Areópago

Categoría General => Déjame que te escriba => Mensaje iniciado por: Lapi_0 en Octubre 18, 2006, 10:11:56 a. m.

Título: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 18, 2006, 10:11:56 a. m.
"La historia del hamster que se comió el jersey"

Las ratas cabalgan por las aceras en busca de entrañas perdidas a manos de una navaja frí­a. Una paloma ciega busca entre la basura palpando con la punta de un ala. Las miradas se deslizan perpendiculares entre la niebla marrón de la ciudad y nadie habla, nadie rí­e, nadie llora porque el severo frí­o del olvido secó las lágrimas de sus habitantes.

Las calles empedradas brillan tras las primeras lluvias que anuncian una muerte más, la última. Como cada año, han abandonado el pueblo los gritos de júbilo y el alborozo dejándolo entumecido. Las ventanas mirando el rí­o en calma parecen los ojos desamparados de un viejo en una gasolinera en medio de la nada, viendo como pasan los coches por la carretera sin reparar en él. Un gato maulla, un perro ladra, un búho ulula y un.. un mapache...¿Qué coño hace el mapache?

El mapache, henchido por las primeras rabias otoñales, se masturba a muerte en la plaza de los cristales rotos, ajeno al negro destino que se cierne sobre él, que no es otro que pasar a ser parte de la indumentaria de Daniel Boom. Sin papel para limpiarse, roto como los jirones de cristal que masacran sus patitas traseras, gime y grita, mezcla de placer y dolor, orgí­a de sentimientos entrelazados en el éxtasis final. El viento trae sonidos, sombras y recuerdos, para variar. El graznido fantasmagórico de un periquito enfermo de quereres, rasga el silencio y el estertor grasiento y sangriento de San Martí­n inunda los acantilados teñidos de rojos y ocres cumpliendo con el ritual de muerte y resurrección en forma de morcilla. Se ha hecho carne el rito. Figuras encorvadas y negras, parcas inexorables, culminan la ceremonia del sacrifico en aras del embutido. A todos nos llega, susurra un cuervo, mientras recuenta su tesoro de ojos ensartados en un fino hilo de cobre oxidado. Parece que rezara el rosario.
No somos nadie, dice el cochinillo huérfano, hociqueando entre las cáscaras de patatas.

Llegada es la hora de las hoces, dalles, azadillas, de los arados timón, del rastrillo, de la horca... esmeril estéril que afila el borde de sus insignificantes almas, tajador insaciable, abocique de fiemo, refocile de hierro y sangre en el patio mortal. 


- Pásame el quitapón de los sinsabores, que vamos a merendar...

El sol del membrillo ilumina los huesos retorcidos de las vides desnudas, despojadas de sus frutos a traición mientras libaban las abejas las más preciadas gotas de su néctar. Los racimos yacen temblorosos en las cestas como manos amputadas. Es hora de estrujar los miembros para extraer su sangre y ponernos ciegos.

- Otra vez me he traí­do uvas para merendar, seré gilipollas...

El hamster feneció en extrañas circunstancias.



(A medias con la Ñeca)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dan en Octubre 18, 2006, 02:02:17 p. m.
Caen hojas, te mojas, sonrojas a las cojas con muecas rojas, te zampas un milhojas sin sojas ni mierdas, corres a donde te alojas, cerca de La Toja, sobre tu cama arrojas un cuerpo de abroja.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 18, 2006, 03:25:37 p. m.
En otoño cae la hoja que me despoja y me deja desnudo y medio mudo frente a tu coño que sabe a licor de madroño y se mueve como un breve latido de compungido corazón de mejillón
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Octubre 18, 2006, 03:35:25 p. m.
No tenéis ni puta idea de lo que es la melancolí­a otoñal en ocres y amarillos, vamos allá improvisando a ver qué sale:

Las luces ya apagadas de la fiesta permanece aún colgadas (con alguna bombilla cascada, esto es impresdindible) entre balcón y balcón blindado con tules, balánceandose en los brazos del viento que pasea solo entre las callejuelas mojadas. En el empedrado se reflejan nubes grises pugnando en su avance, hombro con hombro, y en su lucha derraman una lluvia tibia que moja mis recuerdos dejándolos como galletas Marí­a hundidas en café caliente. Voy a por unos leños pa echarlos a la chasca que parece que llegó el frí­o.

Otoño rural I.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 18, 2006, 04:27:26 p. m.
 ;D Por ahí­, como que vamos bien.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Octubre 18, 2006, 05:38:38 p. m.
Un perro flaco camina por la ribera seguido de su dramática sombra que se enreda entre los nudillos retorcidos que extienden los álamos entre la tierra negra como manos de muertos intentando escapar de su tumba. Ecos de motosierra y desbrozadora simulan una batalla lejana de amputaciones y hemorragias de savia, muerte y renacimiento. No verter residuos vegetales en el contenedor, viva los quintos del 98, una lavadora abandonada abre su boca muerta sobre una silla inválida.

Otoño rural II.

No deberí­a ir al campo los fines de semana 
:D
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 18, 2006, 07:43:40 p. m.
otoño rural 3 y medio


la sutil escalopendra se esconde de mis pasos ciegos bajo la hojarasca, en tanto la afanosa hormiga corre despavorida y sin sentido. tanto pino me abruma, aquí­ no hay vodka con naranja, ni el ombligo turbador por el que Prometeo perderí­a la paciencia, ni sonrisas que floten como el gato de Cheshire, ni un sombrerero loco que me invite a mi no cumpleaños, así­ que cojo mi Jerigóndor y le regalo todo esto a Marí­a Sarmiento, que se fue a cagar y se la llevó el viento
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Otto en Octubre 19, 2006, 12:02:55 a. m.
Relato otoñal.

Salió de su casa a las nueve de la mañana y al llegar a la calle tuvo que dar la vuelta a coger una cazadora porque tení­a frí­o.


O.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: firmado en Octubre 19, 2006, 01:36:06 a. m.
Ya era de dí­a y para colmo lloví­a.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 19, 2006, 09:31:11 a. m.
Me calzo los pies de pato para bucear dentro de mí­, en mis almas (si, tengo varias, qué pasa?) y en mis enmarañados sentimientos. Bajo la luz del candil, noto la sombra de mi soledad, del vací­o en mi ser y el contorno de mis neuronas en perpetua ebullición. El calor, ah, el calor!: se ha quedado frí­o y enmienda tu ausencia que mis ojos no quieren ver. Pienso en llenar privaciones con órgias y desénfrenos, en cauterizar heridas imposibles hechas con balines de escopeta de feria. Pero siempre, a, ante, bajo, con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, sobre, tras de mí­, me persiguen tus fantasmas. Y mis pies de pato no me dejan correr y tus monstruos acabarán alcanzándome este otoño, coño. 


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dan en Octubre 19, 2006, 10:34:03 a. m.
Relato otoñal.
Salió de su casa a las nueve de la mañana y al llegar a la calle tuvo que dar la vuelta a coger una cazadora porque tení­a frí­o.
O.

XD

La melancolí­a otoñal son los padres.

Si es cuando mejor huele.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: a priori en Octubre 19, 2006, 12:36:24 p. m.
Melancolí­a de trazos dispersos;
aroma de lejaní­a que nos invade. 

Todo encaja en otoño, hasta las rimas de ciudad dormitorio.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Octubre 19, 2006, 01:35:24 p. m.
El Apri nos está denigrando este hilo tan bien llevado.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 19, 2006, 02:51:27 p. m.
El Apri nos está denigrando este hilo tan bien llevado.

 :D 
:D 
:D
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 19, 2006, 03:06:07 p. m.
Joder con los otoños!!! Por qué cojones tienen que rimar con coños???


(así­ no hay manera de desesobsesionarse)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 20, 2006, 09:22:59 a. m.
Pues espera, espera: la Navidad, ebullición de buenos deseos.

O la primavera, ebullición del deseo en sipispo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 23, 2006, 04:11:06 p. m.
Uf, sigue el otoño. Sólo piso hojas muertas. Mis ojos también caen al suelo, muertos. La última imagen que conservan es la arena invadida por una ola, y vuestros cuerpos invadidos por el sol.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Casio en Octubre 24, 2006, 09:29:15 a. m.
Arrojados entre las demás

Hojas

Quietos, sin ritmo.

Esperando, qué

Quizás solo otro otoño.

Follemos, pues.

Sólo

Follemos
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Octubre 24, 2006, 10:16:46 a. m.
Caen las hojas.

Al suelo.

Caen.

Las hojas.

¿Qué es lo que cae?

Las hojas.

¿A dónde?

Al suelo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Casio en Octubre 24, 2006, 11:56:37 a. m.
Entre lo sublime y lo ridiculo 
lo mio, puede 
escorarse peligrosamente a la derecha, pero no huele a gayola debajo del puitre, al menos.....
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 24, 2006, 06:06:04 p. m.
Caen las hojas.

Al suelo.

Las hojas.

También caen

Los botones

De tu camisa.

¿Qué es lo que cae?

Los botones

De tu camisa.

¿Adónde?

Al cenicero.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Octubre 25, 2006, 01:54:00 p. m.
Como las hojas,

plana,

como las hojas,

seca,

como la brisa,

fresca,

cuando la planchas

es mi camisa.


PD Literaria: es otoñal porque habla de hojas secas y la camisa me la empiezo a poner en otoño, por lo del fresco y tal. ¿A que es poético? No he sabido cómo meter el cenicero.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 27, 2006, 10:01:14 a. m.
Como las hojas,

plana,

como las hojas,

seca,

como la brisa,

fresca,

cuando la planchas.

Es mi camisa

mi cenicero.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Octubre 31, 2006, 02:40:12 p. m.
labios
que mojan
colillas
que caen
como hojas
muertas
en el cenicero
colillas
que caen
como hojas
muertas
tras las braguetas
sin labios
que mojen
las colillas
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Carlo en Noviembre 06, 2006, 12:41:45 a. m.
Mi camisa
ensartada de hojas
cual cenicero
de tu lecho.
Hace frí­o
cabrona
¿no es mejor...
bajo techo?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 13, 2006, 04:04:01 p. m.
Otoño. No acaba este otoño. La mujer más bonita del mundo llora, y sus lágrimas me aplastan como árboles derribados por el viento.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: lila en Noviembre 13, 2006, 05:14:53 p. m.
Joder, a mi me iba gustando eso de meter el cenicero por la boca (digo, labios), y planchar las camisas de la plana, con colillas.  Ah, ¿qué? ¿No era así­?  :P

Pero bueno, decir que esto me ha gustado también:

“Otoño. No acaba este otoño. La mujer más bonita del mundo llora, y sus lágrimas me aplastan como árboles derribados por el viento”

Aunque claro, eso de “la mujer más bonita del mundo” me suena infantil.

Pero vale, de los niños sea el amor y de los inocentes el trueno.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 13, 2006, 06:08:22 p. m.
Joder, a mi me iba gustando eso de meter el cenicero por la boca (digo, labios), y planchar las camisas de la plana, con colillas.  Ah, ¿qué? ¿No era así­?  :P

Pero bueno, decir que esto me ha gustado también:

“Otoño. No acaba este otoño. La mujer más bonita del mundo llora, y sus lágrimas me aplastan como árboles derribados por el viento”

Aunque claro, eso de “la mujer más bonita del mundo” me suena infantil.

Pero vale, de los niños sea el amor y de los inocentes el trueno.



Vale, bueno, sí­, es infantil, pero yo sé quién es.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Noviembre 14, 2006, 10:46:55 a. m.
¿Y si la que llora es fea, te da lo mismo?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 14, 2006, 01:23:45 p. m.
¿Y si la que llora es fea, te da lo mismo?


No conozco a gente fea, ¿cómo son?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Noviembre 14, 2006, 01:36:41 p. m.
Aviso: Inminente llegada del invierno.

Pasajeros de este mensaje embarquen por la puerta 4. Sin agua ni potingues.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Pombie en Noviembre 14, 2006, 01:56:49 p. m.
Aviso: Inminente llegada del invierno.

Pasajeros de este mensaje embarquen por la puerta 4. Sin agua ni potingues.

No podí­as haber elegido mejor noticia para darme.

(Me veí­a estrenando las botas de esquí­ sobre el asfalto)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 14, 2006, 02:27:40 p. m.
Aviso: Inminente llegada del invierno.

Pasajeros de este mensaje embarquen por la puerta 4. Sin agua ni potingues.


No, Barbie, no.
Falta un mes para el invierno.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Noviembre 14, 2006, 02:38:01 p. m.
Queda mucha hoja aún por caer :'-)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Pombie en Noviembre 14, 2006, 02:44:45 p. m.
¿Siempre hay que ser tan literales?

(Reniego de limitar los deseos)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 14, 2006, 03:20:36 p. m.
¿Siempre hay que ser tan literales?

(Reniego de limitar los deseos)

Por eso.
Yo todaví­a tengo que ver caer la hoja.
La hoja con que ella se tapa.

Sólo así­ llegará el invierno.


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: anantic en Noviembre 14, 2006, 04:16:38 p. m.
Qué ganas de llorar con el que escribiste ayer. Y bueno, de hacer un caldo con hueso de esternón.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Pombie en Noviembre 14, 2006, 05:42:25 p. m.
Aviso: Inminente llegada del invierno.

Pasajeros de este mensaje embarquen por la puerta 4. Sin agua ni potingues.


No, Barbie, no.
Falta un mes para el invierno.

¿Siempre hay que ser tan literales?

(Reniego de limitar los deseos)

Por eso.
Yo todaví­a tengo que ver caer la hoja.
La hoja con que ella se tapa.

Sólo así­ llegará el invierno.


Atajos por pasadizos donde los fluorescentes deslumbran la galerí­a otoñal. Derroche de incertidumbres que alientan el desánimo del monstruo moribundo que habita en las derrotas.

(¿Un mes para el invierno?)



Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Noviembre 15, 2006, 01:17:57 p. m.
Aviso: Inminente llegada del invierno.

Pasajeros de este mensaje embarquen por la puerta 4. Sin agua ni potingues.


No, Barbie, no.
Falta un mes para el invierno.

¿Siempre hay que ser tan literales?

(Reniego de limitar los deseos)

Por eso.
Yo todaví­a tengo que ver caer la hoja.
La hoja con que ella se tapa.

Sólo así­ llegará el invierno.


Atajos por pasadizos donde los fluorescentes deslumbran la galerí­a otoñal. Derroche de incertidumbres que alientan el desánimo del monstruo moribundo que habita en las derrotas.

(¿Un mes para el invierno?)






Démoslo* por terminado y dejemos caer la hoja de parra.

* cacofónico es, leche.

Con un saldo positivo en la cuenta de pérdidas y ganancias embalsadas nos podemos dar por otoñados, que nieve, que se pongan los pezones como escarpias.


P.S. Malikona, has dejado pasar una estupenda oportunidad otoñal a tres bandas :(
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Noviembre 15, 2006, 01:41:24 p. m.
Así­, leí­do al bies, pensaba que debí­amos dejar caer a la hija de puta.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Crunch en Noviembre 15, 2006, 05:07:54 p. m.
Pues espera, espera: la Navidad, ebullición de buenos deseos.

O la primavera, ebullición del deseo en sipispo.
Una mula y un buey

NAVIDADDDDD - -
le dan calor al niño,

retozan los insectos

alrededor.

  navidá, navidá.. como desvariamos

Sobre la paja

con luz del cielo brilla

divina alhaja.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Noviembre 15, 2006, 06:44:19 p. m.
Así­, a triscapellejo? Sin cenicero ni nada?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 15, 2006, 08:17:37 p. m.
Citar
que se pongan los pezones como escarpias


para colgar Los cazadores en la nieve de Bruegel
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: lila en Noviembre 16, 2006, 04:12:36 p. m.
Joder, a mi me iba gustando eso de meter el cenicero por la boca (digo, labios), y planchar las camisas de la plana, con colillas.  Ah, ¿qué? ¿No era así­?  :P

Pero bueno, decir que esto me ha gustado también:

“Otoño. No acaba este otoño. La mujer más bonita del mundo llora, y sus lágrimas me aplastan como árboles derribados por el viento”

Aunque claro, eso de “la mujer más bonita del mundo” me suena infantil.

Pero vale, de los niños sea el amor y de los inocentes el trueno.



Vale, bueno, sí­, es infantil, pero yo sé quién es.

Buenoooooo, al final me has convencido. Que lo sepas. (viendolo sin tanta roña, suena bien)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 20, 2006, 01:03:52 p. m.

Otoño. No acaba nunca este otoño. Ahora que tú ya no lloras, lo hago yo. Pero mis lágrimas se pierden por el desagí¼e, recorren cañerí­as, geografí­as subterráneas donde se desangran seres oscuros y feroces.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: firmado en Noviembre 20, 2006, 02:50:52 p. m.

Y lloré por algo que yo no entendí­a.
Y lloré con ella.
Y el viento golpeó la puerta.
Y protesté "¡Qué elemental es el viento!"
Y Dios -que por entonces
           era ayudante de cocina- dijo:
"Ya está bien. Acompañar la comida con lágrimas
hincha la panza".
Y ella dejó de llorar.
Y yo dejé de llorar con ella.

Rogelio Ramos Signes.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Noviembre 20, 2006, 04:03:39 p. m.


¿Es una daga, lo que veo frente a mí­,
con el mango hacia mi mano? Ven,
déjame agarrarte:
No puedo tenerte pero te veo ahí­.
Fatal visión, ¿no eres sensible al tacto
como lo eres a la vista?, ¿o sólo eres
un cuchillo de la mente, una falsa creación
de un cerebro consumido por la fiebre?

Macbeth, Acto I, Escena i
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Diciembre 06, 2006, 05:37:44 p. m.

Ya se está acabando el otoño... y qué guapa estabas anoche, cabrona, te miraba, y te miraba, y cada vez me sentí­a más como una pieza perdida de un puzzle...



(se acabó el otoño)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Enero 06, 2007, 05:02:07 a. m.


así­ que acabó el otoño
y llegó el invierno
...
y
llega la hora de las caricias
y de los besos
y
sientes
que lo único que puedes hacer
es seguir bebiendo
y
adviertes
que estás solo

                     de pronto
lo adviertes

te rodea una soledad
insobornable
y lo único que puedes hacer es
seguir bebiendo
y
piensas
de pronto
que es dificil morir
cuando morir ya no te importa
y
   sigues
             bebiendo

hasta
que entiendes

de pronto

que eres casi un puto inmortal
que bebes hasta reventar

y

   no
       
         te

               mueres

que ha pasado la hora de las caricias
                                                    y de los besos

y que sigues estando solo
en medio de un tumulto de seres extraños

solo

como la muerte

sin besos

                sin caricias

                                   sin nada




Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Vitesse en Enero 18, 2007, 09:07:35 p. m.
¿Es tuyo?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Enero 19, 2007, 09:01:53 p. m.
¿Es tuyo?


Si te refieres al anterior, tengo la excusa de que estaba totalmente bebido... Pero sí­, vamos... cuando algo no es mí­o, es decir, cuando es bueno, pongo de quién es.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Enero 20, 2007, 12:05:35 a. m.
Si te refieres al anterior, tengo la excusa de que estaba totalmente bebido... Pero sí­, vamos... cuando algo no es mí­o, es decir, cuando es bueno, pongo de quién es.

A mí­ me parece muy bueno, aunque algunos versos me chirrí­an.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Febrero 03, 2007, 06:58:56 a. m.

... y llega la hora de los besos tras los besos
de morder talones
de clavar las uñas sobre la grupa enfebrecida
y abandonarse tristemente
al deseo
             tras
                    el deseo
porque a esta hora
el amor
            no es
                      suficiente
tristemente
me abandono
al sueño de quererte y no quererte
saciarme y no saciarme
y salto de rama en rama
como un pájaro
porque el amor
                      no es
                               suficiente
a esta hora en que Hamlet toca el violí­n
con el organista de la santa tragedia
y Orfeo abandona el muelle de las sombras
a esta hora
en que amarte ni siquiera es suficiente
porque se agotaron todos los deseos
y los cuerpos
                   se desvanecieron
                                             como hojas muertas



(joder qué pedo llevo...)

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Vitesse en Febrero 03, 2007, 05:44:38 p. m.
Visto lo visto, yo que tú me pasaba el dí­a borracho.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: pescadilla en Febrero 06, 2007, 03:28:15 p. m.
Visto lo visto, yo que tú me pasaba el dí­a borracho.

¿quién te dice que no lo hace?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: JINKS en Febrero 08, 2007, 12:21:17 a. m.
Empecé la carrera sin prisas
distrayéndome con tus cabellos
tantas asignaturas por delante
y tanto afán por aprenderlas
ni un dí­a haciendo novillos
todos los dí­as en primera fila
detesto los apuntes prestados
que mi cabeza y mi corazón
sepan lo que hace mi mano derecha
y que mi  mano izquierda sepa
lo que pasa en tu cabeza y tu corazón

si pasa por tu frente y tus sienes
sí­ empiezo a entender y sentir
lo que hay ahí­ debajo
me deslizo a tus cejas tus ojos
y aprendo a saborear y desear el aprendizaje
reconozco lo difí­cil que será
intuyo cuánto me va a gustar
y que no habrá en mi expediente un no presentado

me entretengo en la tibieza larga de tu cuello
en el algodón sensible de tu lóbulo
y soy más aplicado que nunca
en las axilas está la marí­a
vamos a tomarlo con buen humor
nos relajamos que ésta es fácil
que no se diga que no somos humanos
aunque no dejemos de sentir como animales

en tus pechos quiero demostrar que soy buen estudiante
buscaré bibliografí­a aprovecharé las tutorí­as
me apetece impresionar al docente
dejar algo bonito en mi curriculum
también quiero explayarme en los seminarios de tus dedos
descubrir en tus manos la materia ampliada del conocimiento
los temblores primitivos ante lo ignorado

ya se sienten cerca los calores del verano
se aproxima el paso del ecuador
caramelizado entre los pliegues de tu ombligo
disfrutemos la alegrí­a del momento
iré asumiendo esa tí­pica tensión ante la inminencia
de la asignatura insoslayable
del examen definitivo
ahí­ quisiera suspender
y quedarme a repetir una y otra vez.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Febrero 08, 2007, 09:38:11 p. m.

una confesión insondablemente ebria, que tal vez explique ciertas cosas,
o tal vez no, tal vez no existen explicaciones




hablo de un hombre, de un cierto tipo de hombre
que a veces en el océano de la noche
despierta alucinado
y como un asesino de rostro levemente humano
echa mano a su pobre faltriquera
y rasga
           la cortina
                          del sueño
con el filo de su hierro sombrí­o
es entonces cuando ese tipo de hombre
siente el coraje mudo del espanto
el mundo es una isla
y el tiempo
                 duele
                          como una mortaja de hielo
y aunque al lado descansa un cálido cuerpo amado
el mundo ha llegado a ser una isla donde arriban los fantasmas
y es entonces cuando este hombre
este tipo de hombre del que estoy hablando
siente el zarpazo del espanto en su frente alucinada
allí­ está aquella mujer que amó
alzándose tras la guadaña del tiempo en su lecho de tempestades
era el tumulto del deseo apretado en colmenas
erupción de abejas en un cáliz de rosas
era tan bella y tan amada que el amor le empapaba el alma
como una exudación de reptiles, porque este hombre era muy joven
y ya no sabí­a cómo amarla,
y a veces
              algunas veces
despertaba en medio de la noche asaltado por un miedo incontenible
y la veí­a morir
                      morir eternamente
y en ese momento de oro
alumbrado por un dios de negra incertidumbre
ya habí­a comprendido que su vida estaba maldita
porque ya no sabí­a cómo amarla
                                              ni cómo amarse a sí­ mismo
y este hombre
este hombre del que estoy hablando
se volvió irrazonable y sutil y vagamente sarcástico
un candidato al asilo de los condenados
o de los estúpidos
y este hombre, que tal vez era bueno
o pretendí­a serlo
afiló la infausta hoja de la traición en la piedra de heliogábalo
y tal vez siendo en esencia bueno o pretendiendo serlo
llenó su vida de descuidos y conciliábulos herméticos
como si hubiera nacido para arder en un fuego indomable
perpetuamente alejado de la luz
perpetuamente maldito
sin razón aparente
y al pasar los años
vuelve al punto de partida
el mundo es una isla
cada vez más pequeña
pero ahora es demasiado tarde
porque tu tiempo ya no es el mí­o
y el aire ha cavado una tumba
entre tu alma y la mí­a

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Febrero 08, 2007, 10:06:29 p. m.
Coño, me parece buení­simo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Febrero 11, 2007, 10:32:01 p. m.

crónica de un instante,
o apagas la vela con un soplo




no hubo tiempo de nada. he pasado fugaz
como un soplo pasé como un soplo
brillando ordenado y seguro caliente animal     (1)
sin más juventud que el sonido de la demencia (2)
bebí­ en las dulces heridas de la noche       (3)
                           nadie
recuerda nada aquí­. todo está aislado en su inseguridad;
la luz es un naufragio de hogueras apagadas      (4)
somos ya como el fuego, tendemos al reposo de lo que está quemado    (5)
todo es recuerdo ya. la piel. los ojos.
la noche está conmigo, sus corceles,
la terrible pureza de la nada             (6)

sólo quedan tus labios
(y el recuerdo de tus labios)
que soplaron y apagaron la llama
donde ardimos
                      un instante







1. Félix de Azúa, “Pasar”, de Pasar y siete canciones. Poesí­a 1968-1988, Hiperión, 1989

2. Juan Carlos Mestre, “El sonido de la demencia”, de La Poesí­a ha caí­do en desgracia, Visor, 1992

3. Juan Carlos Mestre, “La copa del deseo”, de obra citada.

4. Diego Jesús Jiménez, “Homenaje a Federico Garcí­a Lorca”, de Itinerario para náufragos, Visor, 1996

5. Francisco Brines, “Escrito en el humo”, de Palabras a la oscuridad. Poesí­a completa 1960-1997, Tusquets editores, 1997

6. Persio, “Crepúsculo”
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: L´imperatrice en Febrero 11, 2007, 11:07:12 p. m.
California , se te da bien el lenguaje poético ,me gusta lo que escribes .

(esas citas ¿son un trabajo de intertexto?  ;) )

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Febrero 12, 2007, 12:36:57 a. m.
California , se te da bien el lenguaje poético ,me gusta lo que escribes .

(esas citas ¿son un trabajo de intertexto?  ;) )




gracias, emperatriz...

jaja, me costó un huevo encontrar esas citas, y hacer un collage que transmitiera la brevedad de todo... y que de la vida, al final, lo mejor, es el instante en que una mujer guapa (o querida o amada, lo que se prefiera, que cada cual lo rellene a su modo) apaga una vela con un soplo mientras te mira a los ojos...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 03, 2007, 06:04:19 a. m.


... y asitiré como un sonámbulo al concierto
de las verdades al teatro
sin máscaras de los engaños patibularios
donde duele menos la verdad desnuda
que el engaño compartido, donde
escondemos los cadáveres involuntarios
de esta indulgencia tan honesta
que nos permite ser nosotros mismos
sin la incertidumbre de dudar siquiera
si duele más una verdad o una mentira ...

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Marzo 05, 2007, 09:21:31 p. m.
...puedo opinar?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Gilles DeRais en Marzo 06, 2007, 02:24:31 p. m.
Por favor :D
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Marzo 06, 2007, 09:13:13 p. m.
...mejor no.

Van a pensar que actúo "de oficio".

Pero que conste que me he quedado con las ganas.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Marzo 06, 2007, 09:33:51 p. m.
Van a pensar que actúo "de oficio".

¿Y eso te preocupa?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Marzo 06, 2007, 09:57:41 p. m.
No, de hecho es inevitable.

Pero estarás conmigo en que los poemitas merecen algo más que eso.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Marzo 06, 2007, 10:17:34 p. m.
No, de hecho es inevitable.
Pero estarás conmigo en que los poemitas merecen algo más que eso.

Bueno, yo en este hilo ya he opinado de dos de ellos en plan laudatorio.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Marzo 06, 2007, 10:21:30 p. m.
Loa esto:

... y asitiré como un sonámbulo al concierto
de las verdades al teatro
sin máscaras de los engaños patibularios
donde duele menos la verdad desnuda
que el engaño compartido, donde
escondemos los cadáveres involuntarios
de esta indulgencia tan honesta
que nos permite ser nosotros mismos
sin la incertidumbre de dudar siquiera
si duele más una verdad o una mentira ...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Marzo 06, 2007, 10:52:34 p. m.
Loa esto:


Creo que ese poema lo escribió sobrio.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 07, 2007, 02:00:00 a. m.
Loa esto:


Creo que ese poema lo escribió sobrio.



no, no, estaba pedo también, no tengo excusa

tiene razón Nicotin, es muy lamentable, una absoluta mierda

totalmente vergonzoso, ya lo quitaré, pero antes me expondré un poco más a la vergí¼enza pública como penitencia
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Marzo 07, 2007, 10:21:09 a. m.
no, no, estaba pedo también, no tengo excusa
tiene razón Nicotin, es muy lamentable, una absoluta mierda
totalmente vergonzoso, ya lo quitaré, pero antes me expondré un poco más a la vergí¼enza pública como penitencia

Lo mismo a alguien le gusta, qué se yo.

Bórralo si te apetece, pero yo insisto en lo que dije alguna vez por aquí­ y otra vez en el foro ultrasecreto de editores de la gí¼eb. No nos creamos que aquí­ hay que poner cosas realmente buenas, que las artes son cosas para genios, porque entonces no hacemos nada. Casi todo el mundo tiene inquietudes artí­sticas y suele venir bien cultivarlas y compartir los resultados, así­ de andar por casa. Otra cosa, claro, es que de entre todos los truños que uno dé a luz, uno decida compartir los que le dé la gana o los que le parezcan mejores, es una opción legí­tima. Y claro, en tu caso el listón está alto porque creo que hay auténtica calidad literaria en tus escritos.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Marzo 07, 2007, 11:10:12 a. m.
Todo esto es extremadamente otoñal.

Pues ya está.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 07, 2007, 01:39:39 p. m.
no, no, estaba pedo también, no tengo excusa
tiene razón Nicotin, es muy lamentable, una absoluta mierda
totalmente vergonzoso, ya lo quitaré, pero antes me expondré un poco más a la vergí¼enza pública como penitencia

Lo mismo a alguien le gusta, qué se yo.

Bórralo si te apetece, pero yo insisto en lo que dije alguna vez por aquí­ y otra vez en el foro ultrasecreto de editores de la gí¼eb. No nos creamos que aquí­ hay que poner cosas realmente buenas, que las artes son cosas para genios, porque entonces no hacemos nada. Casi todo el mundo tiene inquietudes artí­sticas y suele venir bien cultivarlas y compartir los resultados, así­ de andar por casa. Otra cosa, claro, es que de entre todos los truños que uno dé a luz, uno decida compartir los que le dé la gana o los que le parezcan mejores, es una opción legí­tima. Y claro, en tu caso el listón está alto porque creo que hay auténtica calidad literaria en tus escritos.


Estoy de acuerdo, y en las discusiones de la web mostré mi disconformidad con cualquier tipo de concurso o calificación, porque, efectivamente, esto se hace para divertirse, y yo no tengo ningún tipo de pretensión literaria. Dejé de escribir hace 20 años, y sólo ahora, llamado a veces por el alcohol, me atrevo a pergeñar algunas frases según me vienen. Lo malo del alcohol y de las drogas es que haces una mierda y no tienes en ese momento la capacidad suficiente para advertirlo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 10, 2007, 04:53:57 a. m.


apartad
de mí­
sus ojos
dejadme
solo
en la
negra
noche
dejadme
sólo
con
un vaso
de aguardiente
para
desterrar
sus pupilas
a los más
ingratos
infiernos
dejadme
solo
exhalando
el humo
de las pupilas
donde
mi imagen
ardió
un instante


(otra vez borracho, sí­, lo siento)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 30, 2007, 03:35:05 p. m.


... y con este andamiaje inhóspito de la palabra no podrí­a expresar el quebranto que me produce la belleza áspera de tu rostro cuando me miras desde la sofocada lejaní­a del hielo que se deshace lentamente en el vaso al perentorio ritmo del otoño ...


[sobre el agotamiento]
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 25, 2007, 09:34:39 a. m.


Los Haikus del delirio

I

Todo está oscuro
mis manos ciegas dibujan
tu presencia
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 25, 2007, 10:09:56 a. m.

Los Haikus del delirio

II

Todo es confusión
mis ojos perdidos siguen el rastro
de tus lágrimas
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 25, 2007, 10:58:52 a. m.
Los Haikus del delirio

III                                            III (b)

Todo es emboscada                     Todo es emboscada
mi boca herida espera                  mi boca herida espera
el aire donde tiemblas.                 el beso donde habitas.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 25, 2007, 11:02:48 a. m.
Los Haikus del delirio

IV                                                     IV (b)

Todo está vací­o                                   Todo está vací­o
la palabra que no nombras                    la palabra que no pronuncias
aleja las tinieblas.                                puebla las tinieblas.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 25, 2007, 12:41:37 p. m.
Los Haikus del delirio

V                                                         V (b)

Todo es vértigo                                      Todo es vértigo
pero mirarte es desplazarse                     pero mirarte es transitar
por la cuerda de una viola.                       por el rizo de una ola.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 04:06:06 a. m.
Sigue tocando esa cuerda y se rompera , dijo el...
y la cuerda se rompio
y todo se fue a la mierda
siempre hay una diosa escocesa esperando
a la vuelta de la esquina.

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 04:15:42 a. m.
Tras la nieve que rodaba de canto
el rostro de un viejo se me aparecio
llevaba sobrero de cuero y botas de paja
tras la nieve que seguia rodando de canto

Quien eres tu ? me respondio el
soy tu hijo , pregunte yo
y la nieve seguia rodando de canto
porque nada cae recto , ni rueda recto , ni se sostiene rectamente

salvo para quien ha aprendido a mirar como la nieve
de canto
para eso se hizo la nieve
para caer de canto

para ti y para mi
porque somos transversales
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 04:17:37 a. m.
porque no hay nada que te quede tan lejos , tenlo claro
como tu rostro
porque no es tuyo
porque le pertenece a el
al espejo
es suyo
de su propiedad

metetelo en la cabeza
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 04:19:25 a. m.
tienes que saber que si no corres nada te perseguira
porque nada persigue
solo hay mucha gente que corre
sin saber por que
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 05:03:34 a. m.
por sus modales
por sus bajezas
por su fiereza
por su orgullo

lo reconoci

por la trinidad
por el plomo y el azufre de los atajos de gente demasiado vieja
como para tomar ya parte

aposte con el

por esa que mira
por esa que sonrie
por esa que bebe
por la trinidad
por mis santos cojones

hable con el

por el pelicano
y el juego de piernas de los que no aprendieron a sonreir a tiempo
y ahora lo pagan caro

por tu pecho
por mi vientre
por todo lo humedo
por todo lo que se deja oler

perdi contra el

y me dio fuerte , y me dio duro
como se da , fuerte y duro , siempre que se juega con el
pero siempre apuesta
porque es esa su manera de hacer las cosas

apuesta , fuerte y duro , como siempre que se juega con el
seguro que ganas.

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 05:09:36 a. m.
hay una fotografia de los rapidos de Carolina
adornando tu pared
y Murnau , jodido pero cierto , apunta sobre ellos con el dedo
porque Murnau nunca ha visto los rapidos
ni ha corrido con los rapidos
si no es para dejarse llevar por los rapidos

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 05:16:09 a. m.
que me he perdido ?
que gente es esta ?
quien puede matar algo tan lindo
por deshacer un nudo de una vida vieja ?

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 29, 2007, 05:17:45 a. m.
todos sabiamos de antemano
que no podia funcionar

no funciona asi
te lo dijimos hace tiempo
 
pero no nos haces caso
nunca nos haces caso

por eso nos miras ahora asi
nunca terminas de saber cual es tu sitio
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 29, 2007, 01:32:22 p. m.


hostias, Lace, qué ataque de lirismo ...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Oddball en Abril 29, 2007, 02:23:40 p. m.
quien puede matar algo tan lindo

En el interior de todo areopajero hay un letrista de Modestia Aparte luchando por salir.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: No-soy-Gilles en Abril 29, 2007, 09:39:12 p. m.
Pareceis unas putas viejas que confundiesen al evocar su juventud, la lujuria de sus clientes hacia sus cuerpos antaño firmes con amorios y mariconadas de esas
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lacenaire en Abril 30, 2007, 04:29:42 a. m.


hostias, Lace, qué ataque de lirismo ...

Ataque de seis dias seguidos acabando a las tantas semiborracho .
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 01, 2007, 07:08:02 p. m.
Pareceis unas putas viejas que confundiesen al evocar su juventud, la lujuria de sus clientes hacia sus cuerpos antaño firmes con amorios y mariconadas de esas

que sí­, que sí­, Sor Ye-Ye
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 09, 2007, 11:40:57 a. m.

Los Haikus del delirio

VI

Todo es temblor
tu cuerpo es la cima
y la ciega caí­da.                     
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 13, 2007, 11:52:10 a. m.
Los Haikus del delirio

VII

Todo es huida
perenne deserción
me arrebatan la luz





Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 13, 2007, 12:15:35 p. m.

Los Haikus del delirio

VIII

Todo es estampida
palabras, deseos en fuga
sosiego sin aposento


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 13, 2007, 12:31:02 p. m.

Los Haikus del delirio

IX

Todo se agota
en el lí­mite o en el principio
el delirio llega al final
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Mayo 15, 2007, 01:26:42 p. m.
Los Haikus del delirio

X & XI (y fin de la historia)

nada hay que falte tanto
tanto y en tantas partes
como ella cuando no está
tallamos su ausencia
esculpiendo palabras
que se pierden en el barro



Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Junio 18, 2007, 04:22:31 p. m.
Solo.


Estoy en el aero foro este
y nadie me quiere
nadie me hace caso
y el cielo es raso.
las muy zorras
no quieren ser
no tengo hamigas
y estoy muy triste.
Como el capitán alatriste.

Siento mucho dolor
y si me aprieto es peor
y necesito hamor
y no le caigo bien a nadie ninguna
y no me puedo dormir hasta la una,
no puedo dormir
y soy muy emo
y así­ es muy triste vivir.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Bette en Junio 18, 2007, 08:37:02 p. m.
Madre de Dios, tú, qué ascopena más angustiosa das.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Junio 18, 2007, 08:39:03 p. m.
¿Te ha conmovido?
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Bette en Junio 18, 2007, 08:48:49 p. m.
No sentí­a un estremeciemiento parecido desde que acabé mi último soneto.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Nicotin en Junio 18, 2007, 08:57:53 p. m.
Gracias, en serio.

No, de verdad. Gracias.

No, no, es que... no sé... me he sentido como... no sé..

¡Haré otro poema!
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Bette en Junio 18, 2007, 09:10:06 p. m.
Te advierto, antes de que te pongas a ello, de que yo soy muy capaz de fabricar sonetos de seis en seis...
Que es que yo no sé si tú eres consciente de en qué puede acabar todo esto, en fin.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: a priori en Septiembre 20, 2007, 07:18:18 p. m.
Poseí­a la mirada del hielo
Y una duda eterna acariciando su boca
Hablaba como el silencio cuando está a punto de estallar
Como la idea que se escapa de la razón
Como el grito ahogado de un deseo
Miedos que dirigen la ausencia de razones
Cuando todo se derrumba sobre nuestra ingravidez
Antes que la noche exprese su rechazo
Con la leve fatiga de lo inalcanzable
Con un beso desapareciendo entre las sábanas
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Octubre 01, 2007, 07:21:29 a. m.
Buscaba algo
buscaba mucho,
buscaba siempre.
Nunca supe que era.

Ahora  el otoño
me encuentra cansado, dolorido, maltrecho,
viejo.

Ya sólo espero,
que llegue el invierno
y la nieva me cubra
y se lleve el fracaso
de mi vida perdida.


Vuestro, no voy borracho;

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Octubre 01, 2007, 08:18:31 a. m.
Me duermo y despierto una estación después de la mí­a. Intento bajar apresuradamente pero la puerta se me cierra casi en los morros. La gente me mira  y disimuladamente intenta ocultar el principio de sonrisa que asoma en sus rostros.

Ya no llego. Bajo la cabeza y dirijo la vista hacia el suelo. Pienso “aguanta, aguanta”, pero no puedo evitar que la primera lágrima aflore y tras ella, todas las demás.
Subo la mirada y observo como el vagón desví­a ahora, incómodo, la suya.

 Bajo y salgo a la calle. No reconozco donde estoy,  pero  cientos de hojas secas perlan las aceras. Siento frí­o, me crujen los huesos. Ha llegado el otoño.


Vuestro, pero la almorrana me castiga el cacas;

Dolordebarriga

PD: Por si acaso exime.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Scardanelli en Octubre 06, 2007, 08:00:17 a. m.
Impresionante creación literaria, Dolordebarriga. Me atrevo a afirmar que está a la misma altura que tus chistes. Y lo digo sin envidia. Es más, para ser sincero he de confesarte que admiro ese increí­ble don que Dios te ha dado para hacer que el lector rí­a, llore, se estremezca, quiera morirse, desee matarte.

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Octubre 06, 2007, 09:22:45 p. m.
Que rencoroso que eres, Scardy.

Tú, yo te perdono;

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Scardanelli en Octubre 07, 2007, 05:12:31 a. m.
No me merezco tu perdón.

Era consciente del subforo en el que estaba, entré en el hilo a sabiendas de lo que se cuece en él, reconocí­ tu nombre sin problemas y aún así­ voy y -¡imbécil, imbécil!- te leo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Octubre 31, 2007, 11:57:52 a. m.
Hola hoja. Bienvenida al suelo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Scardanelli en Noviembre 02, 2007, 09:13:38 p. m.
Hola, coja, bienvenida al suelo.
Adí­ós, dientes, despedí­os del otoño.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: caperucitaroja en Noviembre 15, 2007, 10:15:56 p. m.
Joer con las puñeteras hojas cayendo, ¿que no kedan arboles de hoja perennnne u ke?


1 exabrupto y 15 palabras
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 27, 2008, 06:06:44 p. m.


durante mucho tiempo creí­ que las palabras eran barcos a la deriva
           en océanos ciegos al sentido
que tras cada palabra se ocultaba el cadáver de otra palabra aún más amarga
que toda imagen se estrellaba contra muros eriguidos por la negra adversidad
          pero
llegas avanzando entre túmulos de palabras
encendiendo cada sí­laba con una bengala que estalla en el corazón de la noche
allí­ donde los labios del insomne se hunden en su letargo de reptil enjaulado
           estremeces
                           los gélidos pies
                                                 de las estatuas
mueves lo que permanecí­a quieto en el aura frí­a del mármol
estampas tu risa de palabras
                                        tu beso de palabras
                                                                    tu mirada de palabras
en un estanque lí­quido de sexo
donde el pétalo de tu coño rasga la noche como el grito furioso del ahorcado
y donde cada imagen adquiere la consistencia de la piedra que arde

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Marzo 27, 2008, 08:59:54 p. m.


durante mucho tiempo creí­ que las palabras eran barcos a la deriva
           en océanos ciegos al sentido
que tras cada palabra se ocultaba el cadáver de otra palabra aún más amarga
que toda imagen se estrellaba contra muros eriguidos por la negra adversidad
          pero
llegas avanzando entre túmulos de palabras
encendiendo cada sí­laba con una bengala que estalla en el corazón de la noche
allí­ donde los labios del insomne se hunden en su letargo de reptil enjaulado
           estremeces
                           los gélidos pies
                                                 de las estatuas
mueves lo que permanecí­a quieto en el aura frí­a del mármol
estampas tu risa de palabras
                                        tu beso de palabras
                                                                    tu mirada de palabras
en un estanque lí­quido de sexo
donde el pétalo de tu coño rasga la noche como el grito furioso del ahorcado
y donde cada imagen adquiere la consistencia de la piedra que arde



ínimo, California, sigue intentandolo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 28, 2008, 03:29:28 p. m.


durante mucho tiempo creí­ que las palabras eran barcos a la deriva
           en océanos ciegos al sentido
que tras cada palabra se ocultaba el cadáver de otra palabra aún más amarga
que toda imagen se estrellaba contra muros eriguidos por la negra adversidad
          pero
llegas avanzando entre túmulos de palabras
encendiendo cada sí­laba con una bengala que estalla en el corazón de la noche
allí­ donde los labios del insomne se hunden en su letargo de reptil enjaulado
           estremeces
                           los gélidos pies
                                                 de las estatuas
mueves lo que permanecí­a quieto en el aura frí­a del mármol
estampas tu risa de palabras
                                        tu beso de palabras
                                                                    tu mirada de palabras
en un estanque lí­quido de sexo
donde el pétalo de tu coño rasga la noche como el grito furioso del ahorcado
y donde cada imagen adquiere la consistencia de la piedra que arde



ínimo, California, sigue intentandolo.


ínimo, Pozí­, tú también puedes seguir intentántolo, pero ten cuidado: no te descoyuntes la rabadilla... ciertas posturas automasturbatorias son peligrosas...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Marzo 28, 2008, 06:21:10 p. m.


durante mucho tiempo creí­ que las palabras eran barcos a la deriva
           en océanos ciegos al sentido
que tras cada palabra se ocultaba el cadáver de otra palabra aún más amarga
que toda imagen se estrellaba contra muros eriguidos por la negra adversidad
          pero
llegas avanzando entre túmulos de palabras
encendiendo cada sí­laba con una bengala que estalla en el corazón de la noche
allí­ donde los labios del insomne se hunden en su letargo de reptil enjaulado
           estremeces
                           los gélidos pies
                                                 de las estatuas
mueves lo que permanecí­a quieto en el aura frí­a del mármol
estampas tu risa de palabras
                                        tu beso de palabras
                                                                    tu mirada de palabras
en un estanque lí­quido de sexo
donde el pétalo de tu coño rasga la noche como el grito furioso del ahorcado
y donde cada imagen adquiere la consistencia de la piedra que arde



ínimo, California, sigue intentandolo.


ínimo, Pozí­, tú también puedes seguir intentántolo, pero ten cuidado: no te descoyuntes la rabadilla... ciertas posturas automasturbatorias son peligrosas...

Por tu machista forma de escribir, tú no eres California, sino Californio.
Independientemente de quien sea Pozí­, tu respuesta es una groserí­a.
Californio, cielo, debes encajar mejor las crí­ticas, al fin y al cabo, no te he dicho lo que es en verdad tu... tu...eso, tu escrito, pero aprovecho par decirtelo: Una puta mierda. Tú no has visto un ahorcado en tu vida, ni has oí­do su grito, y por lo de el pétalo, dudo que alguna vez hayas visto un coño


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Marzo 28, 2008, 06:45:11 p. m.

No te creas, una vez vi un coño, pero tení­a muy mala perspectiva, Pozi.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Marzo 29, 2008, 10:25:07 p. m.
No me habí­a fijado, Cali, pero lo del "grito furioso del ahorcado" suena un poquito raro.

Tu, ghhhhhhhhhhhhhh (pero flojito);

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Marzo 30, 2008, 08:31:12 p. m.
Poseí­a la mirada del hielo
Y una duda eterna acariciando su boca
Hablaba como el silencio cuando está a punto de estallar
Como la idea que se escapa de la razón
Como el grito ahogado de un deseo
Miedos que dirigen la ausencia de razones
Cuando todo se derrumba sobre nuestra ingravidez
Antes que la noche exprese su rechazo
Con la leve fatiga de lo inalcanzable
Con un beso desapareciendo entre las sábanas


...Tení­a la mirada frí­a, desangelada, y un rictus de duda en los labios, como si deseara hablar y no pudiera definir sus pensamientos. Miedos, temores, de después, de lo desgarrado. La noche acababa y al punto, sólo quedarí­an las sábanas como un barco a la deriva…
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: ganja en Abril 01, 2008, 07:45:46 a. m.
Citar
Tú no has visto un ahorcado en tu vida, ni has oí­do su grito, y por lo de el pétalo, dudo que alguna vez hayas visto un coño

Esto...juzgar la calidad de un poema con la vara de lo exacto/inexacto en comparación a no-sé-qué-realidad es, por decirlo suavemente, una suprema taruguez. Más bien se trata de lo que evoca, no de la calidad del grano fotográfico o número de pí­xeles por verso.
Gracias por el poema, california.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 01, 2008, 11:39:22 p. m.
ganja, si lo que deseas es hacer la pelota a California, lo has hecho muy bien, cielo. Pero…, el poema, como tú lo llamas, es malo de solemnidad. Es más, ni siquiera es malo, es malí­simo.
California, lo único que ha hecho ha sido, elegir una serie de palabras, más o menos poéticas,  barajarlas como fichas de dominó y unirlas. Ha cometido el error imperdonable de supeditar el sentido del…poema, si no, en este caso a la rima, sí­, a la palabra o frases más o menos pomposas o afectadas. Por ejemplo: piedra que arde, grito de un ahorcado ( a no ser que se refiera a un ahorcado por los pies), estanque lí­quido de sexo, pétalo de su coño ( de margarita, de rosa, rojo, blanco…) aura frí­a de mármol… etc, etc. Total, que ni siquiera tiene la inocencia del poema malo que se suele enviar a una novia sentimental.


PD: Pero si a ti, ganja, el…poema  te parece maravilloso, pues estupendo. Y haces bien en que te parezca maravilloso, de lo contrario, California podrí­a rebajarte como mujer llamándote puta, o podrí­a meterse con tus costumbres masturbatorias, como hizo creyéndome Pozi

Un beso, ganja

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 02, 2008, 12:05:14 a. m.

por alusiones:

a mí­ me da igual que sea malo, malí­simo, o bueno, o pasable, o lo que sea, y en concreto me da igual lo que te padezca a ti (puta zorra), ni soy poeta ni pretendo serlo, escribo lo que me sale de las pelotas cuando me sale de las pelotas, y va destinado a quien me sale de las pelotas




(una diferencia entre tú y yo es que yo respeto a todos los que les da por escribir en este subforo, pero, vamos, que me la suda, que sigas con tu rollo)


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 02, 2008, 12:25:22 a. m.
Eres un mentiroso despreciable ( cerdo machista) No te da lo mismo si tu poema es malo, malí­simo, o bueno, o pasable. De lo contrario no te afectarí­a tanto.
 En lo que no mientes es en que no eres poeta. Que escribes lo que te sale de las pelotas ( cerdo machista ) es evidente: aire, nada

Te recuerdo, ( cerdo machista) que TU NO RESPETAS A TODOS LOS QUE ESCRIBEN EN ESTE SUBFORO.

A mi contestación a tu escrito: Animo, California, sigue intentándolo.

Tú ( cerdo machista) respondiste como tal, como un cerdo machista metiéndote con la sexualidad de una mujer, rebajándola, y todo porque no le gustó tu escrito.


Jajajajjajaja.

Lo que pasa, cerdo machista, es que has quedado en evidencia y como tal, como lo que eres, un cerdo machista.


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Abril 02, 2008, 12:32:19 a. m.

Jajajajjajaja.

(http://www.linkmesh.com/imagenes/temas/mazinger_z/baron_ashler.jpg)

Tu, te ayudo, alfa, porque estás flojuno;

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: ganja en Abril 02, 2008, 12:34:21 a. m.
ganja, si lo que deseas es hacer la pelota a California, lo has hecho muy bien, cielo. Pero…, el poema, como tú lo llamas, es malo de solemnidad. Es más, ni siquiera es malo, es malí­simo.
California, lo único que ha hecho ha sido, elegir una serie de palabras, más o menos poéticas,  barajarlas como fichas de dominó y unirlas. Ha cometido el error imperdonable de supeditar el sentido del…poema, si no, en este caso a la rima, sí­, a la palabra o frases más o menos pomposas o afectadas. Por ejemplo: piedra que arde, grito de un ahorcado ( a no ser que se refiera a un ahorcado por los pies), estanque lí­quido de sexo, pétalo de su coño ( de margarita, de rosa, rojo, blanco…) aura frí­a de mármol… etc, etc. Total, que ni siquiera tiene la inocencia del poema malo que se suele enviar a una novia sentimental.


PD: Pero si a ti, ganja, el…poema  te parece maravilloso, pues estupendo. Y haces bien en que te parezca maravilloso, de lo contrario, California podrí­a rebajarte como mujer llamándote puta, o podrí­a meterse con tus costumbres masturbatorias, como hizo creyéndome Pozi

Un beso, ganja



Cuidado con las comas, Anna, escribes tartajeando y no se te entiende.

 Piedra/arde o grito / ahorcado son palabras que no suelen aparecer unidas,  evocan lo imposible, lo inaudito  cuando ya nada se espera.
Un poema evoca no retrata y esto es así­ porque un poema maneja emociones y éstas, como cualquier lector de poesí­a sabe,  es imposible abarcarlas; tan sólo es posible evocarlas de forma indirecta. 
Siguiendo tu crí­tica no se salva ni un solo poema, por pomposo y engañoso y por osar unir palabras que la realidad se niega en unir. Para pomposa, la soflama cejijunta que cito en este mensaje, preñada de comas tan pseudosesudas como innecesarias.

 

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Abril 02, 2008, 12:36:50 a. m.
Ganja, el  poema es una puta mierda, que una cosa no quita a la otra.

Tu, el mí­o de más arriba también;

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: ganja en Abril 02, 2008, 12:54:03 a. m.
Ganja, el  poema es una puta mierda, que una cosa no quita a la otra.

Tu, el mí­o de más arriba también;

Dolordebarriga

Y ahora vengo yo jodiendo y te pregunto ¿por qué? ¿eh?.
 Si es por lo de que las piedras no arden o los coños son más parecidos a las almejas que a los pétalos, te remito a mi anterior mensaje, etc etc etc.
 
( euhm, ahora que leo su último mensaje me está empezando a dar canguelo la tal Anna Ashler)


Miss Z

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 02, 2008, 12:57:35 a. m.
Por lo que, ganja, me dices, de las comas, ganja,( y por el resto también) y correspondiendo a tus ofensas, ganja, deduzco que no sólo tienes plano el aliento, ganjas
Y después de leerte, ganja, empiezo a cambiar sinceramente de opinión con respecto al POEMA de California. Empiezo a pensar que es muy, pero que muy bueno, pues creo que a lo mejor está dirigido o dedicado a ti, y entonces, es el idóneo, el mejor, porque tú te mereces un poema como ese. Y un poema como ese no es fácil hacerlo.

Dale un beso de mi parte a ese ¡peazo de peta!
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Agarkala en Abril 02, 2008, 01:01:51 a. m.
Por cosas como estas, cualquiera tiene los santos cojones de publicar algo en este subforo.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 02, 2008, 01:03:24 a. m.

Perdón por el error, rectifico mi anterior  escrito: no quise decir peta, sino poeta. Es decir, quise decir: ¡Peazo poeta! No peta. Lo siento, pido disculpas y prometo no reí­rme más mientras escribo un mensaje par areópago
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 02, 2008, 01:05:34 a. m.
Eres un mentiroso despreciable ( cerdo machista) No te da lo mismo si tu poema es malo, malí­simo, o bueno, o pasable. De lo contrario no te afectarí­a tanto.
 En lo que no mientes es en que no eres poeta. Que escribes lo que te sale de las pelotas ( cerdo machista ) es evidente: aire, nada

Te recuerdo, ( cerdo machista) que TU NO RESPETAS A TODOS LOS QUE ESCRIBEN EN ESTE SUBFORO.

A mi contestación a tu escrito: Animo, California, sigue intentándolo.

Tú ( cerdo machista) respondiste como tal, como un cerdo machista metiéndote con la sexualidad de una mujer, rebajándola, y todo porque no le gustó tu escrito.


Jajajajjajaja.

Lo que pasa, cerdo machista, es que has quedado en evidencia y como tal, como lo que eres, un cerdo machista.




bueno, queda claro que eres una histérica/o, pero ¿se puede unir cerdo y machista impunemente? Estás incurriendo en arbitraria pomposidad. Llámame cabrón o hijo de puta, es más sencillo y no denigras a los cerdos.

a ti no te puedo respetar porque basta con ir a tu historial para ver que eres una mosca cojonera


así­ que me quedo con la opinión de ganga y la de dolor, personas o entes respetables



Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dolordebarriga en Abril 02, 2008, 01:06:14 a. m.
Por cosas como estas, cualquiera tiene los santos cojones de publicar algo en este subforo.

A veces también te alaban, Argui. A mí­ me pasó una vez y estuve buscando la cámara oculta durante una semana.

Tu, poesí­a eres tú;

Dolordebarriga
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Agarkala en Abril 02, 2008, 01:07:10 a. m.
Por cosas como estas, cualquiera tiene los santos cojones de publicar algo en este subforo.

A veces también te alaban, Argui. A mí­ me pasó una vez y estuve buscando la cámara oculta durante una semana.

Tu, poesí­a eres tú;

Dolordebarriga

Yo es que soy sensible y de moral frágil y aquí­ la crí­tica suele ser ad hominem.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: ganja en Abril 02, 2008, 01:13:58 a. m.
Por lo que, ganja, me dices, de las comas, ganja,( y por el resto también) y correspondiendo a tus ofensas, ganja, 

Lo de las comas no es ofensa, es crí­tica constructiva sobre tu mensaje (que no sobre tu persona).   Reléete y me dices.  Has puesto coma incluso detrás de unos puntos suspensivos o entre verbo principal e infinitivo (véase subrayado, en el último en concreto nos pierdes entre tanta coma, cuando podrí­as haber escrito esa misma frase sin necesidad de usar ni una) :

Citar
ganja, si lo que deseas es hacer la pelota a California, lo has hecho muy bien, cielo. Pero…, el poema, como tú lo llamas, es malo de solemnidad. Es más, ni siquiera es malo, es malí­simo.
California, lo único que ha hecho ha sido, elegir una serie de palabras, más o menos poéticas,  barajarlas como fichas de dominó y unirlas. Ha cometido el error imperdonable de supeditar el sentido del…poema, si no, en este caso a la rima, sí­, a la palabra o frases más o menos pomposas o afectadas. Por ejemplo: piedra que arde, grito de un ahorcado ( a no ser que se refiera a un ahorcado por los pies), estanque lí­quido de sexo, pétalo de su coño ( de margarita, de rosa, rojo, blanco…) aura frí­a de mármol… etc, etc. Total, que ni siquiera tiene la inocencia del poema malo que se suele enviar a una novia sentimental.

No veo ofensa alguna en mi mensaje, a no ser que te refieras a  lo de describir tu 'crí­tica' como 'soflama cejijunta'. Si te fijas, Anna, me ciño a criticar lo escrito aquí­. Creo que reaccionas de forma desmesurada y respondes a una crí­tica sobre lo que se trata en el hilo con un ataque personal que no viene muy a cuento.
Por otro lado y por acabar de buen rollo, como decí­a antes un poema suele expresar emociones y estarás de acuerdo que entrar a un foro juzgando emociones ajenas como de 'puta mierda' trae los lodos en los que ahora te encuentras.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 02, 2008, 01:19:21 a. m.

eso es lo malo de este subforo, agar, que al final la gente se corta

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: ganja en Abril 02, 2008, 01:36:50 a. m.
eres una mosca cojonera

Efectivamente, debe ser la mojca cojonera. El despropósito de las comas sólo se entiende si lo que se pretende es hacer irreconocible el estilo habitual de escritura.
Esta noche sueño con comas asesinas acechándome en la oscuridad.

Por ciertas, es ganja no ganga, cabrito.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 02, 2008, 09:15:59 a. m.
California, ¿has ido a mi historial y has descubierto…?

Es posible que como deferencia yo también lo haga. Claro que si descubro que el poema que ha originado tu rabia, es tu mejor poema, vas a necesitar más ayuda que la de ganja. Por cierto, esta chica se merece un terrón de azucar.


 Llámame cabrón o hijo de puta, es más sencillo y no denigras a los cerdos.

El chiste es muy viejo. Decirte que prefiero denigrar a los cerdos que a tu madre. Estoy segura de que tu madre no tiene culpa de tus poemas.


 Creo que reaccionas de forma desmesurada y respondes a una crí­tica sobre lo que se trata en el hilo con un ataque personal que no viene muy a cuento.

Ganja, chica, pero por qué no aplicas el mismo rasero a California. Todo esto empezó porque sencillamente le daba ánimos para que siguiera intentándolo, y él fue el primero en defenderse con un ataque personal. Léase:

ínimo, Pozí­, tú también puedes seguir intentántolo, pero ten cuidado: no te descoyuntes la rabadilla... ciertas posturas automasturbatorias son peligrosas...





Ah, por cierto, bien está que me confundas con Pozí­, o que me insultes sexualmente, o me digas puta zorra, pero lo que no te voy a consentir es que me rebajes confundiéndome con un hombre. ¡Hasta ahí­ podrí­amos llegar!

Y ahora os dejo que salgo de viaje durante un tiempo.

Un besito a todos.








Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: California en Abril 02, 2008, 11:56:35 a. m.
Diviértete:


(http://www.emisora.org/uploaded_images/diana-787806.gif)


Citar
Todo esto empezó porque sencillamente le daba ánimos para que siguiera intentándolo, y él fue el primero en defenderse con un ataque personal. Léase:

ínimo, Pozí­, tú también puedes seguir intentántolo, pero ten cuidado: no te descoyuntes la rabadilla... ciertas posturas automasturbatorias son peligrosas...

Ya me explicarás cómo puede molestar tanto un ataque personal dirigido a otra persona...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Anna en Abril 10, 2008, 10:29:56 p. m.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Lapi_0 en Septiembre 10, 2008, 09:10:39 a. m.
Ya me está entrando la morriña otoñal.

Empiezo a echar de menos cuerpos postizos, palomas enterradas en la hojarasca del cénit crepuscular, tiempos, silencios y amalgamas sombrí­as que no van a ninguna parte.
 :'(


Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Carlo en Septiembre 24, 2008, 11:45:44 p. m.
- Ponme otro café, Alejandra
- No deberí­as tomar tanto café, no es bueno
- ¿Y que conseguirí­a tomando menos?
- Vivir más tiempo... fí­jate, es como este café que te pongo, si lo bebes a sorbos pequeños, pausados... te durará más tiempo.
...
...
...
...
- Alejandra...
- Dime
- Hazle la eutanasia a este café, se ha quedado frí­o... y ponme otro.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Diosa en Septiembre 25, 2008, 08:41:51 p. m.
Del otro lado del cristal y a pesar de la lluvia pude ver como se distorcia su imagen a medida que se alejaba... Su gabardina verde oscuro bailaba derecha-izquierda-derecha casi como si fuera una hoja cayendo de uno de los arboles del pasillo, pero sin nunca tocar el suelo.... Asi en una eterna melodí­a sin tono bailada hasta la muerte de los dí­as...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Septiembre 28, 2008, 03:13:57 p. m.
Minutos antes se habí­a acercado al escaparate de la tienda de corsés, abriendo su gabardina verde oscuro bajo la cual no vestí­a ninguna otra prenda.

Elegiste un mal sitio para enseñarla, me dije.

Mi acompañante abrió los ojos inclinando ligeramente la cabeza hacia abajo, como una lechuza encaramada en una encima que ve pasar un topillo entre la hojarasca verde que en esta época del año comieza a alfombrar el suelo de la pení­nsula ibérica.
El ave rapaz, dando rienda suelta a su instindo depredador, se lanzó hacia su ví­ctima haciendo presa con sus poderosas garras.

Del otro lado del cristal y a pesar de la lluvia pude ver como se retorcia su imagen a medida que se alejaba.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Diosa en Septiembre 28, 2008, 07:42:57 p. m.
El viento que furioso soplaba silbando entre ventana podí­a ocultar un poco de su despudor.
Del otro lado del probador, Ella, con la respiración entrecortada intentaba disimular el cansancio consecuente de la pequeña batalla en la que silenciosamente acompañada se debatí­a.
En el suelo, inerte y caí­do el corsé que se quiso comprar....

Sonrosada, abre la puerta, afuera llueve y por entre las gotí­culas la veo desaparecer...
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Septiembre 29, 2008, 11:22:26 a. m.
Me encontraba en medio de la calle, hací­a viento, lloví­a, estaba medio desnuda y, tócate las narices, sonrosada. Con ese cuadro que me habí­a tocado en suerte, no sé si inspirado en una receta de solomillo, me planteaba la posibilidad de volver a entrar a la tienda y con las cuerdas del corsé que habí­a quedado allí­ olvidado a modo de baja lira, hacerle un atadillo a la que habí­a ideado mis circunstancias.

Sin embargo, intenté abrirme paso entre la gente por las calles de aquella ciudad desconocida sin un destino cierto, sólo con la intención de escapar a la inventora de palabras antes de que me convirtiera en su almuerzuelo.

Al intentar cruzar una calle, un coche me cortó el paso. El conductor abrió la puerta y me ofreció subir. Era un hombre que inspiraba confianza y el temporal empezaba hacer mella en mi sonrosada semidesnudez, así­ que subí­ sintiendo al momento el confort de sentirme a resguardo.

El caballero misterioso arrancó sin preguntarme dónde querí­a ir. Era afable, me hablaba de libros japoneses para distraer mi atención y tranquilizarme. Al ver que aún estaba temblorosa -y sonrosada- por el frí­o, me ofreció una prenda que llevaba en el asiento de atrás, una gabardina verde oscuro.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Diosa en Septiembre 29, 2008, 11:42:16 a. m.
... hablaba de libros japoneses....
Biiiiic!!! q te llaman!!
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Diosa en Septiembre 29, 2008, 12:01:28 p. m.
Desde el balcón, El la pudo ver, perdida en medio de las gentes que iban y vení­an, que por ella pasaban como si no la vieran, o no les importara.
Seguramente no se dieron cuenta de su pezón curioso mirando mundo, o entonces apenas ignoraron. La verdad es que llovia intensamente y el viento empezaba a querer soplar con mas fuerza...
Con el viento soplando cada vez mas furioso, Ella se volví­a un poco mas torpe en sus movimientos intentado hacer frente al mal tiempo y seguir adelante, por lo menos esa era la intención; Salir de allí­, recomponer su imagen pijina y poder sentarse en alguna gareto solamente para poder calentar la garganta con una infusión de manzanilla. Ese era el objetivo y era con este objetivo que Ella soñaba hasta que, ¡maldita realidad! le hicieron despertarse violentamente con un baño de agua helada...
Mientras se gira para ver quien habí­a sido el autor de tal desrespeto un coche trava y se oye caucho asperamente contra pavimiento mojado.
Alguien la llama. Es un tipo elegante, el autor... El se ofrece a llevarla, Ella lo acepta, pero ninguno dice para donde... El apenas arranca y mientras dirige habla de libros, de viajes y ella, ensimismada, piensa: Que hago yo aquí­?

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Barbie en Septiembre 29, 2008, 12:05:46 p. m.
¿El autor es el que conduce un auto?  :D

(Qué crack)
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Bilán en Diciembre 17, 2008, 04:21:34 p. m.
Todavia es otoño, creo:

La huella en la arena del Tiempo que huye
no habla sino de horas
en las que hombres se quiebran      
solos y multiples.



Y no, no es de Javier Marias,  os veo venir.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Dionisio Aerofagita en Diciembre 17, 2008, 04:57:26 p. m.
Todavia es otoño, creo:

La huella en la arena del Tiempo que huye
no habla sino de horas
en las que hombres se quiebran      
solos y multiples.



Y no, no es de Javier Marias,  os veo venir.

¿Es tuya, acaso? A mí­ me gusta mucho.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Bilán en Diciembre 17, 2008, 05:00:39 p. m.
Gracias Dioni. A mi me gustan tus escritos de lagartacos.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: Casio en Marzo 04, 2010, 01:48:33 p. m.
sigo:


de diario:


Sin tregua completo la herida con cuchillo hueco
Material decepcionado, sin espanto ni gusto
El placer ya no se escribe como el ansia que vuelve mil veces:
Llega nada, llega y se marcha habiendo labrado
tu ser,  tambien vacio.

Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: SrCualquiera en Marzo 13, 2010, 05:15:16 p. m.
Antonio, el vigilante, está apurando ya el último cigarro, hemos charlado un poco, como siempre que coincidimos. Es un tipo de unos cincuenta, canoso y regordete, con una ceja más blanca y poblada que la otra. Empieza a sentir los achaches de la edad y un futuro incierto sobre la solidez de su esqueleto. Le gusta la lectura, es triste pero inteligente, tiene arrebatos de queja que suele carcajear con enmiendas de altura. Llorar riendo es la mueca sublime del fracaso.
Rosa, mi compañera, aún lee en su despacho. Es un libro japonés, de esos autores que andan ahora tan de moda y por los que aún no he sentido curiosidad. Siempre escudriño los tí­tulos de los libros, en el metro, en los trenes, alguna vez quise ser bibliotecario sólo para saber qué tipo de libros lee la gente, qué clase de compañí­a se llevan a su soledad. No he visto el tí­tulo de Rosa porque aún estamos gobernados por ese pudor inocente que hace la divisoria de los tí­midos. Cambiamos cuatro tópicos, nos incomodamos mutuamente y nos damos esquinazo desde una amabilidad sincera y silenciosa.

Kamal estaba tirado hace un rato en un banco de la entrada, boca abajo, fijando la mirada entre no sé qué ausencia o abandono. Lo pienso desde hace un tiempo, este chico tiene ademanes de muerte. Encubre con palabras, pero tiene una mirada sombrí­a que asusta hasta el enigma, hasta el negro precipicio de los ojos. Le digo que se vaya a la cama y contesta entre dientes, sin girar la cabeza, como diciendo de antemano que nada importa. No le atribuyo desprecio y lo dejo hasta que se canse y se marche a la cama.
Hamza me ha convocado en secreto en mi despacho. No es su estilo pedir dinero y por eso me habí­a sorprendido un poco. Me dice entre vergonzoso y suplicante que ha estado todo el dí­a en Valencia y no ha comido nada. No le doy la charla y bajo a traerle unas magdalenas, pero le digo que las coma con discreción y se acueste pronto para que el sueño se coma lo que queda de hambre.

Ya casi todos están en las habitaciones, pero Jawad acaba de salir del baño de abajo dejando un maravilloso rastro de marihuana que lo persigue sin darse cuenta. Lo miro interrogante; me dice buenas noches, con una sonrisa simpática, torcida y delatora que miente su inocencia. Le hago un guiño de censura que se queda en una advertencia callada. Se alivia cómplice en la risa, mientras salta de dos en dos las escaleras: buenas noches, Jose. Subo detrás de él para comprobar que todo está tranquilo por arriba. El largo pasillo engulle de oscuridad las últimas habitaciones, hablo con Rosa para asegurarme de que todos los chicos están en el centro. Buenas noches señora, usted y yo nos incomunicamos muy amenamente. Rompan filas, y otra vez mi soledad insomne.
Título: Re: Hilo para escritos extremadamente otoñales
Publicado por: SrCualquiera en Marzo 22, 2010, 03:14:02 a. m.
La calle estrecha sus márgenes y se va haciendo opaca su premura. Primero el paso cercano, el breve nudo desasido sin estorbo ni injerencia; la avenida grácil, los mil trayectos cruzados, la dirección vagabunda e inconcreta. Luego lo grande se va engullendo a lo singular y lo pequeño. Ya somos miembros de una tribu que ha sacado a pastar su urbanismo y su impaciencia. Somos partí­culas diminutas en un trayecto de intercambios autónomos, ignorados, eficientes. Cada cual saca su poco a la calle, y entre todos hacemos un mucho. La calle, la plaza, es entregada a la masa para aliviar su propia hambre de significado, pero se consuma en la costumbre de su indiferencia.

Mareas, corrientes, una gran lengua anónima, ambulante y pasajera atraviesa la ciudad como si quisiera lamerla, saborearla. Somos marea y nos dejamos llevar por ella. Él con paso lento y breve, yo dándole la mano para que no se me pierda. Él busca los globos, los disfraces de osos, va pateando las alcantarillas, en ese juego que yo le enseñé de que habí­a que ir pisándolas todas. Yo miro el rostro múltiple, concreto y ajeno de la multitud mientras voy vigilando sus pasos. Hay en los ojos de la gente una señal de sus vidas que me gusta escudriñar. Andamos juntos y miramos cosas distintas.

Mira, papá, el indio que te dije. Y ya no tiene a mis ojos el velo protector de su inocencia. Sólo queda un hombre hosco, robusto y fingido que adorna su impostura con un ajado penacho y un ademán de músico alquitranado y estridente. El simulacro acaba de distinguirse en la confusión de ojos que todos formamos sin darnos cuenta. Le regalamos nuestra curiosidad y él nos devuelve nuestra farsa. No quiere mi admiración, sino esta escasa moneda. El artista, aquí­, es el disfraz del mendigo. Cuánto de mendigo tiene el artista sin arte, sin embriaguez. Cuánta indigencia en el exhibicionismo. Hay mendigos ricos y mendigos pobres, pero ninguno ha aprendido aún a vivir de sí­ mismo. La reunión que ruega el mendigo es promesa de algo y alarde de nada. Nace de nuestro merodeo y malvive de nuestra inanición.

Me voy cansando de los peros, de mi propia reprobación, este pesado fardo de dignidad que a veces me harta de mí­ mismo. Este hombre trata de llevarse algo a la boca.

Y así­ seguimos nadando entre la gente: los puestos de churros, con su olor a viaje acre y aceite corrompido. La farándula de traca y ataví­o, de bengala y perifollo. Los pasos de mercadillo, su algarada de ofrenda artesanal y colorida; los puestos de contrabando, el ojo blanco, alerta y provisorio entrenado en distinguir al vigí­a del cliente, el artí­culo de huida y manta a la cabeza. Microbios del ocio y la marginalidad, parásitos de esa generosidad descompuesta que nos queda. Y todo ello mezclado, digerido y regurgitado por el estómago opí­paro y monstruoso de la ciudad, su intrincada corpulencia de bilis y laberinto, su agitado nerviosismo de mercurio sin conclusión.

Me acerco al runrún tropical y ascendente de unos tambores que retumban cerca. Un corro sin fisuras nos separa de la unción del espectáculo. Joel accede a golpe de hombro y empieza a hablar por los codos, y no lo entiendo. Es el mimo, me dice. El mimo es un hombre cubierto de brotes pajizos que deambula entre la gente al son de los tambores, bailando y haciendo risas mientras ofrece su cuenco menesteroso. La mirada de un niño nos devuelve al hambre indistinto y primordial del idioma, el tentáculo simbólico que aún sin entenderlo pretende abarcar el mundo. Es un mimo, sí­, le digo.

El ruido se adormece y el público se disuelve en estampida. Les lleva la corriente y nosotros nos metemos a hurtadillas en el meollo. Inhóspitos, agrestes, terrosos. Cinco hombres y dos mujeres forman su propia isla e interrumpen el paso a golpe de bombos, timbales, darbukas y cascabeles.

Comienza otra vez la función, improvisada, sonriente, portátil a las pupilas de los que pasan. Su música está hecha de entendimientos sobre la marcha, de cabalgamientos, miradas cómplices que van concertando sus manos, su impacto, su ritmo, para ir desapareciendo en otra cosa. Buscan una atmósfera de trueno, alma y encuentro que los consagre y nos reúna a nosotros con ellos. El cielo va asomando su oscuridad y el estruendo de los bombos va sumiendo la ciudad en un silencio de voces. Dos o tres adolescentes comienzan a imitar el ritmo de una mujer negra, gorda, de movimientos voluptuosos que va aferrándose a un compás creciente.

El reguero de pólvora, el petardeo inopinado, las figuras de cartón piedra, las peinetas endomingadas son triste remedo, amansado y decrépito, de este incendio de vida ancestral y apoteósica. Órgano vivo, ví­scera extasiada que nos devuelve nuestro espí­ritu y nos sitúa de pronto en el corazón de la ciudad. Nunca me ha gustado bailar, y nunca he movido un pie en la discoteca, pero ahora quiero saltar, retorcerme, abandonarme, dar cabezazos al sol, convulsionarme como el que pide sus cosechas al asfalto. Quiero bailar, y siento que sé bailar, que he aprendido ya la batida de sus salmos. Y todo lo que hay en mí­ de escéptico, analí­tico y detenido se vuelve alegrí­a en disolución, torrentera de sangre en movimiento.

Una chica blanca, joven, vestida de calle, se arroja repentinamente al interior del cí­rculo y comienza a bailar y a agitarse, arrancándome como por sorpresa de mis ganas, cumpliendo cada designio, cada acorde tumultuoso del delirio. Y va creciendo a sus pies el tam tam mientras se encienden los aplausos. Y ella baila desde una locura armónica, cierta y salvaje que la va hundiendo como sin querer en los ojos vidriosos de la gente. La tormenta y el frenesí­ detonados en un arrobo de lujuria próspera, espontánea y maravillosa. Se detiene el tiempo falible de la urbe y es convertido en un momento de eternidad satisfecha. La cerca de timidez, la costra de civilización y cobardí­a que aún me separa de mí­ pronuncia en ella el arrebato que me exonera, me fulmina y me une a la catarsis.

Yo no soy yo, mi hijo no lo sabe, y nadie mira mis lágrimas.