Autor Tema: Sobre el 666  (Leído 3680 veces)

Baal

  • Visitante
Sobre el 666
« en: Junio 09, 2006, 11:18:54 am »
La lectura del apocalipsis ha sido siempre más interesante de lo que realmente es, y sobre todo, es muy común leer libros sobre el apocalipsis durante la adolescencia. Y de hecho, nos hemos tragado lo de la señal del demonio con el 666. De hecho, en las pelí­culas se ve al anticristo con una marca de nacimiento con la forma del 666.

Pero el caso es que San Juan tení­a que ser un fenómeno, porque si el pudo ver al anticristo con la marca del 666 lo normal es que no tuviera ni puta idea de que significa ese simbolito (al identificarí­a como una rho a vista de espejo).

Así­ pues, la marca del demonio que el vió y que identificó como tres seis, no podí­a ser con grafí­a árabe. Si esto lo lee D. Pésimo, quizás nos pueda ilustrar en que idioma pudo ver San Juan los tres seis y saber realmente como es la marca del anticristo.

Lo que si es curioso es que si el sistema numérico era el romano, el 666 quedarí­a escrito como DCLXVI. Si nos fijamos, están todas las cifras romanas (a excepción del M) en orden decreciente (como si fuera una cuenta atrás, o como si fuera el orden inverso de las cosas).

*

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #1 en: Junio 09, 2006, 11:29:10 am »

Pffffffiiiiiuuuuuuuuuuu


DCLXVI

500 
100 
50 
10 

1




Imparable

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #2 en: Junio 09, 2006, 11:42:04 am »
Pero eso son seiscientos sesenta y seis, a lo mejor eran 3 VI, o más probable es que lo viera en numeros judios, donde el seis es una especie de palote, serí­a más normal en alguien cuya lengua materna era el hebreo, y además tendrí­an más sentido religioso.

Bambi

  • Hí­gado láser
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8870
Re: Sobre el 666
« Respuesta #3 en: Junio 09, 2006, 12:36:37 pm »
coño baal, eso de los números romanos para atrás puede competir en un bar con un buen truco de magia. me lo aprendo. a mi los curas me dijeron que el siete era el número de Dios, no obstante en la Biblia todo está lleno de sietes: las siete plagas, los siete pecados capitales, el setenta veces siete de los huevos, etc....

por cierto, que acabo de ver esto:

"El libro de Apocalipsis es un libro de sietes. El «7» es usado 54 veces en este libro. Tenemos 7 iglesias, 7 candeleros, 7 estrellas, 7 espí­ritus de Dios, 7 sellos, 7 ojos, 7 ángeles, 7 trompetas, 7 truenos, 7 cabezas, 7 últimas plagas, 7 bandejas de oro, 7 montañas, 7 reyes, etc. "

El caso es que lo que me dijeron es que dios era el siete y satán el seis, casi siete. No sé si traí­do por los pelos, el caso es que con eso me quedé. El porqué de tres seises, ni zorra, deberí­an ser seis digo yo.

Y acabo de dar con esto:

http://www.aguasvivas.cl/revistas/30/numeros.htm

El número 6

Christian Chen

El seis es mencionado 199 veces en la Biblia. «Seis» es el número del hombre, porque el hombre fue creado en el sexto dí­a de la creación. El «seis» está más acá del «7», que es el número de la perfección. Es el número del hombre en su estado de independencia sin el cumplimiento del eterno propósito de Dios. En Ezequiel, la caña es usada como una unidad de medida. Una caña es equivalente a tres metros. La Biblia utiliza la caña para representar al hombre. La caña es alta en apariencia, aunque está vací­a en el interior. Por esta razón, se quiebra fácilmente. «La caña cascada no quebrará …» (Is. 42:3;
Mt. 12:20). El sujeto aquí­ es el Señor Jesús.

Cierto dí­a nuestro Señor fue a una fiesta de matrimonio en Caná. Caná significa lugar de cañas. Allí­ el Señor Jesús realizó su primer milagro. Allí­ habí­a seis tinajas de agua;
y el agua fue transformada en «buen vino» por nuestro Señor. Esto muestra con gran belleza, cómo el hombre, representado por aquellas seis tinajas en su estado vací­o, débil e, incluso, muerto, es transformado por el milagro del evangelio para ser henchido con la vida de Cristo, la vida surgida de la muerte.

El número del trabajo

«Seis» es también el número del trabajo. Marca la conclusión de la Creación como el trabajo de Dios. Dios trabajó 6 dí­as, y después descansó el séptimo dí­a. Este séptimo dí­a era el primer dí­a del hombre, que fue creado en el sexto dí­a. Según el propósito de Dios, el hombre deberí­a entrar primero en el descanso de Dios y después trabajar o «labrar y … guardar» (Gn. 2:15). Este es el principio del evangelio. La energí­a y la fuerza para el trabajo son, invariablemente, derivadas del descanso, el cual habla de Cristo. Después de la caí­da, el hombre fue separado de Dios, el antitipo del «descanso». Por más que el hombre trabaje nunca alcanza la perfección o la plenitud. Por eso cantamos: «El trabajo jamás podrá salvarme».

Todas las religiones alientan a las personas a trabajar para conseguir su propia salvación. El primer trabajo del hombre, después de la caí­da, fue coser hojas de higuera para hacerse delantales (Gn. 3:7). Esas hojas luego se acaban. Nuestras propias obras jamás pueden cubrir nuestra vergí¼enza. «Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió» (Gn. 3:21). Alguien más tuvo que morir, derramar su sangre para traer la salvación. En Números 35:1-6, Dios pidió a Moisés proveer seis ciudades de refugio. En respuesta al trabajo del hombre, Dios hizo de Cristo nuestro refugio. Si nosotros lo aceptamos como nuestro refugio, y habitamos en él, cesaremos nuestro trabajo y encontraremos nuestro descanso y paz verdadera. «Seis ciudades» es muy bueno para hacernos recordar la debilidad que existe en nuestro ser y en nuestras obras.

Otros ejemplos del número seis en relación a la idea de ‘trabajo’ son los siguientes: Jacob sirvió a su tí­o Labán durante seis años por su ganado (Gn. 31). Los esclavos hebreos debí­an servir durante seis años (Éx. 21). Durante seis años la tierra debí­a ser sembrada (Lv. 25:3). Los hijos de Israel deberí­an rodear la ciudad de Jericó una vez al dí­a, durante seis dí­as (Js. 6). Habí­a seis gradas en el trono de Salomón (2 Cr. 9:18). El trabajo del hombre puede llevarlo hasta el mejor trono debajo del sol. Sin embargo, eran necesarios 15 ó 7+8 pasos para subir al templo, el lugar de la habitación de Dios (Ez. 40:22-37). La puerta del patio interior del templo de Ezequiel, que miraba en dirección al oriente, deberí­a estar cerrada durante «los seis dí­as de trabajo» (Ez. 46:1).

El número de la imperfección

El número seis ha sido bastante considerado por los griegos, e incluso por los mismos griegos antiguos, como el número perfecto. Ellos aducí­an que seis es la suma de sus divisiones: 1, 2, 3 (no incluyéndolo a él mismo): 6 = 1+2+3. El próximo número perfecto es 28, puesto que 28 = 1+2+4+7+14. Actualmente, según la Biblia, este es un perfecto número de imperfección. El hombre ocupa el lugar más elevado entre las vidas creadas. Dios creó varias vidas en orden ascendente en los seis dí­as. La creación alcanzó el auge en el sexto dí­a, porque en este dí­a Dios creó al hombre conforme a su imagen y semejanza. La más elevada de las vidas creadas serí­a perfecta si hubiese permanecido sola en el universo sin ser comparada con otras. La luz de una vela serí­a perfecta si la luz del sol nunca brillase. Cuando el hombre fue colocado delante del árbol de la vida, que tipifica la vida de Cristo, él mostró su verdadero color: la imperfección.

Solamente cuando el hombre acepta a Cristo como su Salvador personal, y Su vida, entonces se completa en él. En Job 5:19 leemos: «En seis tribulaciones te librará, y en la séptima no te tocará el mal». «Seis tribulaciones» ya es demasiado para nosotros, representa «tribulaciones en exceso». Sin embargo, el poder de la liberación de Dios nunca se manifiesta tan grandemente como cuando las tribulaciones alcanzan su medida perfecta: siete. El regalo de Booz a Rut: «Seis medidas de cebada» (Rt. 3:15) fue, de hecho, maravilloso. Pero Booz iba a hacer aún otra cosa: iba a convertirse en el redentor de Rut. La unión de Booz y Rut hizo surgir al rey David, y también, según la carne, a alguien mayor que David, a nuestro Señor Jesús. Antes que eso sucediera, Rut habrí­a de maravillarse con aquellas «seis medidas de cebada», probablemente el mayor regalo de Booz.




Andresito

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #4 en: Junio 10, 2006, 12:12:09 am »
El 3, el 7 y el 12 significan la perfección, la plenitud.
Tal como dice arriba, el 6, al quedarse corto del 7, simboliza la imperfección.
3 veces 6, entonces, representa al "Perfectamente Imperfecto".

zruspa

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #5 en: Junio 12, 2006, 09:47:46 pm »
if man is five
if man is five
if man is five
then the devil is six
then the devil is six
then the devil is six
then the devil is six
then the devil is six
then god is seven
then god is seven
then god is seven
this monkey's gone to heaven


No sé por qué os liais tanto pudiendo acudir a los clásicos.

Jaume de Ponts i Mateu

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 1696
  • intentis oculis
    • ¡Oh, la HISTORIA!
ahí­ está...
« Respuesta #6 en: Octubre 06, 2012, 12:24:59 am »
lo que si es curioso es que si el sistema numérico era el romano, el 666 quedarí­a escrito como DCLXVI; si nos fijamos, están todas las cifras romanas (a excepción de la M)...
Ahí­ está: NO está la M.

Entiéndame..; si se encontrará el eslabón perdido, my dear, quien enseñase la evolución como la mismí­sima veritas veritatis serí­a digno de ser escuchado y quien se entestase en que es una simple hipótesis de trabajo (es decir, una teorí­a más) serí­a un carcajeante memo.

Mais..; como NO se ha encontrado el eslabón perdido, darling, quien va de ¡secuencias documentadas! y de ¡árboles genealógicos incuestionables! es en masse considerado un pirao de toma pan y moja y quien, ANTES de decir de , afirma alto y claro que, a fin de cuentas, qui lo sí !, es reverenciado como indiscutida e indiscutible auctoritas.

No sé yo sí­, en mi habitual torpeza, he logrado explicarme mí­nimamente...

¡Ah!; el thema, my dear, INTERESANTíSIMO. Al pan pan y al vino vino, ¡faltarí­a plus!

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu
jaumedeponts@terra.es
Lleida (Segrií )
-Catalunya/UE-
06/10/2012, 00'20 hs. a.m.
¡Oh, la HISTORIA!
http://www.my-forum.org/foros.php?id=30282
"...porque, lo que se puede medir y contar NO es opinable" (sentencian, como saben, DEFINITIVAMENTE los classiques...)

Jaume de Ponts i Mateu

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 1696
  • intentis oculis
    • ¡Oh, la HISTORIA!
pelí­n de base...
« Respuesta #7 en: Octubre 20, 2012, 03:17:05 pm »
Pelí­n de base para ignaros/as; tomen nota, sí­...

-"Es bastante habitual que el papel simbólico del "entero" 666 se transfiera a la "secuencia de dí­gitos" 6-6-6. Algunas personas se toman las asociaciones satánicas del 666 tan en serio que evitan activamente todo lo que esté relacionado con el 666 o los dí­gitos 6-6-6. De forma más o menos jocosa, este rechazo se conoce como "hexakosioihexekontahexafobia" (*). Lo más curioso es la coincidencia de las 666 bestias que aparecen en los jeroglí­ficos egipcios, mitad humanos mitad animal. La historia bí­blica revela el enfrentamiento de Moisés con esta cultura de hechiceros demoniacos, la recopilación histórica acerca de demonios los identifica de la misma forma, siempre con cabezas de animal. Y su aparición en el Apocalipsis revela un imperio egipcio de brujos, que plagan el planeta conectados con el poder polí­tico para consolidar el control del poder mundial {la figura del Anticristo es un asesino mundial que recibe el poder polí­tico}. Cabe recalcar que la 'marca de la bestia' (¨) en la mano y el Ἀριθμὸς τοῦ θηρίου (o, 'número de la bestia') son dos cosas distintas..." (^)

-"El número como tal tiene su origo de las prácticas religiosas de la ciudad de Babilonia en los tiempos del profeta Daniel. Los sacerdotes babilónicos promovieron la adoración de dioses que estaban asociados con el Sol, la Luna, los planetas visibles del Sistema Solar y ciertas estrellas relacionadas a la práctica de la astrologí­a (los babilónicos fueron sus principales promotores). En su sistema de adoración, contaban con 37 dioses supremos. Uno de ellos, el dios asociado con el Sol, tení­a supremací­a sobre todos los demás. Ellos pensaban que de una u otra manera, los números tení­an poder sobre los dioses que adoraban; y por tal motivo, asignaron números a cada uno de sus dioses (para poder tener poder sobre ellos). A fin de lograrlo, contaron el número de sus dioses, asignando un número a cada dios. Luego sumaron los números de cada dios (del 1 al 36) y asignaron el número resultante de esta suma al dios Sol. Al primer dios le asignaron el número 1, al segundo el número 2 y así­ sucesivamente hasta llegar al dios número 36. La suma de los números del 1 al 36 totalizaba 666, que fué el número asignado al dios Sol {la suma fué hecha de la siguiente manera: 1+2+3+4+5+6+7+8+9+10+11+12+13+14+15+16+17+18+19+20+21+22+23+24+25+26+27+28+29+30+31+32+33+34+35+36=666}. Pero, los babilónicos fueron aún más lejos. Ellos temí­an mucho a sus dioses, y pensaban que alguno de ellos podrí­a destruí­rlos algún dí­a, así­ que hicieron amuletos con una matriz de los números ordenada en un cuadro de 6x6, del 1 al 36. A este tipo de matriz se le conoce actualmente como "cuadros mágicos". Un amuleto está diseñado para cumplir un propósito mágico, y ellos evidentemente pensaban que su uso les protegerí­a de ser destruí­dos por los dioses, gracias al poder de la magia. Estos amuletos debí­an ser tan poderosos como fuese posible; así­ que, para incrementar su poder, ordenaron los números de tal manera que al ser sumados en filas o columnas, siempre totalizaban 111. Por lo tanto, la suma de todas las 6 columnas y las 6 filas sumaban 666. Esta fórmula suponí­a una mayor protección, pues incluí­a al dios principal asociado al Sol, el cual estaba presente en el amuleto (...). Los antiguos babilónicos inscribí­an estos números en una pequeña tablilla de barro que, luego de secarse y barnizarse, era colgada en sus cuellos. Mientras la usasen estarí­an protegidos (...). La práctica de crear amuletos con esta matriz como parte de la astrologí­a fué más allá de los tiempos de Jesús. Se han encontrado amuletos con inscripciones latinas y se sabe que los romanos practicaban esta creencia..." (')

-"La paradoja de los números interesantes, que se sirve de algunas propiedades matemáticas pero que puede catalogarse más adecuadamente como humorí­stica, busca demostrar que todos los números naturales (1, 2, 3, etc.) son "interesantes". Los llamados números interesantes se originan de la costumbre entre los matemáticos, y también aficionados, de encontrar propiedades curiosas (") en ciertos números, que por poseerlas se consideran más bien números "interesantes" que "aburridos". Es conocida la anécdota de la charla entre el maestro Godfrey Harold Hardy (·) y el maestro ஸ்ரீனிவாஸ ஐயங்கார் ராமானுஜன் (#), en la que el primero le manifestara que el número 1729 era muy aburrido, lo que dió lugar a la inmediata reacción del segundo, quien afirmó que dicho número es muy interesante puesto que se trata del número más pequeño que puede expresarse como la suma de dos cubos (positivos) de dos maneras diferentes. La "demostración" (/) encubre en realidad una paradoja..." (¬)

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu

addenta

(*) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Hexakosioihexekontahexafobia

(^) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Seiscientos_sesenta_y_seis

(¨) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Marca_de_la_Bestia

(') cfr.:

http://20canutos.superforo.net/t2230-de-donde-viene-el-numero-666

(") cfr.:


(·) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Godfrey_Harold_Hardy

(#) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Srinivasa_Aaiyangar_Ramanujan

(/) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_de_Hardy-Ramanujan

(¬) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_de_los_n%C3%BAmeros_interesantes
"...porque, lo que se puede medir y contar NO es opinable" (sentencian, como saben, DEFINITIVAMENTE los classiques...)

David Viva España

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #8 en: Noviembre 06, 2012, 01:41:55 pm »
Aunque soy nuevo por aquí­ me ha gustado el tema y comentaré.

Leí­ por ahí­ a eso de 2 semanas aproximadamente que la marca 666 era realmente en hebreo una especie de W, y en otras lenguas antiguas cercanas al hebreo (no recuerdo su nombre, pues era de pueblos antiguos y no los conozco) también eran W por lo que se podrí­a interpretar que el anticristo estarí­a unido a internet ya que 6 = W pues 666 = WWW. Eso es lo que leí­, no se si darle credibilidad o no.

poshol na

  • Residente
  • **
  • Mensajes: 7539
Re: Sobre el 666
« Respuesta #9 en: Noviembre 06, 2012, 02:35:10 pm »
Aunque soy nuevo por aquí­ me ha gustado el tema y comentaré.

Leí­ por ahí­ a eso de 2 semanas aproximadamente que la marca 666 era realmente en hebreo una especie de W, y en otras lenguas antiguas cercanas al hebreo (no recuerdo su nombre, pues era de pueblos antiguos y no los conozco) también eran W por lo que se podrí­a interpretar que el anticristo estarí­a unido a internet ya que 6 = W pues 666 = WWW. Eso es lo que leí­, no se si darle credibilidad o no.

Mucha.

Pero mucha.

El Anticristo será digital o no será.

sólo se hace a autorizado

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #10 en: Noviembre 06, 2012, 02:58:43 pm »
La de arriba es claramente una opinión preconciliar... supongo que el telar movido por una máquina de vapor era premonición del apocalpsis y tal.
El caso es que está la linea manga sintoista para resarcirse, osea, la pelí­cula, mejor que el tebeo, de Ghost in The Shell para de un modo resumido y sencillo, entender que la bondad sincretica de los digitos, autoconsciente e interesada por esos extraños insectos que son los humanos cuando oran y laboran, vendra de la red y, el alma, si la neustra está básicamente saltando cuáticamente por nuestro cortex estará en este caso distribuida en sitios frí­os de la hostia por aquello de reducir la factura en refrigeración de supercomputación neural (canadá, groenlandia danesa, islandia holandesa, el svalbard noruego, la puta laponia, cualquiera sabe que sitios de siberia y así­n.
Y no será el anticristo.... si me pones, la segunda venida.

porfirio

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #11 en: Noviembre 08, 2012, 02:24:30 pm »
"Aquí­ hay sabidurí­a: El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis" (Apocalipsis 13, 18).

Que nos la pillamos con papel de fumar, hombre.

Don Pésimo

  • Si queréis luz madrugad, hijos de puta.
  • El Alarido de la Vesí­cula
  • Areopagita de pro
  • *
  • Mensajes: 19592
  • una brizna de alba peluda
    • Me cago en el Sistema Solar
Re: Sobre el 666
« Respuesta #12 en: Noviembre 08, 2012, 07:43:13 pm »
Exacto. Déjense de seis-seis-seis, que lo que pone es seiscientos sesenta y seis.

Addenta:

 ÎºÎ±á½¶ ὁ ἀριθμὸς αὐτοῦ ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ.
Me cago en el Sistema Solar

Marcos Marcial

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #13 en: Noviembre 08, 2012, 08:05:59 pm »
(Apo 13,18):

http://www-users.cs.york.ac.uk/~fisher/cgi-bin/gnt?id=2713

joooder, pone

"jode [y jodida] la Sofí­a es" ... (Y debe ser cierto pues yo he amado a Sofí­a)

"el que tenga inteligencia que calcule el número"

"número de hombre es" ...

1979

Carguero Nostromus regresando a la tierra


porfirio

  • Visitante
Re: Sobre el 666
« Respuesta #14 en: Noviembre 12, 2012, 06:21:08 pm »
Exacto. Déjense de seis-seis-seis, que lo que pone es seiscientos sesenta y seis.

Addenta:

 ÎºÎ±á½¶ ὁ ἀριθμὸς αὐτοῦ ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ.

No querí­a decir eso.  Se le ha escapado el matiz y me extraña de usted.  La diferencia, oh cherie, es el hombre.