Autor Tema: Hembras alfa  (Leído 8601 veces)

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #30 en: Febrero 16, 2011, 11:43:53 p.m. »
Sí­ es posible, hacer que se trague su orgullo, o su poderí­o, o lo que sea y haga lo que tú quieres que haga. Y a veces que piense que él tiene las riendas y está pasando lo que él quiere que pase...

A veces no sale bien y se gana con una retirada a tiempo, pero cuando sale bien te rí­es de lo lindo.
.

No se trata de dominar, una beta puede dominar al alfa, se trata de sentir..que estas en desventaja.

Nadie

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 12059
Re: Hembras alfa
« Respuesta #31 en: Febrero 16, 2011, 11:45:42 p.m. »
Se puede mutar de alfa a beta, dificilmente sucede al contrario.

No estoy de acuerdo, es el efecto "patito feo".

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #32 en: Febrero 16, 2011, 11:46:43 p.m. »
Se puede mutar de alfa a beta, dificilmente sucede al contrario.

No estoy de acuerdo, es el efecto "patito feo".
.

El pato feo sabe que es beta, aunque pueda fingir que es alfa, no¿?.

Nadie

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 12059
Re: Hembras alfa
« Respuesta #33 en: Febrero 16, 2011, 11:48:17 p.m. »
Se convierte en alfa, aunque no haya un cambio fí­sico. Hay betas que tienen mejor fí­sico que un alfa, pregúntale a Imparable.

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #34 en: Febrero 16, 2011, 11:51:46 p.m. »
Se convierte en alfa, aunque no haya un cambio fí­sico. Hay betas que tienen mejor fí­sico que un alfa, pregúntale a Imparable.
.

Puede ser a causa del efecto beta que no sabe que es beta.

Impa es alfa, se le nota en las pintas.

Dan

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #35 en: Febrero 16, 2011, 11:55:11 p.m. »
Se convierte en alfa, aunque no haya un cambio fí­sico. Hay betas que tienen mejor fí­sico que un alfa, pregúntale a Imparable.

Después que somos nosotros los que nos metemos con él, claro, claro.

Nadie

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 12059
Re: Hembras alfa
« Respuesta #36 en: Febrero 17, 2011, 12:03:21 a.m. »
Se convierte en alfa, aunque no haya un cambio fí­sico. Hay betas que tienen mejor fí­sico que un alfa, pregúntale a Imparable.

Después que somos nosotros los que nos metemos con él, claro, claro.

Pero yo lo hago desde el cariño (ejem), y lo digo porque él mismo se queja de que hay un montón de tí­os que tienen peor fí­sico que él y que le levantan las hembras.

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #37 en: Febrero 17, 2011, 12:11:46 a.m. »

No es que sea beta, es que es un despistado.

Uy, que me ha dado sueño.

Buenas noches.

laura_m

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #38 en: Febrero 17, 2011, 10:37:51 a.m. »
No necesito un macho alfa, suelen ser vacilones y causan muchos problemas.

Esto sólo es cierto si tienes el concepto erróneo de macho alfa que tiene Ghostdog. En realidad, el verdadero macho alfa es un tí­o bastante guay.

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #39 en: Febrero 17, 2011, 10:42:40 a.m. »
No necesito un macho alfa, suelen ser vacilones y causan muchos problemas.

Esto sólo es cierto si tienes el concepto erróneo de macho alfa que tiene Ghostdog. En realidad, el verdadero macho alfa es un tí­o bastante guay.
.
 
Los tios alfa no se, la hembra alfa con la que me cruce, parecia dispuesta a apartarme a la fuerza del camino si era necesario (aunque igual son imaginaciones mias, y lo que me hizo apartarme fue un fugaz sentimiento de inferioridad)

laura_m

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #40 en: Febrero 17, 2011, 10:49:54 a.m. »
No necesito un macho alfa, suelen ser vacilones y causan muchos problemas.

Esto sólo es cierto si tienes el concepto erróneo de macho alfa que tiene Ghostdog. En realidad, el verdadero macho alfa es un tí­o bastante guay.
.
 
Los tios alfa no se, la hembra alfa con la que me cruce, parecia dispuesta a apartarme a la fuerza del camino si era necesario (aunque igual son imaginaciones mias, y lo que me hizo apartarme fue un fugaz sentimiento de inferioridad)

Mira Ama:


El falso macho alfa, el matón del colegio

A lo largo de la vida he conocido a más de una persona agresiva, y si algo tienen todos en común es una profunda inseguridad en sí­ mismos causada por el miedo y una baja autoestima.

Suelen vivir bajo el instinto animal de lucha-huida: luchar para protegerse tratando siempre de imponer su personalidad e ideas por encima del resto y a la fuerza para evitar por medio de la violencia que los demás se den cuenta de algo.

A veces ese algo es una escasa preparación intelectual, ser de clase baja o tener orí­genes humildes, algún defecto fí­sico o mental oculto, una familia problemática…

Luego está el factor huida, que generalmente suele ser alguna adicción que les permite huir temporalmente de la realidad ordinaria y poder así­ aligerar algo el estrés y la presión producida por los múltiples conflictos en los que se ve inmerso –con los demás, en el trabajo, con los estudios-.

Una de las adicciones favoritas de las personas violentas suele ser el alcohol.

Según la teorí­a taoí­sta que asocia emociones con órganos internos es el hí­gado el encargado de manejar la agresividad y la bondad con nosotros mismos y los demás, y ello explica la animosidad propia de aquel que se toma más copas de las que deberí­a y las tí­picas peleas a la puerta de muchos bares, discotecas y fiestas mayores en pueblos.

Sin embargo existe el mito de que ese tipo de personas que siempre tienen necesidad de mear en tu árbol para marcar su terreno tienen más éxito con las chicas, tal vez, pero ¿con que tipo de chicas?

Una vez más lo semejante atrae lo semejante

Hay cierto tipo de mujeres –ni muchí­simo todas y ni siquiera una gran parte- que son inseguras y/o inmaduras que por desgracia prefieren a este tipo de elementos y una y otra vez caen en relaciones destructivas con ellos.

Mujeres inseguras que lo son tal vez por los mismos motivos que ellos, o tal vez porque ellas más que MRE necesitan directamente Puenting Emocional para creer que sienten algo parecido a amor.

En el otro extremo están algunas chicas adolescentes que prefieren al chulito de su barrio o instituto por pura inmadurez emocional.Al estar explorando sus lí­mites emotivos es normal que una fémina a esas edades quiera probar el peligro, desafiando también los tabús familiares de paso –como todos chicos y chicas hacemos en la edad del pavo-.

Afortunadamente y ya con experiencia el gusto cambia en la mayorí­a de ocasiones por otro tipo de chicos con caracteres más centrados y socialmente aceptables.

El autentico macho alfa, el lí­der tranquilo.

Todos los grandes seductores que hemos conocido han tenido ciertas caracterí­sticas de lo que llamamos autentico macho alfa, y muy rara vez era la abierta agresividad del matón de colegio. Algunas de ellas son:

-Tener seguridad en uno mismo: no basada en “tener jeta” o hacer cosas que para otros serí­an imposibles por falta de aplomo, si no más bien la que te da el conocerte a ti mismo.

La autentica seguridad viene cuando periódicamente pones a prueba tu temple y sabes hasta que puedes hacer y que no. Cuando lo sabes haces lo puedes y no pierdes energí­a, tiempo ni preocupación pensando en lo que crees que no puedes hacer.

A, pero ¿tener confianza no es tener morro y por ejemplo tener capacidad de entrarle a cualquier chica o decirle cosas que otros chicos no se atreverí­an?

Pues no, con un poco de práctica, el ambiente adecuado o algo de ayuda externa cualquiera puede atreverse a cualquier cosa si tiene los estí­mulos adecuados ¡pero eso no tiene nada que ver con la confianza en uno mismo!.

-Enfrentarte con tranquilidad a situaciones sociales: ya sean agradables –conocer gente nueva, tratar a los amigos- o desagradables –discutir y argumentar cuando el interlocutor está crispado, imprevistos varios, malas respuestas-.

Obviamente eso te lo da la seguridad en uno mismo, si sabes que puedes afrontar estas situaciones lo haces dándolo todo sin reservas, si sabes que es demasiado para ti te excusas y tratas de sortear el escollo.

El problema es no conocerte a ti mismo y tus capacidades y quedarte atascado, que es el miedo principal de la gente tí­mida.

-Saber cuando ser lí­der o seguidor: Cuando tienes confianza en ti mismo puedes ser mejor seguidor de alguien mejor que tu en algo sin que halla una guerra de egos, lo cual es positivo porque es inevitable ser seguidor de alguien en muchos momentos de la vida.

Para el falso macho alfa es una ofensa ponerse en modo seguidor ¡porque por sus carencias reales deberí­a hacerlo más que la mayorí­a de personas! 

En cambio si te conoces bien a ti mismo eres humilde, sabes que puedes mejorar y que la ví­a es tratando de tener cerca de ti a personas con mejores habilidades que tu.

-El sentido del humor: ¡bendita la risa! Las personas más inteligentes y confiadas que he conocido siempre tienen el chiste en la boca, sobre todo para quitarle hierro a cualquier situación dramática o difí­cil.

Y por ello es un auténtico bálsamo tener a este tipo de gente cerca, te animan y te inspiran a ver la vida de forma más ligera.

El humor es un afrodisiaco para las mujeres, pero solo si está combinado con confianza en uno mismo (de hay la efectividad del humor-chulo del que tanto hemos hablado en esta página). El humor del pagafantas muchas veces es a costa incluso de sí­ mismo llegando a veces al patetismo. El patetismo no es sexy.

Otra cosa es tomarse los propios defectos a la ligera, asumir tu imperfección y comentarla de forma ingeniosa dándole la vuelta a la tortilla y consiguiendo así­ que ser “demasiado algo” sea una ventaja que te hace único y diferente.

-Hacer que las cosas pasen por el bien común: a diferencia del matón, el auténtico macho alfa tiene claro que quiere y suele conseguirlo porque hace ver a los demás las ventajas que ello ocurra.

De nuevo consigue darle la vuelta a la tortilla a cualquier situación: el no liga con chicas, solo las convence de lo ideal que serí­a que dos personas congenien y compartan intimidad y conviertan una trivial amistad en algo más significativo ¿Qué chica no quisiera eso?

El matón no tiene ese sentido del objetivo, solo se mueve a impulsos y reflejos y tan pronto puede ayudarte un dí­a que ponerte en su lista negra el siguiente. No busca su beneficio y de paso el bien común, tan solo sobrevivir en un mundo con miles de amenazas imaginarias.

En resumen, como podéis ver no hace falta ser una persona agresiva para tener caracterí­sticas de macho alfa, hace millones de años que dejamos de ser animales y el mundo de los humanos y sus relaciones son infinitamente más complejos que el de los pobres simios.

Como reza el dicho taoí­sta: “nada es más blando y maleable que el agua, pero siempre vuelve para desgastar a la dura roca”.


___________________________

En conclusión: ser un macho alfa parece equivaler a ser una persona normal y maja.
« Última modificación: Febrero 17, 2011, 10:53:27 a.m. por laura_m »

_Amazonia_

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #41 en: Febrero 17, 2011, 10:55:24 a.m. »
No necesito un macho alfa, suelen ser vacilones y causan muchos problemas.

Esto sólo es cierto si tienes el concepto erróneo de macho alfa que tiene Ghostdog. En realidad, el verdadero macho alfa es un tí­o bastante guay.
.
 
Los tios alfa no se, la hembra alfa con la que me cruce, parecia dispuesta a apartarme a la fuerza del camino si era necesario (aunque igual son imaginaciones mias, y lo que me hizo apartarme fue un fugaz sentimiento de inferioridad)

Mira Ama:


El falso macho alfa, el matón del colegio

A lo largo de la vida he conocido a más de una persona agresiva, y si algo tienen todos en común es una profunda inseguridad en sí­ mismos causada por el miedo y una baja autoestima.

Suelen vivir bajo el instinto animal de lucha-huida: luchar para protegerse tratando siempre de imponer su personalidad e ideas por encima del resto y a la fuerza para evitar por medio de la violencia que los demás se den cuenta de algo.

A veces ese algo es una escasa preparación intelectual, ser de clase baja o tener orí­genes humildes, algún defecto fí­sico o mental oculto, una familia problemática…

Luego está el factor huida, que generalmente suele ser alguna adicción que les permite huir temporalmente de la realidad ordinaria y poder así­ aligerar algo el estrés y la presión producida por los múltiples conflictos en los que se ve inmerso –con los demás, en el trabajo, con los estudios-.

Una de las adicciones favoritas de las personas violentas suele ser el alcohol.

Según la teorí­a taoí­sta que asocia emociones con órganos internos es el hí­gado el encargado de manejar la agresividad y la bondad con nosotros mismos y los demás, y ello explica la animosidad propia de aquel que se toma más copas de las que deberí­a y las tí­picas peleas a la puerta de muchos bares, discotecas y fiestas mayores en pueblos.

Sin embargo existe el mito de que ese tipo de personas que siempre tienen necesidad de mear en tu árbol para marcar su terreno tienen más éxito con las chicas, tal vez, pero ¿con que tipo de chicas?

Una vez más lo semejante atrae lo semejante

Hay cierto tipo de mujeres –ni muchí­simo todas y ni siquiera una gran parte- que son inseguras y/o inmaduras que por desgracia prefieren a este tipo de elementos y una y otra vez caen en relaciones destructivas con ellos.

Mujeres inseguras que lo son tal vez por los mismos motivos que ellos, o tal vez porque ellas más que MRE necesitan directamente Puenting Emocional para creer que sienten algo parecido a amor.

En el otro extremo están algunas chicas adolescentes que prefieren al chulito de su barrio o instituto por pura inmadurez emocional.Al estar explorando sus lí­mites emotivos es normal que una fémina a esas edades quiera probar el peligro, desafiando también los tabús familiares de paso –como todos chicos y chicas hacemos en la edad del pavo-.

Afortunadamente y ya con experiencia el gusto cambia en la mayorí­a de ocasiones por otro tipo de chicos con caracteres más centrados y socialmente aceptables.

El autentico macho alfa, el lí­der tranquilo.

Todos los grandes seductores que hemos conocido han tenido ciertas caracterí­sticas de lo que llamamos autentico macho alfa, y muy rara vez era la abierta agresividad del matón de colegio. Algunas de ellas son:

-Tener seguridad en uno mismo: no basada en “tener jeta” o hacer cosas que para otros serí­an imposibles por falta de aplomo, si no más bien la que te da el conocerte a ti mismo.

La autentica seguridad viene cuando periódicamente pones a prueba tu temple y sabes hasta que puedes hacer y que no. Cuando lo sabes haces lo puedes y no pierdes energí­a, tiempo ni preocupación pensando en lo que crees que no puedes hacer.

A, pero ¿tener confianza no es tener morro y por ejemplo tener capacidad de entrarle a cualquier chica o decirle cosas que otros chicos no se atreverí­an?

Pues no, con un poco de práctica, el ambiente adecuado o algo de ayuda externa cualquiera puede atreverse a cualquier cosa si tiene los estí­mulos adecuados ¡pero eso no tiene nada que ver con la confianza en uno mismo!.

-Enfrentarte con tranquilidad a situaciones sociales: ya sean agradables –conocer gente nueva, tratar a los amigos- o desagradables –discutir y argumentar cuando el interlocutor está crispado, imprevistos varios, malas respuestas-.

Obviamente eso te lo da la seguridad en uno mismo, si sabes que puedes afrontar estas situaciones lo haces dándolo todo sin reservas, si sabes que es demasiado para ti te excusas y tratas de sortear el escollo.

El problema es no conocerte a ti mismo y tus capacidades y quedarte atascado, que es el miedo principal de la gente tí­mida.

-Saber cuando ser lí­der o seguidor: Cuando tienes confianza en ti mismo puedes ser mejor seguidor de alguien mejor que tu en algo sin que halla una guerra de egos, lo cual es positivo porque es inevitable ser seguidor de alguien en muchos momentos de la vida.

Para el falso macho alfa es una ofensa ponerse en modo seguidor ¡porque por sus carencias reales deberí­a hacerlo más que la mayorí­a de personas! 

En cambio si te conoces bien a ti mismo eres humilde, sabes que puedes mejorar y que la ví­a es tratando de tener cerca de ti a personas con mejores habilidades que tu.

-El sentido del humor: ¡bendita la risa! Las personas más inteligentes y confiadas que he conocido siempre tienen el chiste en la boca, sobre todo para quitarle hierro a cualquier situación dramática o difí­cil.

Y por ello es un auténtico bálsamo tener a este tipo de gente cerca, te animan y te inspiran a ver la vida de forma más ligera.

El humor es un afrodisiaco para las mujeres, pero solo si está combinado con confianza en uno mismo (de hay la efectividad del humor-chulo del que tanto hemos hablado en esta página). El humor del pagafantas muchas veces es a costa incluso de sí­ mismo llegando a veces al patetismo. El patetismo no es sexy.

Otra cosa es tomarse los propios defectos a la ligera, asumir tu imperfección y comentarla de forma ingeniosa dándole la vuelta a la tortilla y consiguiendo así­ que ser “demasiado algo” sea una ventaja que te hace único y diferente.

-Hacer que las cosas pasen por el bien común: a diferencia del matón, el auténtico macho alfa tiene claro que quiere y suele conseguirlo porque hace ver a los demás las ventajas que ello ocurra.

De nuevo consigue darle la vuelta a la tortilla a cualquier situación: el no liga con chicas, solo las convence de lo ideal que serí­a que dos personas congenien y compartan intimidad y conviertan una trivial amistad en algo más significativo ¿Qué chica no quisiera eso?

El matón no tiene ese sentido del objetivo, solo se mueve a impulsos y reflejos y tan pronto puede ayudarte un dí­a que ponerte en su lista negra el siguiente. No busca su beneficio y de paso el bien común, tan solo sobrevivir en un mundo con miles de amenazas imaginarias.

En resumen, como podéis ver no hace falta ser una persona agresiva para tener caracterí­sticas de macho alfa, hace millones de años que dejamos de ser animales y el mundo de los humanos y sus relaciones son infinitamente más complejos que el de los pobres simios.

Como reza el dicho taoí­sta: “nada es más blando y maleable que el agua, pero siempre vuelve para desgastar a la dura roca”.


___________________________

En conclusión: ser un macho alfa parece equivaler a ser una persona normal y maja.
.

Uy, redios, esto me lo leo esta noche, ahora tengo que poner la sopa.

(Si no cierro el pc no me va a cumdir nada)

Nadie

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 12059
Re: Hembras alfa
« Respuesta #42 en: Febrero 17, 2011, 11:14:19 a.m. »
Entonces lo que se conoce vulgarmente por macho alfa serí­a esto:



Pero no lo es.

Pues sí­ que se encuentran pocos machos alfa, porque los que creí­a que lo eran en el fondo tienen inseguridades para escribir un libro. Con esos es divertido jugar. Los verdaderos machos alfa (que alguno conozco también) son tan majos que dan ganas de arrimarse a ver si se te pega algo.

Dan

  • Visitante
Re: Hembras alfa
« Respuesta #43 en: Febrero 17, 2011, 11:34:08 a.m. »
Joder, gracias, Muraena, hací­a mucho que no me decí­an algo tan bonito.

Rednuts

  • Puto Amo del Clit
  • Areopagita de pro
  • *
  • Mensajes: 15436
  • The pervert gentleman
Re: Hembras alfa
« Respuesta #44 en: Febrero 17, 2011, 12:13:47 p.m. »
Reí­rse de uno mismo es propio de perdedores, en cualquier caso.

Otra cosa es no tomarse en serio y sobre todo hacerse gracia.
Tú no tienes convicciones porque tú eres de Málaga