Autor Tema: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos  (Leído 3882 veces)

Bic

  • Escribo normal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8696
  • Kinbaku Fan
La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« en: Julio 14, 2006, 12:18:30 p.m. »
Cuelgo este tema en el Penta por su ritmo más pausado, y porque tengo curiosidad por ver si puede salir algo de aquí­ a medio plazo. La idea serí­a recopilar artí­culos ajenos y opiniones propias sobre el estado y evolución (si la hubiese) de la mujer en paí­ses islámicos.

Crí­menes de honor, derecho a voto, velos y burkas, derecho a ejercer ciertas profesiones, carnet de conducir, divorcio... Qué hay y qué pasos se toman (si es que se toma alguno) para cambiarlo.

Por ejemplo: he leí­do un artí­culo esta mañana sobre los "asesinatos de honor"
en Turquí­a. Gracias a las presiones de la UE por su posible ingreso en la comunidad, el gobierno turco ha endurecido los castigos para este tipo de crí­menes, pero parece ser que no va a ser tan fácil...

http://www.elpais.es/articulo/sociedad/asesinatos/honor/suicidios/forzados/elpporsoc/20060714elpepisoc_10/Tes/

De los asesinatos por 'honor'
a los suicidios forzados 


Algunas familias turcas inducen a sus hijas a quitarse la vida para 'lavar'
la 'deshonra'
de enamorarse o ir al cine

A la joven Derya, de 17 años, le dio la orden de quitarse la vida su tí­o, con un mensaje a su teléfono móvil: "Has manchado nuestro nombre. Mátate y limpia nuestra vergí¼enza o te mataremos primero". Derya explica que su delito habí­a sido enamorarse de un chico que conoció en la escuela. Y ella sabí­a qué riesgos comporta eso: su abuelo mató a su tí­a por verse con un chico. Pero después de haber estado enclaustrada y con la cabeza cubierta la mayor parte de su vida, se sintió libre por primera vez y quiso expresar su independencia, dice.

Cuando las noticias de su idilio se extendieron por la familia, su madre le advirtió de que su padre la matarí­a, pero la chica se negó a escucharla, según su relato. Entonces llegaron los mensajes amenazadores enviados por sus hermanos y tí­os, a veces hasta 15 diarios. Derya consideró que equivalí­an a una sentencia de muerte. Avergonzada y temiendo por su vida, acató los deseos de su familia, relata. Primero se arrojó al rí­o Tigris, pero sobrevivió. Luego se colgó, pero un tí­o la salvó. A continuación se cortó las venas de las muñecas con un cuchillo de cocina.

"Mi familia atacó mi personalidad y sentí­ que habí­a cometido el mayor pecado del mundo", explica en una casa de acogida donde ha cambiado el velo por los vaqueros. "Sentí­ que no tení­a derecho a deshonrar a mi familia y que no merecí­a seguir viva. Así­ que decidí­ respetar su deseo de que yo muriera". La joven rechaza dar su apellido, por miedo a que su familia aún la persiga.

A casos como este se les llama "suicidios de ví­rgenes". Cada pocas semanas, una mujer joven intenta quitarse la vida en el sureste de Anatolia, una región kurda, rural, pobre y con gran influencia del Islam conservador. Algunas han sido lapidadas hasta la muerte, quemadas vivas, estranguladas o tiroteadas. Y eso por cosas como haber mirado a un chico, llevar falda corta, querer ir al cine, ser violada (por un pariente o un extraño) o tener relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Para lograr el ingreso en la Unión Europea, Turquí­a ha agravado los castigos a los asesinatos de honor. Se castigan con cadena perpetua (antes el castigo era leve, sobre todo si el autor era menor de edad). Pero las muertes no han cesado: ahora se producen de otra forma. Los padres, para evitar que sus hijos sean duramente castigados por asesinar a sus hermanas, presionan a sus hijas para que se suiciden.

Las asociaciones de mujeres aseguran que las pruebas apuntan a que un creciente número de chicas deshonradas son encerradas en una habitación durante dí­as con raticida, una pistola o una soga, y que sus familias les dicen que la única solución para salvar el honor es la muerte.

Ha habido tantos suicidios en la región que Naciones Unidas mandó una delegación el mes pasado para investigar. La responsable, Yakin Ertuk, concluyó que algunos suicidios eran auténticos pero que otros parecí­an ser "crí­menes de honor disfrazados de suicidios o accidentes".

Grupos de defensa de los derechos humanos señalan que la moda reciente de los suicidios forzados es una indeseada y siniestra consecuencia de la presión de la Unión Europea sobre Turquí­a para que endureciera el castigo en los asesinatos por honor. La UE ha advertido a Turquí­a de que vigila sus progresos en materia de derechos de la mujer y de que su fracaso podrí­a impedir su ingreso.

Hasta hace poco tiempo, los familiares de una chica deshonrada elegí­an normalmente a un hermano menor de edad para que la ejecutara. Por su juventud, el chico recibí­a una corta condena de prisión. Las sentencias se hací­an más leves también con el argumento de que un familiar le habí­a instigado a cometer el asesinato. Pero en los dos últimos años, Turquí­a ha reformado el Código Penal y ha establecido condenas a muerte para los crí­menes de honor, aunque estos sean cometidos por un menor. Esto ha hecho que las familias tomen otras medidas, como obligar a las chicas a suicidarse, o asesinarlas y disfrazar la muerpor suicidio o accidente.

Derya cree que el problema de fondo es la falta de igualdad entre los sexos. "En mi pueblo y en la tribu de mi padre", relata, "los chicos están en el cielo y las chicas somos tratadas como si estuviéramos bajo tierra".


P &
L;

 
Bic

P.S: El feminismo occidental o el machismo japonés darí­an para otros hilos... Pero centrémonos en los paí­ses islámicos en este.
Los libros son finitos, los encuentros sexuales son finitos, pero el deseo de leer y de follar es infinito, sobrepasa nuestra propia muerte, nuestros miedos, nuestras esperanzas de paz.

laura_m

  • Visitante
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #1 en: Julio 14, 2006, 05:45:49 p.m. »
Tendrán que incrementar la pena para el delito de inducción al suicidio.


Citar
Pero después de haber estado enclaustrada y con la cabeza cubierta la mayor parte de su vida, se sintió libre por primera vez y quiso expresar su independencia, dice.

Esto suena muchí­simo a "reelaboración propagandí­stica"
del supuesto a cargo del periodista de turno. Me parece bastante dudoso que esta chavala hable en esos términos.

Bambi

  • Hí­gado láser
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8870
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #2 en: Julio 14, 2006, 08:41:30 p.m. »
Yo creo qeu para entender la situación de la mujer en los paí­ses islámicos, tal vez deberí­amos preguntarnos por la situación de la mujer en los nuestros, y qué mejor forma que un par de frases de nuestro conforero soho:


"Resumiendo: las mujeres se preocupan más de cuidar el nido no porque la sociedad les obligue sino porque tienen predisposición."


"Discrepo. Muchas veces el desprecio a lo diferente nace precisamente del conocimiento."



Lí­trez

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 6154
  • Seamos realistas, echemos al rey
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #3 en: Julio 16, 2006, 08:48:50 p.m. »
Ustedes son muy jovenes (y además de ciudad), por lo que veo. Yo recuerdo a mi abuela, viuda desde los años 50 (hasta finales de los 80 cuando murió) vistiendo de negro, con velo y sin apenas salir de casa. ¿que diferencia hay entre la mujer islámica y la mujer española de los años 50? La diferencia es que nosotros hemos avanzado (hacia europa) bastante deprisa y no recordamos como viví­amos aquí­. Y los paises islámicos han dado pasos hacia atrás.
Cuando deseas una cosa con mucha fuerza, al final te comes una mierda

pescadilla

  • Visitante
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #4 en: Julio 17, 2006, 05:41:54 p.m. »
A mí­ esta noticia me puso los pelos de punta:




Pakistán

índice AI: ASA 33/018/2002/s (Público)
Servicio de Noticias 115/02
5 de julio de 2002

Pakistán: Los consejos tribales deben dejar de tomarse la justicia por su mano


Las autoridades paquistaní­es deben actuar para asegurarse de que los consejos tribales dejan de arrogarse poderes que por ley no les corresponden, ha manifestado hoy Amnistí­a Internacional en una carta dirigida al presidente del Tribunal Supremo de Pakistán, en la que le pedí­an que se asegurara de que se hace justicia en el caso de una joven condenada por un consejo tribal a ser violada.

Una mujer de 18 años, natural de Meerwala, en la provincia de Punyab, fue condenada a ser violada en «castigo» por la presunta «relación ilí­cita» de su hermano de 12 años con una niña de la tribu Mastoi, considerada «superior» a la suya. Según informes no confirmados, el muchacho fue sodomizado en castigo por su «delito» inmediatamente después de encontrarlo paseando en compañí­a de la chica de la tribu Mastoi.

Según los informes, miembros de la tribu Mastoi y del consejo tribal amenazaron con raptar y violar a todas las mujeres de la familia del niño si no se aceptaba la decisión del consejo tribal y la hermana de 18 años se negaba a aceptar el «castigo». El «juicio» se celebró en presencia de varios cientos de habitantes de la zona, ninguno de los cuales hicieron nada para evitar la violación.

«Dada la gran asistencia de público, es presumible que la policí­a local estuviera al tanto del acto mientras éste se desarrollaba, si no directamente presente en el incidente», ha manifestado Amnistí­a Internacional.

Tras la «sentencia», cuatro hombres —entre ellos un miembro del consejo tribal— llevaron a cabo la violación en una cabaña adyacente, según los informes, entre los ví­tores de los miembros de la tribu Mastoi que se encontraban fuera. Después de la violación, la mujer fue llevada desnuda por las calles del pueblo ante cientos de personas. El temor de sus familiares a las represalias de la tribu Mastoi les impidió acudir a la policí­a.

La policí­a local sólo aceptó una denuncia presentada por el padre de la mujer siete dí­as después de los hechos, cuando una delegación de abogados se reunió con las autoridades policiales locales e insistió en que se admitiera la denuncia. Dado que los autores del delito habí­an huido, la policí­a detuvo a ocho de sus familiares para obligarlos a entregarse. El 2 de julio de 2002, la policí­a detuvo a otras ocho personas, entre ellos varios miembros del consejo tribal que habí­an participado en el «juicio», acusándolos de instigar a la violación.

En su carta, Amnistí­a Internacional manifestó su satisfacción por el interés del Tribunal Supremo en este caso y mencionó otros dos casos presentados en anteriores informes. La organización solicitó a las autoridades que tomaran medidas urgentes para que los autores de estos abusos comparezcan ante la justicia. La organización ha instado reiteradamente al gobierno a tomar estas medidas, pero aún no ha recibido respuesta oficial.

«Los consejos tribales no tienen ningún rango legal, y las autoridades paquistaní­es no han tomado medidas adecuadas para evitar que se tomen la justicia por su mano», ha manifestado Amnistí­a Internacional.

Los miembros de Amnistí­a Internacional en todo el mundo están haciendo campaña en favor de la mujer violada.

Información general

El consejo tribal es una institución que se remonta a las formas tradicionales de resolución de conflictos por mediación, y no forma parte del sistema judicial. Aunque no tiene rango legal alguno, persiste como consejo de ancianos que dicta sentencias sin valor oficial tratando de conseguir soluciones de compromiso en disputas locales. Sus atribuciones y responsabilidades son dispares y no hay ninguna ley que los regule.

A Amnistí­a Internacional le preocupan los informes según los cuales los consejos tribales han llevado a cabo juicios ilegales en los que han impuesto castigos crueles, inhumanos y degradantes.

soho

  • Interino
  • **
  • Mensajes: 3387
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #5 en: Julio 18, 2006, 11:42:42 p.m. »
Citar
"Resumiendo: las mujeres se preocupan más de cuidar el nido no porque la sociedad les obligue sino porque tienen predisposición."

Ya se que para ti la psicologí­a evolucionista no existe y que las teorias de "tabula rasa"
te llegan para explicar el comportamiento humano. Otros en cambio opinan que la evolución y la biologia si que marcan, o al menos influyen, en el comportamiento humano y, evidentemente, el sexo es un aspecto a tener en cuenta.

Supongo que tu cuando ves a a mujer que esta a gusto llevando las tareas domesticas o que no actua como una feminista radical, opinas que lo hace "obligada"
o influenciada por la sociedad y no voluntariamente.


Citar
"Discrepo. Muchas veces el desprecio a lo diferente nace precisamente del conocimiento."

Nazismo,Marxismo,la actitud general de las sociedades islamicas, y otras muchas cosas me parecen despreciables y sé algo al respecto de ellas.
Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí­ largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
 se haya atrevido jamás a soñar

Gipsy King

  • Señor Oficial Prusiano Comerrabos
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 55922
  • I live where the south cross the dog
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #6 en: Julio 19, 2006, 11:42:40 a.m. »
No empecemos , Soho , con el paripé de la teorí­a evolucionista.

Viéndolo así­ , los hombres tenemos que ser bestias sedientas de carne que cuentan con el garrotazo en la cabeza como único método de seducción.
Sé siempre tú mismo...
...hasta que puedas ser un pirata.

Entonces sé un pirata.

soho

  • Interino
  • **
  • Mensajes: 3387
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #7 en: Julio 19, 2006, 10:50:02 p.m. »
Citar
Viéndolo así­ , los hombres tenemos que ser bestias sedientas de carne que cuentan con el garrotazo en la cabeza como único método de seducción.

Si simplificas la psicologí­a evolucionista hasta ese extremo poco hay que discutir...
Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí­ largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
 se haya atrevido jamás a soñar

Gipsy King

  • Señor Oficial Prusiano Comerrabos
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 55922
  • I live where the south cross the dog
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #8 en: Septiembre 10, 2006, 03:25:41 p.m. »
Evidentemente.
Sé siempre tú mismo...
...hasta que puedas ser un pirata.

Entonces sé un pirata.

Bic

  • Escribo normal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8696
  • Kinbaku Fan
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #9 en: Octubre 23, 2006, 09:48:23 a.m. »
Ni putas ni sumisas:

FADÉLA AMARA. LíDER FEMINISTA FRENTE AL ISLAMISMO RADICAL


"¡Ni putas ni sumisas!"

Tengo 42 años. Nací­ en Clermont-Ferrand. Soy musulmana practicante: sufrimos el integrismo violento que se aprovecha de nuestra religión para implantar un totalitarismo fascista. Lucho por los derechos humanos. He participado en Kosmopolis en el CCCB y hemos fundado una sección Ni Putes ni Submises en Barcelona
LLUíS AMIGUET
- Le habí­an avisado: "No vuelvas por el barrio", pero Sohane no se amedrentó y volvió. Los islamistas se enteraron de que llegaba, la esperaron, pegaron fuego a su taxi y la quemaron viva dentro.

- ¡Salvajes!

- El asesinato de Sohane Benziane el 4 de octubre del 2002 en el barrio árabe de la banlieue parisina de Vitry-sur-Seine conmocionó a Francia entera, pero para nosotras fue el aviso de que tení­amos que defendernos. Y empezamos a organizarnos.

- ¿Cómo?

- La Primera Marcha de Mujeres del Gueto contra la Desigualdad tuvo lugar en abril del 2003 y fue un éxito.

- ¿Cuántos manifestantes?

- Éramos seis: cuatro chicas y dos chicos, pero ya tení­amos las ideas muy claras, y eso era lo importante: después ya nos seguirí­an.

- ¿Por qué protestaban?

- Por las pésimas condiciones de los barrios, cuya falta de oportunidades es caldo de cultivo para el islamismo radical. Por eso en la segunda ciudad ya fuimos diez;
en Marsella fuimos mil, y cuando llegamos a Parí­s el 10 de marzo ya éramos trescientos mil.

- Ya eran ustedes un movimiento social.

- También comenzamos los Estados Generales de la Mujer de los Barrios y nos constituimos en asamblea permanente en la Sorbona para forjar un movimiento organizado, estructurado y permanente con capacidad de influir en la realidad y modificarla.

- ¡Como en la Revolución Francesa!

- Porque nosotras proclamamos los valores republicanos, ya sabe: igualdad, fraternidad y libertad contra la discriminación del islam des caves.Hoy siguen siendo válidos.

- ¿El islam de las cuevas?

- Me refiero al islamismo radical que ha proliferado en las caves,zulos en los garajes donde se reúnen secretamente como si fueran las mezquitas de las catacumbas.

- ¿Para qué?

- Desde allí­ intentan dominar los barrios: los chicos que van por esas reuniones cambian radicalmente su actitud hacia las mujeres y empiezan a controlar a sus hermanas, compañeras e hijas, y a las mujeres del barrio.

- ¿Cómo?

- Las privan con violencia de su derecho a vestirse, a maquillarse y a entrar y salir de sus casas y del barrio cuando quieran.

- ¿Por eso llevan el velo?

- Las chicas empiezan a llevar el velo para que esas pandillas de fascistas islámicos las dejen tranquilas. De este modo, el velo vuelve a demostrar lo que es: una prenda de opresión contra las mujeres para recordarles su sumisión y su condición inferior.

- Dice usted fascistas.

- Los islamistas son meros fascistas totalitarios tan peligrosos como el fascismo blanco de extrema derecha. Son un desafí­o al Estado de derecho y amenazan la democracia.

- La veo muy decidida.

- Les estamos plantando cara cada mujer, habitación por habitación, domicilio por domicilio, edificio por edificio, calle a calle y barrio a barrio. Y dejamos claro que sólo ellos son fascistas: los musulmanes creyentes somos ciudadanos con una religión privada.

- ¿Es usted musulmana practicante?

- Lo soy. Y, como tal, padezco otro de los perversos efectos del integrismo islámico: pretenden asimilarnos y a veces logran que nos metan a todos en el mismo saco, ¡y no! La mayorí­a de los musulmanes no somos fascistas, terroristas ni violentos como ellos.

- Pero, de entrada, se podrí­a pensar que el islam penaliza la condición femenina.

- El profeta Mahoma fue el primer feminista de la historia. Todas las religiones deben ser analizadas en su contexto: piense que Mahoma reivindicó a la mujer en un momento de tribalismo patriarcal. Recuerde que el profeta predicó contra el asesinato de las niñas que se practicaba en aquellas tribus y dio a las mujeres, hasta entonces tratadas como animales, derechos y libertades.

- Hoy los paí­ses islámicos no destacan por su defensa de la igualdad de la mujer.

- Porque ese tribalismo patriarcal aún pervive en muchos paí­ses como Afganistán o Arabia Saudí­. Piense que los paí­ses árabes no conocen la democracia y, como mucho, son autoritarismos más o menos camuflados de Marruecos a Asia. Nuestro combate es el mismo que el de los demócratas musulmanes, y nuestros enemigos, también.

- Los relativistas culturales dicen que el velo es respetable parte de la cultura islámica.

- Esa actitud es la de los occidentales que nos consideran ciudadanas de segunda sin derecho a sus libertades por ser de otra raza. El velo es una prenda de sumisión en todas las culturas y todos los paí­ses de la tierra.

- ¿Los islamistas radicales progresan?

- Han triunfado en nuestros barrios porque han conseguido tres cosas: amedrentar a las mujeres, reprimir a los homosexuales y lanzar un nuevo antisemitismo peligrosí­simo para las libertades republicanas.

- ¿Cómo interpreta la revuelta de los quemacoches en los barrios de la periferia?

- Los jóvenes de la banlieue son sistemática y más o menos sutilmente excluidos por los empresarios que los marginan por inmigrantes y de otra raza. Lógicamente se rebelan y volverán a hacerlo si los gobiernos franceses siguen sin darles alternativas.

- ¿No tiene usted miedo de atentados?

- He sido condenada a muerte por los islamistas, pero no les tengo miedo, porque en esta lucha no estoy sola: tengo a mis compañeras y compañeros. Los fascismos sólo son fantasmas que se desinflan cuando les plantamos cara organizados y con decisión. Eso es lo que hacemos.


P &
L
Los libros son finitos, los encuentros sexuales son finitos, pero el deseo de leer y de follar es infinito, sobrepasa nuestra propia muerte, nuestros miedos, nuestras esperanzas de paz.

Jaume de Ponts i Mateu

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 1696
  • intentis oculis
    • ¡Oh, la HISTORIA!
meo quidem animo...
« Respuesta #10 en: Octubre 06, 2012, 05:08:24 p.m. »
Meo quidem animo el anti-islamismo feroz, salvaje, inhumanamente militante se sirve, zorrón.., de los no por recurrentes menos éticamente justificadí­simos tópicos anti-islamistas al uso para su mierda de campaña de siempre... Sí: lo mismo que los españolistas de mierda y perros que les jalean llenándose la boca con el descastado DERROCHE autónomico en el llamado "estado español" cuando es OBVIO para cualquiera con dos dedos de frente que lo que les molesta ¡NO es el, insisto y no me canso, descastado DERROCHE! sino, por ejemplo, que exista Catalunya y no, si algo tiene que tolerarse al respecto, "Cataluña".

Sí­, sí­, sí­..; ¡ya los ven, damas y caballeros..!; elevando por el puto morro la anécdota a categorí­a.

¿Saben?; es muy ILUMINADOR hablar con musulmanes para quienes, como yo, nos allanamos sin matices ni fisuras a la verdadera FE.

Dos datos entre la miriada no más:

1/ Un profesor universitario arabosaudí­, turista como yo en tierras egipcias, me comentó CUíN difí­cil le parecí­a a él, que conocí­a y trataba a muchos católicos, creer que era algo más que una anécdota puntual que se darí­a, como mucho, en un par de ayuntamientos de provincias especialmente perdidos para los media que, en un paí­s aparentemente católico, tuviese que haber una ley para que se diese de comer gratuitamente a quien, simplemente, lo solicitaba; y que, por ejemplo, fuese imposible plantear una campaña electoral diciendo que, de ganar, va a restarse de las nóminas, si no una décima parte como en los paí­ses musulmanes, sí­, al menos, un 5% para dedicarlo EXCLUSIVAMENTE a quienes piden caridad por la calle. Yo, ¡rojo como un tomate, compréndanme..!, tuve que insistirle MUCHíSIMO en que NO era una ley en mi paí­s que unos tuvieran derecho a sobrevivir y otros no. Él, al parecer le caí­ bien.., caritativamente, cuando le dije que el thema era más complejo y tal y tal, asintió con una sonrisa y me propuso comentar las evoluciones, cette éclosion!, MAGISTRALES de la artista que ante nosotros ejecutaba una sin par danza del vientre.

2/ Un amigo indonesio de mi queridí­simo, amadí­simo añoradí­simo ahijado de visita acá preguntó durante una sobremesa la razón por la cual acá un parao ya sin gotica de subsidios y que está probado NO puede ser ocupado puede ser ¡embargado! y, en cambio, uno que tiene nómina (y, por tanto, crédito) NO. Él, joven pero respetuoso, NO me preguntó -que es lo que, según mi Armand, pensaba- si la religión católica (o, los Derechos Humanos versus Primer Mundo), a diferencia de lo que sucedí­a en su paí­s, dictaban que habí­a dos clases de seres humanos; pero, no se privó de decirme face to face y, orgulloso, sin parpadear que, ¡si tal ocurriese en su paí­s!, quien ¡tal permitiese! NO podrí­a acercarse a ninguna mezquita ni a ningún sitio público porque, literalmente, le DESCUARTIZARíAN.

Fijo: creo que hay muchos que, en lugar de hablar con putones, bolleras y destroyers que se dicen musulmanas, tendrí­an que platicar con musulmanas.

Otros, claro está, NO.

¡ qué!, ¿no?

Otros están la mar de cómodos con las coartadas que les dan putones, bolleras y destroyers que se dicen musulmanas para su RACISTA cruzada de siempre contra el Profeta.

A la vista está, vraiment.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu
jaumedeponts@terra.es
Lleida (Segrií )
-Catalunya/UE-
06/10/2012, 17'03 hs. p.m.
¡Oh, la HISTORIA!
http://www.my-forum.org/foros.php?id=30282
« Última modificación: Octubre 06, 2012, 05:11:56 p.m. por Jaume de Ponts i Mateu »
"...porque, lo que se puede medir y contar NO es opinable" (sentencian, como saben, DEFINITIVAMENTE los classiques...)

Jaume de Ponts i Mateu

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 1696
  • intentis oculis
    • ¡Oh, la HISTORIA!
pelí­n de...
« Respuesta #11 en: Octubre 31, 2012, 04:34:34 p.m. »
Pelí­n de base para ignaros/as; permí­tanme, sí­...

"El occidental tiene generalmente una visión deformada acerca de la mujer musulmana en particular y todo cuanto atañe al mundo islámico en general. Por ello, quizá habrí­a que empezar señalando que la sociedad islámica se sustenta sobre el hombre y la mujer, dos pilares cuyas funciones, distintas pero complementarias, son necesarias para su constitución. Por otro lado, el Islam ha afirmado la IGUALDAD de derechos entre hombres y mujeres, subrayando en nombre del Creador que " las mujeres son las hermanas de los hombres " y que tienen sobre los hombres los mismos derechos que los hombres sobre las mujeres..." (*)

"La situación de la mujer en el Islam NO plantea problema alguno. La actitud del Corán y de los primeros musulmanes testimonia el hecho de que la mujer (...) NO es inferior (...). Se da por sentado que la condición de la mujer es IGUAL a la del hombre. Es algo tan natural y evidente que NADIE lo considera problema, en absoluto (...). El Islam ha otorgado a la mujer derechos y privilegios que no ha disfrutado jamás en otros sistemas religiosos o constitucionales. Así­ se comprende cuando se estudia el tema en términos comparativos y en su totalidad, y no en parte. Los derechos y las responsabilidades de una mujer son iguales a los de un hombre, aunque no sean necesariamente idénticos a ellos. Igualdad e identidad son dos cosas muy diferentes. Esta diferencia se entiende porque el hombre y la mujer no son idénticos, pese a haber sido creados IGUALES. Teniendo presente esta distinción, no hay problema (...). La igualdad es deseable, justa, razonable; pero, no la identidad. Las personas han sido creadas iguales, NO idénticas (...). NO está dentro del estilo del Islam considerar a la mujer como producto del dominio, o como semilla del mal. Ni tampoco coloca el Corán al hombre como señor dominante de la mujer, a quien sólo cabe la posibilidad de someterse a su dominio. Ni fué el Islam el que introdujo la cuestión de que si tiene o no alma la mujer. Jamás en la Historia del Islam ha dudado un musulmán de la condición humana de la mujer, o de si posee alma, y demás hermosas cualidades espirituales (...). El hecho sigue siendo que todos los derechos de que goza la mujer occidental son menores que los de sus congéneres musulmanes. El Islam ha establecido para la mujer lo que se adapta a su naturaleza, le da plena seguridad, la protege contra las circunstancias desdichadas y los rumbos inciertos de la vida. No es necesario extenderse aquí­ en la situación de la mujer actual, ni en los riesgos que corre al hacer su propia vida, o, intentando realizarse. Tampoco es preciso explorar las miserias y los inconvenientes que la rodean, como consecuencia de los llamados derechos de la mujer. Ni intentamos manipular la situación de muchos hogares desgraciados que se rompen por la "libertad" y los "derechos" de los que alardea la mujer occidental. La mayorí­a de las mujeres ejercen hoy el derecho de la libertad para salir solas, trabajar y ganar, para equiparse al hombre; pero, esto, tristemente, se consigue a expensas de sus familias. Es TAN obvio que TODOS lo saben. Lo que no se conoce es la situación de la mujer en el Islam. En los siguientes pasajes trataremos de resumir la actitud del Islam respecto a la mujer (...). Tiene derecho a la libertad de expresión lo mismo que el hombre. Sus opiniones sensatas se toman en consideración, y no pueden descartarse sólo porque proceden del sexo femenino (...). Los datos históricos indican que las mujeres participaban en la vida pública con los primeros musulmanes, especialmente en momentos de emergencia. Las mujeres solí­an acompañar a los ejércitos musulmanes que entraban en batallas para atender a los heridos, preparar los suministros, servir a los guerreros, etc. NO quedaban encerradas detrás de barras de hierro, ni se las consideraban criaturas inútiles, carentes de alma. El Islam concede a la mujer derechos iguales para contratar, crear empresas, ganar y poseer independientemente. Su vida, su propiedad, su honor son tan SAGRADOS como los del hombre. Si comete alguna ofensa, su castigo no es mayor o menor que el de un hombre, en caso semejante. Si sufre daño o perjuicio, recibe las compensaciones debidas igual que un hombre, en su situación (...). El Islam no relaciona estos derechos en forma estadí­stica para descansar después. Ha tomado medidas para salvaguardarlos y ponerlos en práctica, como artí­culos integrales de fe. JAMíS tolera a quienes tienden a perjudicar a la mujer, o a establecer discriminación entre hombres y mujeres. El Corán reprocha, una y otra vez, a quienes acostumbraban a creer que la mujer era inferior al hombre (...). La mujer goza de ciertos privilegios de los que carece el hombre. Está libre de algunos deberes religiosos, por ejemplo, la oración y el ayuno, en sus periodos regulares y en los momentos de parto. Está exenta de asistir a la asamblea obligatoria de los viernes Esta exenta de toda responsabilidad financiera. Como madre, goza de mayor reconocimiento y honor a los ojos de Dios (...). El Profeta sancionó este honor cuando declaró que el Paraí­so se encuentra bajo los pies de las madres. Tienen derecho a las tres cuartas partes del amor y de las atenciones del hijo, quedándole al padre la cuarta parte restante. Como esposa, tiene derecho a exigir a su presunto marido una dote adecuada, que será suya propia. Tiene también derecho a recibir pleno sustento y mantenimiento del marido. No está obligada a trabajar, ni a compartir con su esposo los gastos familiares. Es libre para retener, después del matrimonio, cuanto poseyera con anterioridad, y el marido NO tiene derecho alguno a sus pertenencias. Como hija o hermana tiene derecho a seguridad y sustento por parte del padre y hermano, respectivamente. Ése es un privilegio de la mujer. Si desea trabajar para autoabastecerse y participar en el manejo de las responsabilidades familiares es totalmente libre de hacerlo (...). Las condiciones de la mujer alcanza en el Islam una altura sin precedentes y se acomoda a su naturaleza de forma realista. Sus derechos y deberes son IGUALES a los del hombre, aunque no sean (...) absolutamente idénticos (...). El hecho de que pertenezca al sexo femenino carece de importancia en su condición humana o en su personalidad independiente y NO da base para justificar los prejuicios contra ella o la injusticia hacia su persona (...). El testimonio de una mujer en determinados asuntos es exclusivo y su experiencia DECISIVA..." (^)

"Para las mujeres, el Islam es una BENDICIÓN especial y el Profeta es en verdad el más grande de los benefactores de las mujeres. En Arabia, antes de que llegara el Islam, el nacimiento de una niña era considerado una desgracia y vergí¼enza (...). Antes del Islam (...) la mujer era considerada como una amenaza para el honor de la familia y , por eso, merecedora de ser enterrada viva en su tierna infancia. Ya adulta, era considerada un objeto sexual que podí­a comprarse, venderse o heredarse. De esta posición de inferioridad e incapacidad legal, el Islam llevó a las mujeres a una posición de GRAN influencia y prestigio dentro de la familia y la sociedad. El Islam dió a este sector oprimido de la sociedad, al igual que otros grupos y clases sociales, su lugar legí­timo en la vida. En un mundo donde la mujer no era más que un objeto de uso y placer sexual para el hombre, y en un tiempo que los circulos religiosos alegaban sobre si la mujer era un ser humano o no, con alma propia, el Islam proclamó: «¡oh, Humanidad!, Nos los creamos a partir de un solo par, de un hombre y una mujer; ¡oh, Humanidad (...)!, tened temor del Creador a través de quien demandáis vuestros mutuos derechos y respetad los úteros (que os guardaron) porque ÉL siempre os vigila (...)». El Islam eliminó algunos de los falsos conceptos sobre la mujer (...). El Islam elevó la posición de la mujer en la sociedad y se le trató con igualdad al hombre (...). En la transformada sociedad islámica, el tener una hija no fué más un estigma o una causa de vergí¼enza, sino una fuente perpetua de bendiciones y un medio de complacer al Creador (...). El Islam dió a la mujer una identidad independiente, y declaró que sus alcances morales y espirituales dependen solamente de su propia iniciativa. Al igual que el hombre, su éxito o su fracaso descansa sobre sus propias creencias y actitudes, conducta y comportamiento. Ella es un ser responsable con derechos propios y lleva una carga de obligaciones morales y espirituales (...). En el Islam la mujer, sin considerar su estado marital, es completamente CAPAZ de comprar, adquirir, vender y heredar (...). Como un ente legí­timo, su matrimonio no se realiza sin su consentimiento, y donde un caso extremo se presente, ella podrá divorciarse de su marido (...). Las mujeres musulmanas han sido compañeras, con igualdad, de los hombres en TODOS los ámbitos (...). El conocimiento, que es base de todo progreso y avance, es obligatorio para todo musulmán, sea hombre o mujer..." (¨)

Siempre, en cualquier caso, a su disposición, damas y caballeros.

Jaume de Ponts i Mateu

addenta

(*) cfr.:

http://www.caminoalislam.com/la-mujer-en-el-islam/786-situacion-islamica-de-la-mujer-musulmana

(^) cfr.:

http://www.nurelislam.com/deformaciones/mujer.htm

(¨) cfr.:

http://www.islamenlinea.com/lamujer/m18.html   
"...porque, lo que se puede medir y contar NO es opinable" (sentencian, como saben, DEFINITIVAMENTE los classiques...)

Zimm...

  • Residente
  • **
  • Mensajes: 8201
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #12 en: Octubre 31, 2012, 10:47:45 p.m. »
Aquí­ deberí­a venir el ví­deo de los sobeteos y violaciones en la Plaza Tharir, pero es que paso.
I found it in the street/ At first I did not see/ Lying at my feet/ A trampled rose

Don Pésimo

  • Si queréis luz madrugad, hijos de puta.
  • El Alarido de la Vesí­cula
  • Areopagita de pro
  • *
  • Mensajes: 19027
  • una brizna de alba peluda
    • Me cago en el Sistema Solar
Re: La situación de las mujeres en paí­ses islámicos
« Respuesta #13 en: Octubre 31, 2012, 11:19:16 p.m. »
Serí­a una buena addenta
Me cago en el Sistema Solar

Jaume de Ponts i Mateu

  • Becario
  • *
  • Mensajes: 1696
  • intentis oculis
    • ¡Oh, la HISTORIA!
NO...
« Respuesta #14 en: Noviembre 02, 2012, 02:22:08 p.m. »
"El primer caso de velo para las mujeres se registra en un texto legal asirio del siglo XIII a.C. que restringió su uso a las mujeres nobles y prohibió a prostitutas y a mujeres del campo común adoptarlo. Los textos griegos también han hablado del velo y del aislamiento de las mujeres que son practicadas entre la élite persa. Las estatuas de Persépolis representa a mujeres cubiertas por el velo y descubiertas en lo que parece ser considerado una cualidad de un status superior. Durante muchos siglos, hasta en torno a 1175, las mujeres anglosajonas y luego las anglonormandas, a excepción de las muchachas jóvenes solteras, usaron velos que cubrieron enteramente su pelo, y a menudo sus cuellos hasta la barbilla. Solamente en el perí­odo Tudor (1485), cuando las capuchas llegaron a ser cada vez más populares, los velos de este tipo llegaron a ser menos comunes (...). Hasta el Concilio Vaticano II la mujer solí­a cubrirse la cabeza con un velo al entrar a un templo (una iglesia). Esta tradición sigue en vigor en las iglesias ortodoxas y también en algunas iglesias protestantes o evangélicas de carácter conservador..." (*)

NO: los asirios, los anglosajones y los anglonormandos no eran musulmanes. Ni siquiera árabes.

"La Historia de la iglesia primitiva da testimonio que las mujeres cristianas de entonces llevaban el velo. El maestro Quintus Septimius Florens Tertullianus, un leader de la iglesia que vivió en los años 160–222 escribe que no sólo las mujeres casadas, sino también las ví­rgenes usaban el velo en las iglesias que fueron establecidas en la época apostólica. Otro leader cristiano de la Antigí¼edad, Άγιος Ιωάννης της Αντιόχειας o Άγιος Ιωάννης, ο Χρυσόστομος (347-407), testifica que en su época también TODAS lo llevaban. En las catacumbas (...) se pueden ver muchos dibujos en las paredes hechos por los cristianos de los primeros siglos. En esos dibujos las mujeres tienen la cabeza cubierta con un velo..." (^)

NO: el Profeta NO habí­a nacido en el siglo III. Ni en el IV.

"Que las mujeres de la piel de toro usaron el velo en tiempo de la dominación romana se concibe fácilmente (...). Nada puede decirse del tiempo de los primitivos godos, época tan obscura como fué grande su ignorancia; pero, de lo que le sucedió, es decir: de el de la dominación agarena, puede asegurarse su  uso con datos INCONTESTABLES (...): las mujeres cristianas observaban el precepto de san Pablo que dice que las mujeres deben cubrirse (...). En el siglo IX hasta el XII (...) las señoras cristianas de la piel de toro usaban un velo de tela fina, y cuando no se cubrí­an con él, en cuyo caso tapaban el tocado en el que iba prendido, y todo el cuerpo al menos hasta la mitad, le llevaban tendido a la espalda ó airosamente echado sobre hombro (...). En lo antiguo llevaron las mujeres cristianas de la piel de toro el velo de dos clases, una que les cubria el rostro enteramente y la otra que les dejaba descubierto un ojo y parte del rostro, al que se llamaba tapado, y el cual era el velo que mas se asemejaba á las actuales mantillas con las que pueden taparse del todo o en parte, si bien era muy largo. La mayor parte de las mujeres orientales, entre ellas las hebreas, no se desdeñaron de esta costumbre (...). Se llegó á abusar del tapado hasta tal punto que se trató ya de su prohibición en las Cortes de Madrid de 1586 (...). Nuestros apreciables autores dramáticos del siglo XVI y XVII (...) se valieron de la costumbre de los velos en sus comedias para graciosas escenas, siendo el tapado causa principal de algunas piezas (...). En fin, el uso del velo y de taparse el rostro con él, estuvo suspenso en la piel de toro desde 1639 hasta fines del XVIII, en que le introdujo otra vez la dinastí­a francesa..." (¨)

Cierto como hay sol y luna: las cristianas de la piel de toro pasaban ¡de lo que pudiese decir o no decir el sacrosanto verbo coránico!; pero, NO de lo que dictaba el santí­simo verbo paulino.

Mucho racista de mierda contando con que en el siglo, ¡como no se lee!, se vende cualquier moto es lo que hay...

Fijo.

Siempre, en cualquier caso, a su disposición.

Jaume de Ponts i Mateu

addenta

(*) cfr.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Velo

(^) cfr.:

http://www.elcristianismoprimitivo.com/velodelacristiana.htm

(¨) cfr.:

http://virginiasegui.wordpress.com/2008/07/11/del-origen-de-los-velos-en-espana-por-b-s-castellanos/ 
"...porque, lo que se puede medir y contar NO es opinable" (sentencian, como saben, DEFINITIVAMENTE los classiques...)