Autor Tema: Sentido común  (Leído 5653 veces)

Rufo

  • Areopagita
  • ***
  • Mensajes: 10660
  • I'm too old for this shit
Re: Sentido común
« Respuesta #30 en: Marzo 09, 2006, 11:56:22 am »
Laura, discutamos tú y yo, anda, que Rufo anda pichaflojil ;D

Es que no puedo discutir contigo de este tema porque estoy bastante de acuerdo con lo dices, chico. Qué cruz!!!!

¿Pero qué clase de foro es éste en el que todos estamos de acuerdo?
¡Esto es la decadencia!
"Ser tonto, egoísta y tener buena salud, son las tres condiciones requeridas para ser feliz; más si la primera nos falta, todo está perdido"

Kamarasa GregorioSamsa

  • PeI
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 20262
  • La vida PUEDE ser maravillosa
Re: Sentido común
« Respuesta #31 en: Marzo 09, 2006, 12:03:54 pm »
Laura, discutamos tú y yo, anda, que Rufo anda pichaflojil ;D

Es que no puedo discutir contigo de este tema porque estoy bastante de acuerdo con lo dices, chico. Qué cruz!!!!

¿Pero qué clase de foro es éste en el que todos estamos de acuerdo?
¡Esto es la decadencia!

Pues sí­. Voy a contestar a bocanegra porque parece que aporta luz a la discusión ;D

Kamarasa GregorioSamsa

  • PeI
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 20262
  • La vida PUEDE ser maravillosa
Re: Sentido común
« Respuesta #32 en: Marzo 09, 2006, 12:23:20 pm »

La cuestión, una vez erramos, es plantearse el asunto con la menor carga de arrepentimiento posible, con preguntas como: "Bien, no he acertado, ¿qué puedo hacer realmente para reconducir la situación? ¿Puedo realmente hacer algo?"
Si se puede, ya es responsabilidad nuestra hacerlo o no;
si no se puede, ¿de qué coño sirve arrepentirse?

Depende del grado de error que hayas cometido. Si moviste la ficha que estaba a salvo en lugar de la que estaba indefensa en el parchí­s y te la han comido, basta con un fugaz estí­mulo neuronal para tener más cuidado la próxima vez. Ahora bien, si la decisión que tomaste, sea por sentido común o por intuición fallida, ha supuesto un cambio profundo en tu vida, quizá necesites que se te quede más grabado en el cerebro.

Visto así­, podemos realizar combinatorias: error nimio o error grave;
consecuencia nimia y consecuencia grave. Podemos tener un descuido (error nimio) que produzca una consecuencia grave en nuestra vida, ¿qué hacer? Esto suena a accidente y por lo tanto nuestra responsabilidad en el error habrí­a que dimensionarla con exactitud, mientra que la única responsabilidad que podemos acometer en la consecuencia es asumir la gestión de lo ya inevitable. (v.gr. un despiste al conducir que provoque un accidente que por mor de la mala suerte nos imposibilite realizar ciertas funciones vitales importantes)

También es posible tener un error enorme que apenas produzca consecuencias, ¿qué hacer? En este caso, se puede tender irresponsablemente a no darle demasiada cuerda porque al fin y al cabo no ha afectado en nada nuestra vida. Si no pensamos seriamente en qué hemos hecho probablemente estemos creando el caldo de cultivo necesario para repetir el error, y con peores consecuencias. (v.gr. una conducción temeraria que no afecte a nadie)

Una tercera combinatoria serí­a un error nimio con consecuencias minimas. En ese caso, no voluminizar ni el error ni la consecuencia es lo más inteligente;
eso sí­, sin ignorarlo del todo.

Por último, no sé si será el caso de Rufo, un error grave con consecuencias igualmente graves. Totalmente de acuerdo con lo que dices: es una doble responsabilidad, la de asumir el error y sus consecuencias y la de aprender del error para no volver a cometerlo.

Citar
Arrepentirse no significa pasarse la vida llorando en un rincón remojado en ginebra. Significa asumir plenamente que has hecho algo malo, a veces algo muy malo, y que lo tienes tan presente que te ayudará más eficazmente a la hora de afrontar futuras situaciones parecidas. Por no hablar cuando esas malas o pésimas acciones han sido cometidas contra otras personas. Sólo hay que pensar en lo que dirí­as cuando te han hecho algo muy grave, y el otro sólo contesta "vale tí­o, yo soy así­ y ya está, no me seas quejica".

Además, lamentarse de vez en cuando por lo que no has hecho, o hiciste mal, no es tan malo mientras no te regodees morbosamente en el sufrimiento. Te ayuda a darte cuenta de que has tenido una vida pasada, y que no te mueves con los meros estí­mulos del presente.

Como bien dices, no es lo mismo el dolor que el sufrimiento: aquél es inevitable, éste se puede redimensionar. La responsabilidad consiste en darle la dimesión adecuada al dolor, no voluminizándolo innecesariamente ("regodearse morbosamente"
dices tú) pero tampoco quitándole su valor. Y el valor del dolor, del duelo, de la tristeza, radica en que es una oportunidad para crecer, para aprender y así­ no repetir semejantes errores. Ni obsesionarse ni despreocuparse del todo.

Una de las fases necesarias en todo proceso de 'duelo'
es la de soltar la rabia contenida, ese "lamentarse"
al que aludes. Sirve para liberarte de ese dolor, de esa sensación desagradable, y desde la distancia creada, aprender.

bocanegra

  • Visitante
Re: Sentido común
« Respuesta #33 en: Marzo 09, 2006, 12:40:53 pm »
Los errores graves sin consecuencias son los peores de todos, porque ciertamente se tienden a olvidar con facilidad. Yo nunca he tenido un accidente de tráfico, obviando algún ligero choque a 10 km/h. Pero ya son varias las veces en las que un coche o incluso un camión no se me ha llevado por delante de milagro. Mi ángel de la guardia me ha sonreí­do dos dí­as seguidos la semana pasada, cuando casi me empotro de frente contra un coche y luego me atropella una moto, ambas veces por mi culpa.

No conduzco de modo temerario, así­ que no tengo nada que reprocharme en ese sentido. Pero los despistes están a la orden del dí­a. Y si no los tienes muy presentes en tu mente, regresarán, y algún dí­a tal vez con consecuencias serias.

Lo malo es que sólo nos arrepentimos de lo que llegamos a hacer o dejar de hacer, no de lo que estábamos a punto de hacer. Nos fijamos antes en la acción u omisión que en las intenciones. Siendo así­, al menos deberí­amos arrepentirnos de eso, y no decir alegremente, como un latiguillo de moda, "yo no me arrepiento de nada en mi vida". Lo peor es que en muchos suena a auténtico.

Kamarasa GregorioSamsa

  • PeI
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 20262
  • La vida PUEDE ser maravillosa
Re: Sentido común
« Respuesta #34 en: Marzo 09, 2006, 01:04:38 pm »
Los errores graves sin consecuencias son los peores de todos, porque ciertamente se tienden a olvidar con facilidad. Yo nunca he tenido un accidente de tráfico, obviando algún ligero choque a 10 km/h. Pero ya son varias las veces en las que un coche o incluso un camión no se me ha llevado por delante de milagro. Mi ángel de la guardia me ha sonreí­do dos dí­as seguidos la semana pasada, cuando casi me empotro de frente contra un coche y luego me atropella una moto, ambas veces por mi culpa.

No conduzco de modo temerario, así­ que no tengo nada que reprocharme en ese sentido. Pero los despistes están a la orden del dí­a. Y si no los tienes muy presentes en tu mente, regresarán, y algún dí­a tal vez con consecuencias serias.

Lo malo es que sólo nos arrepentimos de lo que llegamos a hacer o dejar de hacer, no de lo que estábamos a punto de hacer. Nos fijamos antes en la acción u omisión que en las intenciones. Siendo así­, al menos deberí­amos arrepentirnos de eso, y no decir alegremente, como un latiguillo de moda, "yo no me arrepiento de nada en mi vida". Lo peor es que en muchos suena a auténtico.

Sí­, bueno, lo de la conducción temeraria lo puse a modo de ejemplo. Una conducción despistada también es muy imprudente porque no estás en lo que tienes que estar, quizas por un exceso de confianza o simplemente, como es mi caso, porque te abstraes en pensamientos laterales que nada tiene que ver con lo que está pasando en ese momento. Menos mal que tenemos ese "angel de la guardia"
(nuestro 'consciente intuitivo', bajo el umbral de la 'consciencia pensante') que vigila todo el cotarro y nos evita males mayores. Eso sí­, las preocupaciones extremas del 'consciente pensante'
nublan la capacidad del "ángel", y eso es para tenerlo en cuenta a la hora de ponerse en el volante.

Fí­jate en la frase "se arrepintió a última hora y no..."
¿Quién no ha realizado ese acto de inhibición jamás?

¿Serí­a correcto hablar de arrepentimiento por las acciones no hechas pero cuya intención de hacerlas era clara antes de frenarlas?

bocanegra

  • Visitante
Re: Sentido común
« Respuesta #35 en: Marzo 09, 2006, 01:44:51 pm »
Hum. Depende del resultado de la intención. Si dices "¡joder, qué imbécil he sido, sabí­a que iba a tocar el 5, elegí­ al final el 2 y me quedé sin premio!", de lo que te estás arrepintiendo al final es de la acción no realizada. El hecho de que fueras a hacerla en un principio añade más amargura a la decisión, ciertamente, pero no es el punto clave. Si al final aciertas y toca el 2, tu intención original se te olvidarí­a al instante, no te arrepentirí­as de haber estado a punto de seguirla hasta el lí­mite.

Algunos dicen que tienen un sexto sentido tan desarrollado que a veces les asusta.

Kamarasa GregorioSamsa

  • PeI
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 20262
  • La vida PUEDE ser maravillosa
Re: Sentido común
« Respuesta #36 en: Marzo 09, 2006, 06:11:50 pm »
Hum. Depende del resultado de la intención. Si dices "¡joder, qué imbécil he sido, sabí­a que iba a tocar el 5, elegí­ al final el 2 y me quedé sin premio!", de lo que te estás arrepintiendo al final es de la acción no realizada. El hecho de que fueras a hacerla en un principio añade más amargura a la decisión, ciertamente, pero no es el punto clave. Si al final aciertas y toca el 2, tu intención original se te olvidarí­a al instante, no te arrepentirí­as de haber estado a punto de seguirla hasta el lí­mite.

Algunos dicen que tienen un sexto sentido tan desarrollado que a veces les asusta.

Bueno, no sé si el arrepentimiento es por no elegir el 5 o por haber elegido el 2. El arrepentimiento llega una vez hecho algo, independientemente de que tenga bastante que ver con lo no-hecho. Mi pregunta iba para el caso de arrepentirse antes de hacer algo.

Ya lo dije en el areópago: no creo que exista la "intuición"
ni el "sexto sentido"
como entidades separadas del funcionamiento cerebral. Que su trabajo sea por debajo del umbral de la consciencia no le da categorí­a de existencia separada. Es como el término "mente". Sirven como referencia para facilitar el lenguaje. De hecho, ese "angel de la guardia"
bien podrí­a ser nuestra olvidada almendrita ;D