Autor Tema: Silencio  (Leído 1069 veces)

Shizuka

  • Visitante
Silencio
« en: Agosto 19, 2006, 08:47:51 p. m. »
Añoro el estrepitoso silencio de esas madrugadas en las que la vigilia se enreda entre los dedos de mis pies manteniéndome tensa.


-Estás muy callada, ¿qué haces?
-Dibujo siluetas con el dedo í­ndice alrededor de mi ombligo;
ya sabes, como en ese anuncio que tanto me gusta.
-Hoy no puedo seguirte, estoy muerto. ¿Dormimos?
-No me gusta que me sigan;
en todo caso, que me acompañen. Hasta mañana.


Resulta un tanto estúpido, pero tengo la certeza de que mientras permanezca despierta todo seguirá en caótico orden para cuando amanezcas;
y aquí­ me encuentro, sujetando este pequeño extremo de mi frágil Universo para procurar que no se derrumbe sobre ti.

A veces pienso que me trajeron a este mundo para cuidarte;
siempre procurando que 
creas que eres tú quien me cuida. Es sencillo hacerte feliz ...Tan sencillo como quererte.


La brisa fresca que araña mi espalda preludia el nuevo dí­a.


Intuyo entre nubes de vaho a la vida desperezándose mientras los pocos restos que quedan de tácita conciencia resbalan por mi espalda y desaparecen desagí¼e abajo.

Crees sorprenderme cuando llevo una eternidad esperándote en silencio bajo una lluvia de deseo contenido;
recorres de memoria y con encubierta suavidad cada accidente de mi empapada geografí­a. Me abandono;
te sigo;
invades mis entrañas camino de esa procelosa muerte pequeña y soy yo entonces la que se afana en perecer contigo.

Dejamos de ser al uní­sono.


-Pareces cansada, ¿no has dormido bien?
-No preguntes, escucha.


S.