Autor Tema: La Sorbona y la reforma del CPE (preguntas)  (Leído 3562 veces)

Casio

  • Visitante
Re: La Sorbona y la reforma del CPE (preguntas)
« Respuesta #30 en: Abril 06, 2006, 10:30:49 am »
Noticia fresca dedicada a Soho:


Massachusetts extiende el seguro médico a todos sus ciudadanos 
 
SANDRO POZZI 

Nueva York
EL PAíS 

Internacional - 06-04-2006

El Senado de Massachusetts acaba de romper el hielo en Estados Unidos al aprobar una legislación para que todos sus ciudadanos estén cubiertos en un plazo de tres años por un seguro médico. De los 6,4 millones de habitantes del Estado, se estima que unos 550.000 no disponen de protección sanitaria. El último censo revela que se trata de un serio problema nacional: 45 millones de estadounidenses carecen de seguro;
es decir, el 15,6% de la población. Una docena de Estados están estudiando la adopción de planes similares a los de Massachusetts.



Eso, sí­ el apellido del cronista resta credibilidad.

soho

  • Interino
  • **
  • Mensajes: 3387
Re: La Sorbona y la reforma del CPE (preguntas)
« Respuesta #31 en: Abril 06, 2006, 05:35:41 pm »
Muy interesante. La pena es que el artí­culo no comenta el tipo de legislación a aplicar para que todos los ciudadanos tengan seguro médico ya que tenemos varias opciones:

->Cheque sanitario donde el Estado pone la pasta y los ciudadanos eligen dónde gastarla.

->Obligatoriedad de subscrición de un seguro médico como ocurre por ejemplo con el seguro de circulación.

->Metodo a la Europea.

Despues de leer el cuerpo de la noticí­a

Citar
La legislación de Massachusetts está diseñada para repartir el coste entre las familias, las empresas y la administración. Esto se conseguirá con tres medidas superpuestas. Se obligará en primer lugar a los ciudadanos de clase media a suscribir un plan sanitario que puedan permitirse, si no lo hacen serán penalizados. Se exigirá a las empresas con más de 10 empleados a pagar un seguro médico barato o a cubrir parte de los costes sanitarios, también bajo la amenaza de sanción. Y en tercer lugar, se destinarán más fondos federales a Medicaid, se creará un fondo para pymes y se concederá una ayuda a las familias pobres para costearse un seguro.

Veo que he acertado plenamente con mis suposiciones ya que tenemos una combinación de las tres, alguna de las cuales podrí­a ser tildada de medida dictatorial directamente (me refiero a la primera de las tres).

La primera medida es directamente un ataque directo contra la libertad individual 
porque si un ciudadano decide voluntariamente prescindir del seguro médico el Estado de respetar esa decisión. Aunque bueno, sabiendo como respira el foro respeto de asuntos como el consumo de drogas y la responsabilidad individual, supongo que el Estado debe de cuidar de los estupidos de sus subditos (en este caso no se puede hablar de ciudadania) y velar por su bien aunque se actue en contra de los deseos de ellos.

La tercera médida, en especial el uso del cheque sanitario, me parece una medida adecuada que habrí­a que extender a la educación, ya que permite el desarrollo de la actividad privada y facilita el acceso a todo el mundo, sin necesidad de recurrir al desarrollo de sistemas sanitarios o educativos de propiedad estatal.

Respecto de la segunda, no me muestro muy a favor aunque tampoco me parece excesivamente seria. Al fin y al cabo la mayoria de las empresas de los EEUU ofrecen un seguro médico dentro del contrato laboral.

En cualquier caso es interesante señalar como estás medidas no implican que el Estado se convierta en asegurador o en propietario de hospitales, sino que el Estado ofrece incentivos (bien sea dinero, bien evitar la carcel) para que todos sus ciudadanos tengan acceso a la sanidad privada. Algo que se parece muy poco a la situación Europea donde el estado se dedica a ofrecer servicios que son también ofrecidos por la iniciativa privada.

Respecto del porcentaje de ciudadanos sin seguro serí­a interesante analizar los datos para saber que porcentaje no tiene seguro porque no quiere y no porque no puede. Seguro que nos llevariamos alguna que otra sorpresa al respecto...
Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí­ largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
 se haya atrevido jamás a soñar