celtic y aventajándolo por uno (en tiempos de dos puntos por victoria) gracias entre otras cosas a dos victorias a domicilio en el Celtic Park (la liga escocesa se juega a doble ronda de ida y vuelta).  Archibald con unos magros doce goles resultó el máximo goleador del equipo, que no de la competición y con eso se ganó el traspaso al opulento Tottenham Hotspurs.

Se perdió la edad dorada del campeón de las Tierras altas, el de la rocosa y brutal defensa de Leighton, McLeish y Miller, los ataques desaforados por las bandas dirigidos por Strachan (hasta el 84 en que fichó por el Manchester United y le sustituyó Bett) y una delantera rápida, móvil e intercambiable entre cuatro jugadores Black, Hewitt, McGhee y Weir. No es que jugaran bien, pero eran sólidos y rápidos. Dos ligas más en 1984 y 1985, cuatro copas 82, 83, 84 y 86 y el momento cumbre de sus vidas cuando ganaron la Recopa del 83 a todo un Real Madrid en el embarrado Ullevi de Goteborg. Con tal alegrí­a recuerdan la gesta que casi ni mencionan que también ganaron la supercopa al Hamburgo. No se han vuelto a ver en semejante tesitura, desde que Ferguson marchó al Manchester United sólo han ganado una copa escocesa.

(http://www.thehardtackle.com/wp-content/uploads/2012/12/Aberdeen-caberdeen-mad.co_.uk_.gif)

Mientras en Londres, en el lujoso equipo asociado a los judí­os de la City, Steve Archibald se hací­a un hueco en la delantera como acompañante del nueve tanque de turno Crooks o Falco. Les suministraba balones un centro del campo hiperpoblado por jugadores muy técnicos los argentinos Ardiles y Villa, Hazard, Hoddle, Mabbut, Gary Stevens y el extremo irlandés Calvin. Como es tí­pico de este club londinense, tanto fichaje de campanillas no les convirtió siquiera en el mejor equipo de la capital, pero por lo menos en aquellos entonces se dignaban en ser competitivos y ganar algo, dos copas de Inglaterra seguidas en el 81 y el 82 y la UEFA del 84 al Anderlecht.  El escocés figura como máximo goleador del equipo en tres de las cuatro temporadas que jugó para los de White Hart Lane y de hecho consta como máximo goleador de la liga en el 81. Pero a su estilo, con apenas veinte goles. Era, quizá por sus inicios como centrocampista, más jugador de equipo que goleador. Un Kluivert o un Benzemá pero con poco fí­sico y tendencia a la barriguita cervecera.

(http://es.uefa.com/MultimediaFiles/Photo/competitions/History/01/44/55/50/1445550_w2.jpg)

Todo esto le valió un puesto, no siempre de titular al lado de la gran figura del fútbol escocés, Kenny Dalglish, en la delantera de la selección del cardo, que viví­a su época más esplendorosa con cinco clasificaciones mundialistas consecutivas de 1974 a 1990. Archibald estuvo en España y saltó como suplente para anotar el quinto gol de Escocia ante la modesta Nueva Zelanda, sufrí­o en el campo el despliegue brasileño que los eliminó por diferencia de goles y jugó el intenso empate contra la U.R.S.S.

(http://www.soccermond.com/fifa/world_cup/1982_espana/pics/scotland/scotland_team.jpg)

A resultas del terremoto Maradona que dejó un rastro de cenizas y amarguras a su paso por Barcelona, la impresentable directiva del Barí§a, falta de criterio como de costumbre, decidió imitar el estilo británico del campeón Athletic de Bilbao. Así­ pues, un valorado y joven técnico inglés pese a su corta carrera, Terry Venables, se hizo cargo de la silla eléctrica que era el banquillo blaugrana. La directiva querí­a emplear el dineral oficial y bajo cuerda recibido del Nápoles por Maradona en fichar un nombre de relumbrón Ví¶ller o preferentemente Hugo Sánchez. Venables se obcecó en traer al no muy conocido Archibald para rechinar de dientes de todo el culerí­o, creo que hasta el dí­a de hoy andan dándose cabezazos contra la pared por no fichar al mexicano.

Y sin embargo, y una vez más en su primera temporada, Archibald se esmeró. Contra todo pronóstico aquel Barcelona oscuro y trabajador se llevó la liga con diez puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid de Hugo, doce sobre el vigente campeón Athletic y el Sporting de Gijón y diecisiete sobre la aún bisoña Quinta del Buitre. El escocés volvió a ser máximo goleador de su equipo con quince goles, a cuatro del pichichi Sánchez.

(http://img01.mundodeportivo.com/2013/04/27/1984-1985-MD_54371600935_54115221152_960_640.jpg)

La segunda temporada, ya en la treintena, ya renqueante, Archibald no la jugó al completo, pero resultó vital para las sufridas pero dulces no-victorias blaugranas en la Copa de Europa. En aquellos tiempos de sorteos puros, mientras el Madrid lograba gestas heroí­cas para ganar en la UEFA y el Atlético se presentaba solvente en la final de la Recopa, un Barí§a gris y sufrido, más italiano que inglés penaba frente a rivales de entidad. En primera ronda frente al Sparta de Praga consiguieron un 1-2 en la capital checa, pero a la vuelta en el Nou Camp a los ocho minutos ya perdí­an 0-1, menos mal que aguantaron el resultado. En segunda ronda el Oporto que serí­a campeón la suigiente campaña perdió 2-0 la ida, pero a la hora de juego ya habí­a enjugado esa diferencia en Das Antas y ahí­ apareció Archibald para colar el gol salvador para una derrota por tres a uno. El vigente campeón Juventus era el siguiente visitante y perdió por sólo 1-0; en el Communale de Turí­n Archibald anotarí­a su último gol para un empate a uno. Las semis Archibald no las jugó, el Barí§a se llevó una paliza en Gotemburgo 3-0 y tuvo que remontar e irse a los penales para pasar a la final.


Ya véis el nivel: dos eliminatorias pasadas por el valor del gol fuera de casa, otra por la mí­nima y la última por penales. No daba, pienso yo con el paso de los años, para la histérica alegrí­a que se desató, que si vamos a ganar de calle, que si tres equipos españoles en las tres finales, que si el Mundial es nuestro y demás. A la larga sólo el Madrid cumplió; el Atleti resultó barrido del mapa por la selección soviética disfrazada de Dí­namo de Kiev y el Barcelona ¡ay, el Barcelona! es que no le entraba nada contra el Steaua de Bucarest. Qué exasperación.  Archibald jugó su último partido para los culés.

Siguiendo con el ambiente deprimente, en el mundial de México la selección escocesa dirigida por Alex Ferguson decí­a adiós a una época "exitosa" si por tal entendemos hacer grandes partidos (y otros horripilantes) y no pasar de la primera fase. Con Furious Fergie, éso cambió, Escocia siguió siendo un equipo de relleno en los ochenta y noventa, pero no volvió a jugar ningún buen partido. 0-1 contra Dinamarca, 1-2 contra Alemania, en el único partido que jugó Archibald y empate a 0 con Uruguay.  Y qué decir del siglo XXI, no se han clasificado para nada y eso que se han rebajado a admitir jugadores ingleses que tengan algún antepasado escocés.

(http://upic.me/i/lf/scotland_1986.jpg)

Archibald y Schuster no fueron inscritos por el Barcelona la siguiente temporada, aunque el carácter dócil del escocés le permitió ser reincorporado en sustitución del malhadado Hughes para formar pareja con el goleador Lineker. Al año siguiente ni éso. La directiva del Barí§a, como siempre plagiando éxitos ajenos, dado que triunfaba el Madrid de Beenhakker decidieron traer a otro neerlandés y el resto es historia. Archibald marchó silencioso para jugar con el equipo católico de Edimburgo, el Hibernian, volvió a Barcelona para ayudar al Español a subir a primera en el 90 y prácticamente se retiró en el St. Mirren la temporada siguiente. En 1992 estaba ya tan cascado que no pudo jugar en ningún equipo aunque mató el gusanillo peloteando en competiciones menores de Escocia e Irlanda.

(http://c8.alamy.com/comp/BJJD7Y/season-19881989-steve-archibald-in-action-for-hibs-BJJD7Y.jpg)

Por contar algo alegre, la figura de aquel Aberdeen, Gordon Strachan, al que habí­amos dejado en el Manchester United en 1984 se reunió con el técnico Alex Ferguson -vital para ambos jugadores- en 1986, tres temporadas después la reconversión del equipo echó a todos los veteranos para apostar por los Fergie Boys. El pequeño Strachan recaló en la división inferior, en el histórico Leeds United, lo ascendió a primera, y con la ayuda de Eric Cantona le hizo ganar una liga al Manchester. Lo que se tuvo que reir ese dí­a el viejito que ya no valí­a. Al año siguiente se fundó la Premiership y lo que vino después ya os lo sabéis.

(http://www.stmirren.info/sitebuildercontent/sitebuilderpictures/teams/1990-91.jpg)

Steve Archibald, mientras daba sus últimas patadas en el St. Mirren recomendó y gestionó el traspaso de su ex-compañero Ví­ctor Muñoz desde la Sampdoria. Ahí­ empezó su carrera como agente de futbolistas entre Barcelona y las Islas Británicas. Se ofreció como entrenador-jugador para el East Fife escocés y casi lo asciende a primera (la segunda categorí­a escocesa) en 1995. Tras otro parón y estancia en Barcelona, volvió a sus tierras para una aventura que podemos decir ejemplar para explicar el fútbol.

Resulta que el modesto Airdrieonians de la primera escocesa habí­a tenido muy buenas campañas a inicios de los años noventa, cegados por el éxito decidieron construir un estadio más grande y se arruinaron, para el año 2000 estaban en concurso de acreedores y Steve Archibald se hizo cargo de la fianza esperando y prometiendo encontrar socios inversores con una mejora deportiva. La mejora llegó de la mano de los cinco jugadores españoles que se trajo, el equipo casi asciende a la Premier, el estadio estaba hecho, pero ningún inversor apareció. En el 2001 el Airdrieonians dejó de existir.

(http://www.airdriefc.talktalk.net/challenge_cup.jpg)
Título: Re:Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Septiembre 24, 2016, 10:43:15 p. m.
Qué bueno es Mourinho. (O me estoy montando una película yo solo, que también pudiera ser)

Mino Raiola ha sido el gran triunfador del verano. Un tipo que despachaba pizzas en Amsterdamn y empezó a labrarse su carrera como representante acogiendo a dos delanteritos del Ajax, ambos extranjeros, ambos conflictivos, el egipcio Mido y el sueco Ibrahimovic. Nada hacía presagiar este desenlace, dado que su fiel Ibrahimovic llegó gratis al Manchester United y la otra "joya", Balotelli, no le querían ni los segundas italianos. Pero, a cuenta de Ibracadabra, les clavó a los del United un sobreprecio por el defensa costamarfileño Bailly, el medio armenio Mkhitarian y sobre todo el francés Pogba, el fichaje más caro del mundo (por ahora); total unos ciento noventa millones de euros. Son los únicos cuatro fichajes que ha hecho el histórico equipo inglés.

Mourinho nunca tuvo muchas ganas de ir allá, rechazaba la oferta mancuniana y parecía decidido a irse a Italia. Más da la impresión de que aceptó dirigir al Manchester United en cuanto se enteró de que Guardiola había fichado por el Manchester City.

Con su estilo "clementista" ha buscado hacer piña con los jugadores. Ha impuesto un día libre para éllos en contra de la tradición del club. Intentó deshacerse con malas artes de Schweinsteiger para terminar soltándole una idemnización de diez millones de euros como compensación a la profesionalidad del alemán que aguantó todos los desplantes sin rechistar. Todo era poco para complacer al inseguro Pogba, un interior que cae a la izquierda, parecido al madridista Gareth Bale, mucho físico, buena técnica, pero un atolondrado si se le da libertad absoluta en el campo. Según los aficionados veteranos no ha cambiado nada desde que el Manchester le largó a la Juventus, lo único que en la Vecchia Signora con su amor al tacticismo le tenían más controladito en la zona de campo que domina.

Mou ha cogido un conglomerado de veintiocho jugadores con doce nacionalidades distintas, y ha hecho lo más inesperado: Recuperar el juego pausado y técnico que caracterizaba al United (el Barça de Inglaterra) frente a la habitual intensidad de patapum p'arriba que muchos creen que es su sello personal y el marchamo del fútbol británico. Incluso a nivel personal en las ruedas de prensa, el llegado de fuera del mundillo, siempre suspicaz y a la defensiva, se ha convertido en un tipo que reconoce sus errores y se los toma a pitorreo.

Le han dado por todos los lados con la abulia y lentitud de los jugadores, le han dicho que sus chichos se estaban riendo de él y del público. Y algo de huelga de celo ha habido por parte de los criticados, dejadez, desidia. Pero yo veo que quizá (quizá) Mourinho ha dado con la clave del equipo, lo importante no es la ausencia del gran capitán Rooney, lo fundamental es prescindir del belga Fellaini (un tipo al que se lleva vendiendo como estrella desde hace tres años), y dejar a los tres españoles David de Gea, Ander Herrera y Juan Mata como columna vertebral.

A lo mejor es flor de un día, pero Herrera de cierre y Mata de mediocentro constriñen para bien a Pogba al círculo central, puesto que las bandas pertenecen a los jovenes canteranos ingleses Lingard y Rashford (el mejor jugador del Manchester hasta la fecha). Y con ese centro del campo de cinco hombres en cruz muy abiertos, un delantero-boya combinativo y de espaldas a portería y jugando al paso, han hecho un partidazo.

A mí me han recordado al Portugal de la Eurocopa del 84. Un equipo de técnica exquisita pero muy lento que se basaba en los centrocampistas del Oporto, Frasco, Pacheco y Sousa, con el añadido del bemfiquista Carlos Manuel y el extremito del Girondins Chalana. Jugaban de maravilla, era como ver al Brasil del mundial de España celebrado dos años antes, pero a cámara lenta. Eran capaces de subir balones de un área a otra sin dejarles botar en el suelo.

Entre nos y sotto voce
Spoiler: mostrar
No hace ni una semana me decía a mi mismo que si Mourinho consigue sacar algo positivo de esta banda de mamertos habría que hacerle una estatua en Old Trafford.


Estamos a principio de temporada, lo sé. Y pretender que el entrenador está buscando recuperar esencias, sean del Manchester United o de la selección portuguesa del 84 puede parecer excesivo. Ha sido solo un partido contra el devaluado Leicester. Pero creo que de verdad merece la pena seguir a Mou en esta nueva aventura.









Siento no encontrar vídeos extensos de lo bien que jugaba Portugal, tampoco hay muchos del Oporto que combinaban la aparente lentitud y el juego al toque de los centrocampistas con dos balas en el ataque como Futre y el argelino Madjer. Ni de Fernando Chalana, el Astérix moreno. No obstante, todo lo que pilléis en Google os ayudará a recordar o reconocer a aquella gran generación lusa.
Título: Re:Hasta las bolas.
Publicado por: ENNAS en Octubre 12, 2016, 07:11:45 p. m.
Albert Roger Mooh Miller pateaba con soltura un balón hecho a base de papeles de periódicos arrugados atados con lianas cuando llamó la atención de un equipo de Duala, el puerto y ciudad más habitada del Camerún. Desgraciadamente no eran los exitosos Caimanes u Ónices sino el modesto Leopardos. Con todo, consiguió subirlos a primera y que ganaran dos títulos de liga. Se ganó la internacionalidad para la Copa de África de 1972, con sede en su país, en la que consiguieron llegar a semifinales. Y, de paso, un contrato por el segundo equipo de la capital, el Tonnerre Kalara, algo así como Trueno Libre, creo, aunque su escudo es un libro abierto.

Allá en Yaundé, ganó la copa, la recopa de África y el balón de oro africano en 1976. Como suele ser habitual, los franceses le ofrecieron un contrato. El sueño perfecto de cualquier niño africano estaba a punto de convertirse en... pesadilla.

En Valenciennes, en la frontera con Bélgica se encontró con un frío inaudito, el piso prometido era una buhardilla de veinte metros cuadrados y la para él sustanciosa suma de 3.000 francos (unas 75.000 pesetas) no le daban para llegar a fin de mes. Además el equipo, que ya contaba con dos extranjeros, le obligó a jugar en el filial pese a tener veintinueve años. Al año siguiente, entró en el primer equipo y en principio se salío, seis goles en ocho partidos. No se le volvió a ver entre acusaciones de glotón y problemático. Por aquel entonces gansterizó su nombre a Roger Milla.

A pesar de los desprecios del Valenciennes, el opulento Mónaco se fijó en aquel nueve combinativo que surtía de goles a sus compañeros jugando de espaldas a portería; su nueva faceta después de haberse hecho un nombre en Camerún a base de goles. Por diversas circunstancias tampoco hubo lugar y se vió traspasado en 1981 al Sporting Club de Bastia.

Eran los corsos un equipo de retales, pero entre éllos algunos preciosos, el medio internacional francoargelino Jean-François Larios, dos ex valencianistas el neerladés Johnny Rep y el catalán Daniel Solsona, el espigado internacional marroquí Abdelkrim Merry "Krimau"... No era tan modesto el Sporting Club como su historial pudiera indicar, más allá de aquella final de la UEFA del 77 que perdieron contra el PSV Eindhoven.

Las buenas prestaciones de Milla en Córcega le llevaron, a sus treinta años, a reincorporarse a la selección camerunesa, que, mira tu por donde se clasificó para el mundial de España. Os pondré los tres vídeos que circulan en youtube, pero por favor, fijaros en los recursos de Milla -el 9 de verde-, como combina con los volantes M'Bida (un chupón egoista) y Abega, como la pone para el mediocentro cañonero Kundé. Aquel Camerún no perdió (ni ganó) y tuvo la mala suerte de estar encuadrado en el grupo cuyos dos clasificados (Italia y Polonia) llegaron a semifinales.

Admirad el despliege de aquella selección de relleno de nuestro mundial, y en particular de como era el nueve de los leones indomables el que hacía jugar y anotar a los demás.


Y otro día si tal, sigo con las maravillas del Sporting Club y de Roger Milla, si no os parece mal.