Autor Tema: La broma infinita, David Foster Wallace.  (Leído 4205 veces)

Carson_

  • Visitante
La broma infinita, David Foster Wallace.
« en: Enero 27, 2012, 10:39:34 p.m. »
Seguramente reseñaré la novela en el hilo pertinente cuando la haya finalizado, que calculo  será, mí­nimo, dentro de un par de meses. Obra magna en todos los sentidos, al menos de momento.  Lectura que me está causando una impresión de vértigo parecida a la experimentada con 2666 de Bolaño: poderí­o narrativo en cada renglón, respeto y transgresión literarios a la vez.

No soy el tipo de lector-burbuja  que ahuyenta al autor por no contaminar la obra aunque, en caso de conflicto, me decanto siempre por el resultado escrito. Estos dí­as pensaba  en él, en la persona. En Entrevistas breves con hombres repulsivos (tres años posterior, del 99) ya se advertí­a un humor “wallaciano” bastante helado. Personajes muchas veces en la frontera de la cordura/lucidez, adictivos. Cuando se suicidó a los 45, su nombre  me sonaba como el de un “valor”  en alza de la nueva narrativa norteamericana.  Poco más. Cuando lees el episodio de Kate Gompert (es una novela plural), te dices: es él tratando de explicar su enfermedad y sí­ntomas. Una depresión resistente que arrastraba desde los 20 años, tratada con distintos fármacos, incluso con terapias agresivas que recuerdan el calvario de Sylvia Plath. Un tipo más atractivo que la media, con una educación «obscenamente exquisita» en sus palabras ( padres profesores de filosofí­a y de literatura), atlético (destacó en tenis),  escritor sobrado. Y va y se anuda una soga al cuello.

No hay una pizca de romanticismo en el suicidio, hay sufrimiento y vidas abortadas.

(La broma infinita se la recomendarí­a a otro “desaparecido”, antibalas. Aunque no sé yo, porque a David Foster Wallace le gustaban Carver y Cormac McCarthy entre muchos otros.)

ENNAS

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 2281
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #1 en: Marzo 30, 2014, 06:28:56 p.m. »
A ver como lo explico. No es que el libro no merezca la pena, algo se aprende, algo se aprecia, pero no es ni de lejos La Gran Novela Americanatm que prentenden vender. Ni siquiera una buena novela. Por eso os paso los dos enlaces porque cuando terminé el pdf en español me quedé desilusionado pensado si éso era todo y cargándole la responsabilidad de mi decepción al transcriptor por creer que estaba incompleto. La culpa es del autor, la novela no da más de sí­ también en inglés.

http://www.ecoosfera.com/wp-content/imagenes/Foster-Wallace-David-La-Broma-Infinita.pdf
http://nkelber.com/engl295/wp-content/uploads/2012/07/David-Foster-Wallace-Infinite-Jest-v2.0.pdf

Digamos que es consenso de los crí­ticos que La Gran Novela Americanatm, a piñón fijo, verse sobre las pequeñas miserias de una familia en lo que se hace una mordaz y caústica revisión de la sociedad y cultura estadounidenses. Sarta de lugares comunes, ya veremos que opina el propio Wallace sobre éllos, que si lo pensáis, nos dice que La Gran Novela Americanatm no es más que un episodio extendido de "Los Simpsons". Y por seguir el sí­mil televisivo, "La broma infinita", la broma pesada más bien, es un episodio de "Los Simpsons" escrito por los guionistas de "Perdidos".

Añadiré que los expertos que alaban la obra recomiendan para entenderla en toda su plenitud leerse así­mismo los libros que han dedicado a la antedicha. Negocio editorial completo, hay que comprarse la obra abtrusa, que no compleja, y los estudios dedicados a analizarla. Y yo me pregunto y os pregunto ¿para entender El Quijote me tengo que comprar otros libros dedicados a estudiarlo? Y quien dice El Quijote dice La Iliada, Hamlet, Guerra y Paz...

Escrí­boos este anacoluto/solecismo en mi periodo postprandial etanol-escoto-máltico y bitumenicotí­nico, cefaloctópodos desAEIOU (Arraigados, Estabilizados, Integrados, Orientados, Ubicados).

Ese párrafo anterior es muestra cabal de la manera de escribir de David Foster Wallace; para explicarlo a la pata llana, compuse esa incongrí¼encia sintáctica en plena sobremesa con mis gí¼isquecitos y mis cigarritos, que andáis como pulpos en garaje ¡Y me llevó menos de cinco segundos! Entenderéis que para escribir como DFW no es necesario dos licenciaturas, ni padres intelectuales, ni una depresión crónica, ni una sensibilidad especial. Basta con ser un pedantuelo engreí­do con ganas de epatar.

Pero al igual que "Perdidos" y conste que la novela se publicó en 1996, encontraréis numerosos fans cantando la milonga de que la clave está en la página 223. No es más que una lí­nea de tiempo que no resuelve nada, pues por las interacciones de los personajes la acción bien puede transcurrir en 2009 -la fecha más aceptada- como en 2004, 2008, 2011 ó 2015.

Insiste el club de fans en centrarse en la trama polí­tica, que el propio autor sólo esboza entre alucinaciones y presencias fantasmales. Y se preguntaba retóricamente Wallace qué es posmodernismo... Pues posmodernismo eres tú, que mezclas un lenguaje muy técnico a la hora de rellenar páginas como si te pagaran al peso con un tratado de farmacopéa parda, con una fuerte apuesta por el espiritismo.

Todo saber es útil para rellenar crucigramas, lástima que en los crucigramas no esté la verdad. Y que la sabidurí­a consista en saber discriminar informaciones y no en acumularlas sin ton ni son como afectado por un complejo de Diógenes.

El miniargumento polí­tico no es que sea naí¯f, ni banal, ni ingenuo. No. Es que es infantiloide, un grupo de adolescentes colgados en pleno macrobotellón te elaboran una guasa por el estilo. Es penoso, mal planteado, peor desarrollado y ni siquiera resuelto. Defender semejante ejercicio de inmadurez no puede por menos que llevar, si se quiere ser consecuente, a tolerar mal que nos pese "crepúsculos" "juegos del hambre" y "sombras de Grey". A lo mejor por eso a David Foster Wallace se le considera un adelantado, por habernos mostrado, sin pretenderlo, el declive hacia el erial cultural que es el siglo XXI.



Tiene momentos lúcidos y brillantes como cuando describe a los extenuados adolescentes de la escuela de tenis en las duchas, quejándose de que el entreno intensivo les lleva a lesiones crónicas antes incluso de ser profesionales (un saludo a Rafa Nadal, el que se chuta en plena pista central), ese diálogo casi teatral de "agotado, agotado, agotado". Y otros en que muestra la cantidad de mierda en forma de relajantes musculares que se meten los deportistas, y las mil y una maneras de trampear un control antidoping, si bien lo presenta como iniciativa propia de los chavales, y sólo insinúa que es posible que los adultos dirigentes de la escuelita no sólo estén al tanto sino que fomenten de modo directo e indirecto el dopaje entre sus pupilos. Una cobardí­a tal y como hoy sabemos del dopaje de equipo.

No menos impresionante es su descripción de las asociaciones antiadicción. Se detecta en ellas unas ganas de ser sincero y honesto, de dejarse de fatuos ejercicios de estilo y de bromitas de sociedad para marisabidillos. Y por eso es más demoledor en el ánimo del lector. Estas asociaciones se basan en que los tópicos funcionan y por muy risibles y ridí­culos que te parezcan, lo mejor para tí­ es que los asumas, que los interiorices, que los hagas tuyos. "No pienses, actúa" (nefando dicto) sólo que acá actuar significa someterte al sistema sin cuestionarlo. En un ejercico de individualismo exacerbado, este tipo que según los papanatas ofrece una crí­tica feroz a la sociedad, te dice que si te sientes a disgusto en el mundo el problema no es la sociedad, eres tú que no te acomodas a élla. EL SISTEMA FUNCIONA, tú no. Os recuerdo que el libro se publicó en 1996. Pero decidme sinceramente, acá ahora, España 2014, ¿se puede defender semejante sandez ante los atropellos de la oligarquí­a?

En fin, leéroslo, que yo a nadie quito; comparemos nuestras lecturas, que quizá me lo esté tomando por la tremenda vista la deriva de la sociedad, prefigurada en la propia obra para mi disgusto, puede que sea esa la grandeza que yo no quiero admitir en "La broma infinita".

Carson_

  • Visitante
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #2 en: Marzo 30, 2014, 08:15:58 p.m. »
No he abierto links, que es domingo y dí­a de reposo.

Los eslóganes son eso, frases publicitarias. En su momento le comenté a un coforero que no pude con la novela, no por la calidad de David Foster Wallace, que la tiene (a ver, no es algo que pueda explicar, pero cuando llevas bastante leí­do, adviertes a un buen escritor, y él lo era. Además tení­a un estilo propio, para mí­ irritante muchas veces), sino por la envergadura abigarrada. Es un libro para leer a cachos, y cuando el cuerpo te lo pida. Su universo no me “toca”, alguna salpicadura.

Casi me interesa más él que su obra.

Von Scrott

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 14275
  • Fade to black
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #3 en: Marzo 30, 2014, 09:04:43 p.m. »
Probablemente - y por no abundar en lo que dice arriba la rubia, suscribibleble para menda - me repita si digo que a mi Foster Uolas me parece un tipo estupendo para los regates en corto, pero que para aguantar lo que se dice aguantar un partido entero con soltura y dignidad, que me den gente como T. Coraghessan Boyle (si no saben de que les hablo hagánse un favor y leánse - lo harán de un tirón - El balneario de Battle Creek), del que por cierto ya hay disponible en la internete la edición en castellano de "America", lamentable traducción de "The Tortilla Curtain".
« Última modificación: Marzo 30, 2014, 09:06:21 p.m. por Leopold Von Scrott »
los niggas de guetto son bastante parecidos a los gitanos, que ninguno es comunista porque en la bandera salen herramientas.

Rednuts

  • Puto Amo del Clit
  • Areopagita de pro
  • *
  • Mensajes: 15326
  • The pervert gentleman
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #4 en: Abril 10, 2014, 10:33:10 a.m. »
La Gran Novela Americana ya la ha escrito Estifen Kin. Varias veces.
Tú no tienes convicciones porque tú eres de Málaga

Amazonia

  • Visitante
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #5 en: Abril 10, 2014, 11:52:06 p.m. »
La Gran Novela Americana ya la ha escrito Estifen Kin. Varias veces.
.

Si, claro, monstruo normal (en principio no parece un monstruo) ataca al pueblo de Maine.


ENNAS como Administrador.

  • Administrador
  • Aficionado
  • *
  • Mensajes: 185
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #6 en: Septiembre 28, 2014, 07:42:11 p.m. »
Desde una óptica marxista la industria del entretenimiento es superestructura destinada a propiciar la alienación. Incluso cuando es incisiva y hostil a los valores imperantes lo único que logra es que nos reconcomamos en nuestra fustración por no poder alterar lo criticado.

Y que decir cuando es complaciente para con el sistema y aún así­ abochorna a los espectadores.


¿Cuántas veces no nos hemos quedado con las ganas de que nos devuelvan el dinero tras una mala pelí­cula o un mal libro? Pero parece ser que como has consumido no tienes derecho a reclamar devolución. Una vez más el sector del ocio imprimando el soporte ideológico de la sociedad. (Haylos que dirí­an que primero vienen los cambios sociales y luego éstos se reflejan en nuestras diversiones.) De un modo u otro los abusos de los distribuidores de la producción -que no los productores- hacia los consumidores en cualquier ramo de las actividades humanas es tan exhasperante como devastador.

Lo peor, desde el humilde punto de vista del que esto escribe -un pobretón de clase obrera que apenas tiene la secundaria- no es que haya ricos. Es que haya tanto universitario con posibilidades (remotí­sismas) esponjándose con gran jactancia y alharaca de ver blockbusters, bestsellers y series de TV mainstream. Tan naturales y campechanos como la casa de Borbón. Haciendo gala de su anti-intelectualismo y su falsa ignorancia. ¡Fúfol, toros y cotilleos! lo que quiere el pueblo. Sienta muy mal.

Es el caso que en su dí­a escribí­ la crí­tica que podéis leer ahí­ arriba de "La broma infinita" y no termina de gustarme el trato que le dí­ al pobre escritor. Es lo que tiene ser un cascarrabias, que lo soy hasta conmigo mismo ha, ha, ha.

He de reconocer que me estoy releyendo el libro, también os digo que si podéis mejor intentad hacerlo en inglés pues la versión de Mondadori es infame. Puede que gran parte de mi cabreo inicial se deba a que en español el libro es una mierda.

Pongo dos ejemplos extraí­dos de la página 87 de la versión inglesa, 70 de la española:

"invited down under very quiet low-profile political conditions via the good expatriate offices of Avril Incandenza to get vivisected by Wayne and Hal et al for the philanthropic amusement of E.T.A. patrons and alums" (Yo hubiera puesto alumni, pero vale)

"invitados con manipuladas intenciones polí­ticas ultrasecretas gracias a los buenos oficios de la expatriada Avril Incandenza, para ser viviseccionados por Wayne y Hal y para la filantrópica diversión de los patrocinadores y alumnos de la AET"

"the broad-shadow-casting Vaughts, flinty-eyed tire-executive's daughters out of Akron"

"las robustas hermanitas Vaught, hijas de pétrea mirada de un ejecutivo de neumáticos de Akron"

Hay más,sólo faltaba: En medio de una escena de travestis y homosexuales que han tangado a un distribuidor de droga la expresión «'lil faggot» se traduce como "pequeño fagot". (¿?) En inglés el instrumento musical se llama «bassoon», por si no se entiende. Frases no muy largas no es que se dejen sin traducir, es que desaparecen en la versión Mondadori. Y así­ una tras otra.

Otra: tras terminar la cena y como despedida mamá Incandenza pregunta a uno de sus dos hijos, uno un superdotado y el otro un subnormal, "¿dónde vas esta noche?", a lo que uno de éllos replica "a montar jaleo", la madre le embroma diciendo "bajo ninguna circunstancia se te ocurra divertirte". ¿A quién dirí­ais que le habla élla? Justo. Habéis acertado con respecto a Foster Wallace, pero los traductores no son de la misma opinión.

No se si entendéis que una cosa es un autor que, mejor o peor, trata de experesarse estés de acuerdo con él o no, y otra todos estos culturetas universitarios que no sólo les han dado el timo de la estampita sino que además se ufanan de éllo y pretenden haber hecho una gran inversión en el mercado de futuros.

Éso es lo que cabrea, no las obras en sí­ por muy sesgadas ideológicamente que estén, sino tanto "entera'o" tratando de venderte la burra. Que ser pobre no equivale a ser tonto, visto lo visto, casi cabrí­a postular lo contrario.

Carson_

  • Visitante
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #7 en: Septiembre 28, 2014, 08:28:15 p.m. »
Mi inglés es de parvulario, escrito aún me defiendo, pero lo que es el listening…  Recuerdo que hace años mantuvimos dos discusiones de este tipo con antibalas. Una a propósito de la traducción de A la recherche du temps perdu a cargo de Pedro Salinas. El decí­a que le gustaban hasta sus laí­smos. A mí­ me parece un ejercicio apasionado pero poco fiel. Algo parecido se reprodujo respecto a Absalon, Absalon. Empecé a leerlo y me pareció indigerible (Alianza Editorial), luego pillé la versión inglesa de la biblioteca y fui compaginando la lectura en las dos lenguas. Algo que también hice con Dubliners, pero esta vez por puro gusto. Me tiré a la piscina con la correspondencia de Katherine Mansfield en inglés, no sé ahora, pero hace años no estaba editada en castellano.

En el caso de David Foster Wallace, ni idea de si la traducción es pésima o no, siquiera sé si era Mondadori (tapas de color crema, eso sí­). De hecho no acabé el libro o novela. Me sigue pareciendo un escritor árido. No descarto comprarme La broma infinita y leerlo sin prisas, a ratos. Me dejó el regusto de que valí­a la pena un segundo intento.

ENNAS

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 2281
Re: La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #8 en: Octubre 05, 2014, 11:54:07 p.m. »
"100 The way a White Flagger formulates this, e.g., is that 99.9% of what goes on in one's life is actually none of one's business, with the .1% under one's control consisting mostly of the option to accept or deny one's inevitable powerlessness over the other 99.9%, which just trying to parse this out makes Don Gately's forehead turn purple.

100 El modo en que un Bandera Blanca formula esto es que el noventa y nueve por ciento de lo que le sucede a uno en la vida no tiene nada que ver con uno mismo, y el uno por ciento restante que uno controla consiste casi en su totalidad en aceptar o negar la impotencia que se tiene sobre el otro noventa y nueve por ciento; el mero hecho de intentar descifrar esto hace que a Gately se le enrojezca la frente.
"

Es que ni los números traducen bien, ha, ha, ha.

No, ya en serio: No es la primera que me arrepiento de algo escrito. Igual que me comporte como un gilipollas criticando a Roberto Bolaño por su "2666" cuando la realidad es que el libro me gusta mucho: Lo único cierto que dije es que la parte de Archimboldi es magní­fica.

Acá con "la broma infinita" concurrió que no entendí­a la propaganda editorial con respecto a los ensayos y discursos de David Foster Wallace. Os he puesto, si no recuerdo mal y si no me equivoco, enlaces a éllos; por si no es así­, os dejo este ví­deo por cortesí­a de Jot Down:


Es un non sequitur que el mismo tipo sensible y observador que dice que el sarcasmo y la pose cí­nica están destrozando la sociedad estadounidense sea presentado como el tí­pico yanqui brutote y mascachapas que dice verdades como puños.

Tiene razón Carson_ cuando dice que no nos podemos meter en una burbuja a la hora de evaluar a una obra -literaria, cinematográfica, musical...- esa es la verdad y hay que entender en que circunstancias los autores hicieron lo que hicieron. No caigamos en esa antinatural colusión de intereses entre postmodernos boboprogres y casticistas campechanos, que dan en coincidir en que el autor no importa: "El abajofirmante sólo es el monje amanuense de un texto propiedad del imaginario colectivo" pontificaban unos, "a mí­ no me cuentes tus ideas, a mí­ dame diversión" esputan los otros.

Y tiene razón Carson_ cuando define como "árido" un escrito que en inglés es exhuberante, esa es la impresión que da la versión en español.

¿Hay una intencionalidad por parte de los editores españoles en denigrar a escritores estadounidenses?

¿Pretenden deshumanizando sus novelas igualarles por lo bajo con los muy redichos Juan Manuel de Prada o Carlos Ruiz Zafón?

No es que una cosa lleve a la otra pero ver obras en idioma original (mi inglés no obstante no es tan gran cosa) coadyuva a la hora de apreciar que los estadounidenses son humanos, no figurines a tamaño natural en cartón duro de cowboys o gángsters como pretenden los enterados, muchos de éllos chupamedias pro EE.UU.

claw

  • Debutante
  • Mensajes: 1
  • Where are you now?
Re:La broma infinita, David Foster Wallace.
« Respuesta #9 en: Octubre 27, 2017, 04:30:48 p.m. »
Concuerdo con Rednuts, la gran novela americana ya esta escrita. No creo que esta llegue a ganarse ese título...
Un buen libro y un café, que más? - Actualmente leyendo La sombra del viento