Autor Tema: Wikileaks  (Leído 34753 veces)

Bic

  • Escribo normal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8696
  • Kinbaku Fan
Re: Wikileaks
« Respuesta #30 en: Noviembre 29, 2010, 09:19:36 a.m. »
A la espera de que Wikileaks publique los cables originales (parece ser que aún tardarán semanas), lo que se dice de España (o lo que dice El Paí­s que se dice de España) es lo siguiente:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Presiones/jueces/ministros/empresarios/Espana/elpepiint/20101129elpepiint_2/Tes

Los 3.620 documentos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid analizados por este periódico (103 secretos, 898 confidenciales y 2.619 sin clasificar) ofrecen una visión única del tablero de prioridades, estrategias, conflictos y presiones ocultas de Washington en España desde 2004 hasta este mismo año, un periodo que corresponde casi en su totalidad al Gobierno del socialista José Luis Rodrí­guez Zapatero. Los cables que EL PAíS irá publicando en los próximos dí­as iluminan los momentos más agitados y desconocidos de la relación entre la superpotencia y un aliado de tamaño medio con el que no existe riesgo de ruptura, aunque sí­ zonas de fricción. Son esas áreas de desacuerdo, repletas de sombras, como la retirada de las tropas de Irak, la crisis de Kosovo, los ví­nculos con Cuba o Venezuela, las relaciones comerciales con paí­ses sospechosos de terrorismo o determinados asuntos bajo investigación judicial, donde los papeles secretos y confidenciales permiten acercar el ojo a la cerradura y descubrir por primera vez las maniobras entre bastidores ("behind the scenes" es una de las expresiones más repetidas) de la poderosa legación. Esta operativa, siempre discreta y plasmada en una literatura de lí­nea clara, incluye llamadas, reuniones, avisos, presiones y amenazas que tienen como destinatario a personajes con poder de decisión o información privilegiada.

En esta agenda figuran el Rey (mencionado en 145 cables, incluidos los de otras embajadas), José Luis Rodrí­guez Zapatero (111), Mariano Rajoy (129), Felipe González (76), José Marí­a Aznar (53), ministros, jueces, fiscales, empresarios y representantes de las más altas instituciones del Estado. Todos esos contactos de primer nivel quedan recogidos en detallados informes enviados para su análisis a la maquinaria de Washington (el año cumbre es 2007, con 928 cables, un 80% más que la media anual) y que reproducen conversaciones que los interlocutores españoles no esperaban ver difundidas y cuyo contenido les deja en zonas éticamente fronterizas o comprometidas ante la opinión pública. Así­ ocurre en los cables sobre los casos judiciales que afectan a intereses estadounidenses. En otros episodios, de í­ndole polí­tica y empresarial, se repite el esquema, con el consiguiente deterioro para el interlocutor, muchas veces situado en la cúspide del poder. En este punto no hay que olvidar el sesgo de los informes que, lejos de cualquier neutralidad, valoran los hechos siempre en función de los intereses de la Embajada, un observador que no es independiente ni aséptico, sino un gestor puro de las directrices del Departamento de Estado.

Objeto primordial del trabajo de la Embajada es el Gobierno socialista. Los tres embajadores de los últimos seis años (el multimillonario George L. Argyros, el cubanoamericano Eduardo Aguirre y, ya con la Administración de Obama, el filántropo Alan D. Solomont) retratan en sus múltiples escritos secretos enviados a Washington, a menudo con copia a la CIA, los vaivenes de la relación con Zapatero y su equipo. El dibujo saca a la luz los entresijos de la alta polí­tica española y facilita una radiografí­a inédita de los intereses americanos en España, a veces muy distantes de los nacionales. Temas incandescentes en la Pení­nsula como ETA se consideran asuntos domésticos y en su curso habitual apenas suscitan una curiosidad burocrática en el Departamento de Estado, excepto cuando se abre la tregua y el tema adquiere un significado polí­tico de primer orden, capaz, a su juicio, de derribar al Gobierno.

En este gran fresco polí­tico cobra una importancia clave la victoria socialista y el fin del aznarismo. La entrada de Zapatero en La Moncloa, que los diplomáticos atribuyen en parte a la mala gestión del atentado del 11-M por el PP, generó una oleada de cables secretos y confidenciales destinados a informar a sus jefes sobre quién era el lí­der socialista y cuáles sus pretensiones, que los diplomáticos consideraban propios de una izquierda "trasnochada y romántica".

Ya desde los albores advirtieron problemas con el área latinoamericana, pero ante todo con una posible retirada de las tropas de Irak, que en poco tiempo se confirmó. Esta decisión enfrió las relaciones hasta el punto de que Bush ni siquiera atendió la llamada de felicitación que le hizo Zapatero por su segunda victoria electoral. Desde ese punto cero, los papeles de la Embajada muestran cómo la recuperación de la confianza avanzó lentamente, con una España volcada en recomponer las relaciones, pero sin que Washington, sabedora del deseo español de ganar el terreno perdido, olvidara sus objetivos centrales ni su polí­tica del palo y la zanahoria.

Esta desigual correlación de fuerzas se refleja en el trato que dispensan los informes a los polí­ticos españoles. Ninguno despierta entusiasmo, excepto el Rey (de quien hasta se dan consejos sobre cómo resultarle simpático) y quizá el estamento militar. Mucho más distante es la descripción del presidente del Gobierno. Ya desde el inicio de su mandato se le considera un problema para algunas lí­neas maestras de la polí­tica exterior estadounidense, y se le define como un polí­tico cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral.

Otro tanto ocurre con sus ministros. En los papeles se les ve recibir todo tipo de admoniciones del embajador estadounidense de turno, sobre todo en la época de Aguirre.

Las respuestas a estas presiones abarcan un amplio espectro, muchas son conciliadoras, otras conniventes y algunas rotundamente negativas. Ocurre, por ejemplo, con un secretario de Estado, sondeado confidencialmente para lograr la extradición acelerada de un traficante de armas y que, sin perder el tono, recuerda al representante de la nación más poderosa del planeta que jamás pondrá al personaje en cuestión "a las tres de la madrugada en un avión" rumbo a Estados Unidos, porque en España los procesos se cumplen con garantí­as y transparencia.

Es una escena más dentro de los cientos de maniobras ocultas (y muchas veces no tan tranquilizadoras) que descubren los papeles de la Embajada de Madrid. En ocasiones son reuniones aparentemente distendidas, otras presiones directas y duras, y otras informes demoledores sobre altas personalidades del Estado. Lo esperable en un mundo presidido por la confidencialidad y el secreto. Solo que esta vez todo queda al descubierto.



----------

Lo que molarí­a es ver los cables recientes, de cuando la presión a ZP para que aplicara los recortes del infausto mayo pasado...

P & L
Los libros son finitos, los encuentros sexuales son finitos, pero el deseo de leer y de follar es infinito, sobrepasa nuestra propia muerte, nuestros miedos, nuestras esperanzas de paz.

myeu

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #31 en: Noviembre 29, 2010, 09:32:18 a.m. »
Así­ lo más gordo, lo de la presión de los paí­ses árabes para que EE.UU. se cargue Irán de una vez por todo y definitivamente. Lo demás ....

(Por cierto, que rey tan gí¼ay tenemos, que le dijeron a Obama que "se ganara su respeto". Yo es que aún me parto).
Normal, porque a poco que rasques te encuentras con una dictadura hereditaria disfrazada de democracia.

Por cierto, no puedo entrar a wikileaks,ahora mismo debe tener los servidores a tope

Don Pésimo

  • Si queréis luz madrugad, hijos de puta.
  • El Alarido de la Vesí­cula
  • Areopagita de pro
  • *
  • Mensajes: 19027
  • una brizna de alba peluda
    • Me cago en el Sistema Solar
Re: Wikileaks
« Respuesta #32 en: Noviembre 29, 2010, 09:36:47 a.m. »
Pero si no he entendido mal, todo ese paquete no lo han colgado en su web sino que se lo han pasado a un grupo selecto de periódicos.
Me cago en el Sistema Solar

Agarkala

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #33 en: Noviembre 29, 2010, 09:38:04 a.m. »
Je.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/mayor/filtracion/historia/deja/descubierto/secretos/politica/exterior/EE/UU/elpepuint/20101128elpepuint_25/Tes

En lo que respecta a España, estos documentos registran el enorme acceso de la Embajada de Estados Unidos a personalidades destacadas del ámbito polí­tico y judicial, y su influencia en algunos acontecimientos que han marcado la actualidad de los últimos años. También se descubre el punto de vista que funcionarios estadounidenses tienen de la clase polí­tica española, así­ como el que algunos polí­ticos expresan sobre sus compañeros y adversarios.

P & L

Sorpresón, eh?

lukera

  • Interino
  • **
  • Mensajes: 2588
  • Manzanas traigo
Re: Wikileaks
« Respuesta #34 en: Noviembre 29, 2010, 09:39:45 a.m. »
Pero si no he entendido mal, todo ese paquete no lo han colgado en su web sino que se lo han pasado a un grupo selecto de periódicos.

En efecto. Ayer le jodieron la web visto que su supesta jodienda a la fuerza no funcionó hace meses cuando intentaron callarle.

Como el tipo no es tonto, mando copias a los diarios mas influyentes de 5 paí­ses europeos, que es lo que se está difundiendo desde ayer tarde.
Chivo que rompe tambor, con su pellejo lo paga.

Bic

  • Escribo normal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8696
  • Kinbaku Fan
Re: Wikileaks
« Respuesta #35 en: Noviembre 29, 2010, 09:53:59 a.m. »
Yep, los cinco diarios elegidos para recibir (creo) todos los cables han sido El Paí­s, el New York Times, Der Spiegel, The Guardian y Le Monde.

Pero aparentemente todos los cables se irán publicando con la pachorra aquí­:

http://cablegate.wikileaks.org/

Llevan 220 de 251,287.

P & L
Los libros son finitos, los encuentros sexuales son finitos, pero el deseo de leer y de follar es infinito, sobrepasa nuestra propia muerte, nuestros miedos, nuestras esperanzas de paz.

Dan

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #36 en: Noviembre 29, 2010, 09:58:10 a.m. »
Dos en inglés, uno en alemán, otro en francés, otro en español. Lógico y natural. Y el destinatario, también. Seguro que es cosa de los GAL, o qué sé yo.

lukera

  • Interino
  • **
  • Mensajes: 2588
  • Manzanas traigo
Re: Wikileaks
« Respuesta #37 en: Noviembre 29, 2010, 09:58:56 a.m. »
Cosa que habrá jodido sobremanera a Pedro J.

El Mundo es el 3º en difusión en España, tras El Paí­s y ABC. Además pues ...... es de un amarillismo que hasta sonroja a los yankis. Vamos, que tampoco es que tuviera mucha elección, el pobre a la hora de mandar su seguro de vida.



Yep, los cinco diarios elegidos para recibir (creo) todos los cables han sido El Paí­s, el New York Times, Der Spiegel, The Guardian y Le Monde.

A mí­ lo que más me sorprende de verdad es que no haya ningún medio japonés, por ejemplo. (Joder, no es broma, que me he releí­do y lo podrí­a parecer)
Chivo que rompe tambor, con su pellejo lo paga.

El huevo del rey

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 6458
  • La castaña del rey
Re: Wikileaks
« Respuesta #38 en: Noviembre 29, 2010, 11:58:49 a.m. »
A ver si a Gonzo un dí­a se le va la olla y monta un cablegate areopagita.
Dos formas distintas de afrontar una circunstancia.

Dan

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #39 en: Noviembre 29, 2010, 12:17:56 p.m. »
Ey, ya está:

"- Zapatero: Generó en 2004, tras su victoria electoral, una cantidad ingente de cables que explicaban quién era y cuáles eran sus pretensiones, que consideraban propias de una izquierda "trasnochada y romántica". Al mismo tiempo se le considera un polí­tico cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral y un problema para algunos de los intereses de la polí­tica exterior de EE UU, como la retirada de las tropas de Irak o los ví­nculos con Cuba y Venezuela."


En cuanto al resto, algo sabido ya:

- Vladimir Putin: Las revelaciones procedentes de Moscú le presentan como un polí­tico autoritario y machista, lo que explicarí­a, según esos funcionarios, la quí­mica con su homólogo italiano Silvio Berlusconi. Otros cables apuntan a que su figura se ve debilitada por una burocracia que no tiene en cuenta sus órdenes.

- Angela Merkel: La canciller alemana aparece, a su vez, retratada como alguien que "evita los riesgos y es poco creativa", una polí­tica que prefiere "quedarse en la retaguardia hasta conocer el equilibrio de fuerzas".

- Silvio Berlusconi: Las "fiestas salvajes" y la desconfianza son el objeto de muchas de las comunicaciones de los diplomáticos de EE UU con sede en Roma. También desconfí­an de su relación con el lider ruso:"Cada vez parece más un portavoz de Putin", dicen algunos mensajes, que recalcan la serie de regalos de lujo que se han intercambiado los dos mandatarios.

- Nicolas Sarkozy: El presidente francés tampoco despierta pasiones entre los diplomáticos estadounidenses, quienes siguen al detalle cualquier movimiento que busque obstaculizar la polí­tica exterior de EE UU.

- Muammar el Gadafi: Los cables se refieren también al presunto uso de botox del lider libio, a quien diplomáticos estadounidenses presentan como un hipocondrí­aco.

- Cristina Fernández: El Departamento de Estado de EEUU pidió información a su embajada en Buenos Aires sobre la salud mental de la presidenta argentina.

- David Cameron: La información filtrada incluye comentarios crí­ticos hacia "la falta de profunidad" del primer ministro británico, realizados por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, en una conversación privada con el embajador estadounidense en Londres.

-Tayyip Erdogan: Los diplomáticos presentan al lider turco como un obstinado y un adicto al trabajo. También identifican sombras de corrupción en el entorno familiar del presidente turco.

Dan

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #40 en: Noviembre 29, 2010, 01:09:03 p.m. »
La vera putada es que hablan muy bien del rey como diplomático (visto desde su perspectiva: no se mete en nada y pasa por los pasillos suave como la seda), lo cual va a ser agitado como banderola en cada discusión sobre la conveniencia de pasar a ser un estado democrático o seguir siendo un pseudo.

yo

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #41 en: Noviembre 29, 2010, 01:22:38 p.m. »
De todas maneras esto en el panorama de "medios" español no es nada.

Yo estoy harto de leer en el hilo de Crisis artí­culos que dicen "según fuentes bien informadas" o "fuentes cercanas al ministerio" o "un alto dirigente de una importante banco", etc, etc,... y con eso te cuentan sobre reuniones ¡secretas! del FMI, el Banco Mundial, te hablan de la opinión personal que les merece Zapatero a grandes lí­deres mundiales. Pí­deles lo que sea que te lo dicen, pero no les preguntes quienes son esas fuentes privilegiadas o qué ministerio o que banco o qué banquero. Wikileaks a nosotros.... ¡ja! Estarán diciéndose en El Confidencial, Cotizalia, El Mundo,....

Inuco

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #42 en: Noviembre 29, 2010, 01:26:50 p.m. »
Yo no me acabo de creer esto mucho. No quiero parecer conspiranoico, pero me huele a filtración interesada del gobierno de EE.UU. y que, si no hubiesen querido, no se habrí­a filtrado o ya le habrí­an enmendado la plana al de Wikileaks.

Esto parece una forma de leerle la cartilla al resto del mundo, pero como dejándolo caer, como que yo no querí­a, pero que se me ha escapado. Si cuando hay niños para echarles las culpas...

Y, luego, los periódicos nacionales filtrando el filtro, de lo que les conviene y de lo que no, continuando con la larga tradición periodí­stica en Estepaí­s.

Porque, además, es sospechoso que se hayan filtrado datos de otros paí­ses y que de EE.UU. no se diga nada. Que yo sepa, vamos; si no, dí­ganme en dónde.

Ariete

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 7097
  • Moderno y señorial
Re: Wikileaks
« Respuesta #43 en: Noviembre 29, 2010, 01:32:00 p.m. »
La impresión que dan por el momento es la de resúmenes de la prensa regional de cada delegación con alguna observación maliciosa añadida por el operario.

zruspa

  • Visitante
Re: Wikileaks
« Respuesta #44 en: Noviembre 29, 2010, 02:14:51 p.m. »
Porque, además, es sospechoso que se hayan filtrado datos de otros paí­ses y que de EE.UU. no se diga nada. Que yo sepa, vamos; si no, dí­ganme en dónde.

Es lo que tiene la diplomacia, que suele estar por ahí­ afuera. Y ¿te parece decir poco de un lugar presentarte al "observador", de su puño y letra?