Autor Tema: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival  (Leído 2643 veces)

Ariete

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 7097
  • Moderno y señorial
Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« en: Abril 08, 2007, 07:09:57 p.m. »
Es interesante este blog:

http://mujer-pez.blogspot.com/

Aquí­ una intervención:

Un importante número de investigadores se inclina por considerar que la dinámica sexual en nuestra especie oscila entre una ligera poliginia y la monogamia. Ambrosio Garcia Leal en su libro La conjura de los machos, a diferencia de esta corriente principal, sugiere una monogamia ligera y una promiscuidad abierta y consentida como origen de los estilos sexuales de hombres y mujeres. Para esto aduce tres indicios principales. Uno serí­a el tamaño medio de los testí­culos humanos, proporcionalmente importantes y sólo superados por los de los chimpancés. Otro serí­a la tendencia humana, especialmente la del macho, a disfrutar de la visión de las relaciones sexuales en directo. El tercero serí­an las caracterí­sticas fí­sicas y posiblemente dinámicas del pene de los humanos. “Nuestro” pene tiene un glande ensanchado que parte de un surco en un tallo algo más estrecho. Esta forma bastante distinta a la de nuestros primos los simios la interpreta el autor como un émbolo “diseñado” para extraer aquellos fluidos que estuvieran previamente en la vagina gracias al efecto arrastre que pueda procurar su forma “aparaguada”. Este diseño reflejarí­a un pasado promiscuo en el cual la guerra reproductiva entre varones pasó por la adaptación a un medio que no les permití­a un control directo y efectivo del acceso a las hembras, y para el que desarrollaron un truco útil para competir espermáticamente. Los humanos confiarí­an en la cantidad de flujo seminal de sus grandes testí­culos y en el resultado dinámico de un glande en forma de escobilla que eliminarí­a el paso del anterior competidor. Esta última es una conjetura original nada mayoritaria en el ámbito de los estudios biológicos y del comportamiento, que no tiene porque ser más panglossiana que otras: el pene humano es distinto al de nuestros primos cercanos y esto puede, aunque no necesariamente, tener una explicación adaptativa.

Es posible que ese casco de Darth Vader tenga dicha utilidad extractora, quién sabe, así­ que cuidado donde se mete. Pero bueno, qué os voy a contar que no sepáis.

Esta otra también es interesante:

el sexy del monstruo

Hace unos dí­as alguien me dijo que el jovencito ese, el asesino de la Katana, recibí­a cartas de admiradoras y hasta consiguió una novia. David Buss, en su libro The murderer next door , dice que un tal Scout Peterson , condenado por matar a su mujer y a su hijo no nato “sufrió un bombardeo con cientos de cartas de amor y propuestas de matrimonio”.Es curioso que asesinos convictos por delitos repugnantes tengan ese atractivo para las mujeres. Parece que alguna vez puede suceder al revés; aunque no tengo datos. Supongo que la fama (o, mejor dicho, si nos atenemos al significado que le dan en EEUU la “notoriedad”) convierte en sexy todo lo que toca. En el caso de los asesinos, la razón puede radicar en que el poder y el estatus han tenido mucho que ver con su éxito reproductivo. Las hembras poco moduladas por la cultura y los principios morales pueden comportarse de forma muy primaria. Por ello pueden desear al hombre despiadado. De alguna manera suponen que a ellas no les va a hacer nada. Que lo van a redimir. Si seguimos el desarrollo darviniano, algo en su interior les debe decir que el hombre capaz de todo puede logar un elevado estatus que permita criar a los hijos con mayores recursos. A su vez, los hijos de estos machos exitosos por su crueldad, tendrán hijos como ellos que podrán dejar más descendencia que los otros. Es sorprendente que los asesinos en serie y los asesinos en masa, por lo menos los más exitosos, casi invariablemente obtengan ese aura. Muchos de ellos, de hecho, se casan y tienen niños después de ser pillados y condenados. Como dice Buss “los hijos de Charles Manson y Ted Bundy están hoy entre nosotros”.


Aunque discrepo en lo de "las hembras poco moduladas por la cultura y los principios morales", la atracción por el macho violento también se da en casos como el del terrorista internacional Carlos y su actual señora, que fue su abogada defensora y se casó con él pese que que estaba encarcelado. Se trata de una parisina de clase alta, culta, con prestigio profesional y madura, y aún así­ no pudo resistirse ante alguien que ha matado a unas cuantas personas y que pasará el resto de su vida en la cárcel. Qué cosas.

Ariete

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 7097
  • Moderno y señorial
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #1 en: Abril 08, 2007, 07:12:57 p.m. »
También merece la pena destacar la frase que cita del experto en primates Frans de Waal:

«El enemigo mortal de un pueblo es el grupo del cual se ha separado recientemente»

Para todos aquellos que piensen eso de "démosles la independencia y así­ nos dejarán en paz".

Tejemaneje

  • Bingueronauta
  • Areopagita
  • *
  • Mensajes: 12071
  • "Y tú más"
    • Bloc de anillas
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #2 en: Abril 08, 2007, 07:49:30 p.m. »
En el caso del pene-recogedor, y aún reconociendo que mis conocimientos sobre anatomí­a reproductiva están basados en el episodio de los espermatozoides de Todo lo que Usted Siempre Quiso Saber Sobre Sexo..., me atrevo a pontificar:

Que una vez un macho eyacula, los movimientos espasmódicos de la cosa uterina llevan el producto lácteo p'adentro, y pido perdón si utilizo jerga cientí­fica. Por lo que incluso en el caso de que los machos homí­nidos esperasen en cola, valga la redundancia, y después de uno viniese otro, el producto ya ha recorrido un trayecto. Suponiendo que esas filas de homí­nidos salidos no se daban, y que por mucha promiscuidad que hubiese transcurrí­a un tiempo entre puesta para la Meca y puesta para Pamplona, por mucho glande-escobilla que se tenga tal teorí­a no tiene mucho sentido e incluso puede quedar clasificada como valiente gilipollez, teniendo en cuenta además el periodo de vida que tiene un espermatozoide fuera de su acogedor y cojonciano hábitat. Además, en las diferentes formas de pene que explica, se olvida de que nuestros hermanos los monos tienen ahí­ un hueso, por lo que la adaptación del pene humano quizá vaya más por ahí­: ¿Por qué se pierde el hueso? ¿Tiene nuestro glandecillo sonrosado y tí­mido esa forma al perder su alma ósea?

Con respecto al amor que producen ejemplares repugnantes como los asesinos en serie sí­ acierta. Son percibidos como machos alfa de la hostia. Aunque tampoco estoy de acuerdo en que el tipo de mujer sea siempre de las primitivas y poco moduladas por la cultura, ni que pretendan redimirlo.

“Un caballero es un hombre que sabe tocar el acordeón pero no lo hace”.  Tom Waits.

NubeBlanca

  • Visitante
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #3 en: Abril 08, 2007, 07:54:48 p.m. »
Que una vez un macho eyacula, los movimientos espasmódicos de la cosa uterina llevan el producto lácteo p'adentro

Fantasma.


por mucho glande-escobilla que se tenga tal teorí­a no tiene mucho sentido e incluso puede quedar clasificada como valiente gilipollez, teniendo en cuenta además el periodo de vida que tiene un espermatozoide fuera de su acogedor y cojonciano hábitat

En el acogedor hábitat del coño también viven un rato largo.

La distribución de fluidos tras una jodienda múltiple no tira abajo la vieja hipótesis. No es esmegma, es lefa.

Nicotin

  • Jenio Suvnormal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8509
  • ¡Yo te niego el Nidus!
    • pH
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #4 en: Abril 08, 2007, 07:59:10 p.m. »
A las mujeres les gustan los canallas porque son estúpidas.

A mí­ me gustan las mujeres porque soy todaví­a más estúpido que ellas.

Es como un cí­rculo.
Citar
Pitita Ridruejo dice:
el otro dí­a ví­ a un tipo con un perro, y lo vi 5 minutos escasos, y dijo lo mí­nimo, pero yo digo: chalao.

Tejemaneje

  • Bingueronauta
  • Areopagita
  • *
  • Mensajes: 12071
  • "Y tú más"
    • Bloc de anillas
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #5 en: Abril 08, 2007, 08:04:44 p.m. »
Que no, que la escobilla no tiene sentido. En el caso del pene medio areopagita sí­, ya que la parte "recogedora" queda a unos 28 centí­metros en el interior, pero en el caso de los penes medios no, ya que el "recogedor" queda a unos diez centí­metros. ¿Qué sentido tiene que el glande adquiera esa forma para supuestamente recoger a los espermatozoides más tontos y seguramente ya cadáveres que están más cerca del exterior? Además serán muy pocos en comparación con los que salen en forma de cascada, y los que están dentro ya van encaminados. ¿Tanto esfuerzo evolutivo para cuatro locos mareados en la mucosa? Y a todo esto, ¿no se supone que el otro pene también empujará? Me mantengo: valiente gilipollez de teorí­a. No hay por donde pillarla.
“Un caballero es un hombre que sabe tocar el acordeón pero no lo hace”.  Tom Waits.

Casio

  • Visitante
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #6 en: Abril 08, 2007, 08:09:44 p.m. »
Según esta fascinante teoria el pene humano tiene  un hermoso glande para crear un vacio relativo (presión atmosferica interutero menor que extrautero ) Osea que el padre es el que mejor bombea , ergo tiene un glande más grande.

Lo que no encaja es que las hembras humanas son de las pocas entre los mamiferos que siempre tiene o pueden tener ganas,  es decir que no tienen etapas fisicamente  refractarias. Vamos que son bombeadas cuando ellas  quieren. De hecho no hay nada más feminista que el ciclo hormonal de las mujeres.

Tejemaneje

  • Bingueronauta
  • Areopagita
  • *
  • Mensajes: 12071
  • "Y tú más"
    • Bloc de anillas
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #7 en: Abril 08, 2007, 08:13:10 p.m. »


Lo que no encaja es que las hembras humanas son de las pocas entre los mamiferos que siempre tiene o pueden tener ganas,  es decir que no tienen etapas fisicamente  refractarias. Vamos que son bombeadas cuando ellas  quieren. De hecho no hay nada más feminista que el ciclo hormonal de las mujeres.

No, eso está regulado por los dolores de cabeza.
“Un caballero es un hombre que sabe tocar el acordeón pero no lo hace”.  Tom Waits.

Casio

  • Visitante
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #8 en: Abril 08, 2007, 08:17:44 p.m. »
se empezó con el dolor de cabeza y se acaba con la ley de paridad, ya te digo.

NubeBlanca

  • Visitante
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #9 en: Abril 08, 2007, 08:29:23 p.m. »
Citar
Y a todo esto, ¿no se supone que el otro pene también empujará? Me mantengo: valiente gilipollez de teorí­a. No hay por donde pillarla.

Quien rí­e el último rí­e más fuerte.

Tejemaneje

  • Bingueronauta
  • Areopagita
  • *
  • Mensajes: 12071
  • "Y tú más"
    • Bloc de anillas
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #10 en: Abril 08, 2007, 08:38:09 p.m. »
Mi teorí­a está clara: el glande humano tiene esa forma para parecer una seta venenosa, de forma que si te quedas dormido en el campo con la cosa al aire se eviten los mordiscos de las alimañas y las picaduras de los insectos. Y esto va a misa.

Otra teorí­a: En épocas anteriores se dirimí­an las disputas reproductivas mediante choques de penes, de ahí­ que el de los humanos desarrollase una protuberancia. Hoy dí­a, y por la falta de uso en general y de ese uso en particular, la protuberancia es más o menos blanda. En su momento, un Cro-magnon adulto y sano podí­a perforar una roca de granito si era necesario. Esto también explica el desarrollo de la vida en cuevas, abiertas en la roca mediante golpes de glande.
“Un caballero es un hombre que sabe tocar el acordeón pero no lo hace”.  Tom Waits.

Ariete

  • Tertuliano
  • **
  • Mensajes: 7097
  • Moderno y señorial
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #11 en: Abril 08, 2007, 08:40:41 p.m. »
En torno a este debate cientí­fico yo creo que el mayor grosor del glande es para evitar fugas por los laterales de la carga vital que se deposita, una función semejante a la del pistón en el motor de combustión, siendo la viela el tronco del pene y el cilindro el útero o por lo menos el extremo superior vaginal, que queda herméticamente sellado y la mezcla de fluidos lo suficientemente comprimida para dar lugar a la explosión.


Nicotin

  • Jenio Suvnormal
  • Residente
  • *
  • Mensajes: 8509
  • ¡Yo te niego el Nidus!
    • pH
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #12 en: Abril 08, 2007, 08:41:21 p.m. »
Es para que las mamadas sean mejores.
Citar
Pitita Ridruejo dice:
el otro dí­a ví­ a un tipo con un perro, y lo vi 5 minutos escasos, y dijo lo mí­nimo, pero yo digo: chalao.

Gipsy King

  • Señor Oficial Prusiano Comerrabos
  • Areopagita nivel premium
  • *
  • Mensajes: 52894
  • I live where the south cross the dog
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #13 en: Abril 08, 2007, 08:42:01 p.m. »
Phallus impudicus o Falo hediondo.

Sé siempre tú mismo...
...hasta que puedas ser un pirata.

Entonces sé un pirata.

Tejemaneje

  • Bingueronauta
  • Areopagita
  • *
  • Mensajes: 12071
  • "Y tú más"
    • Bloc de anillas
Re: Ciencia evolutiva: émbolos que extraen la semilla del rival
« Respuesta #14 en: Abril 08, 2007, 08:46:42 p.m. »
Phallus impudicus o Falo hediondo.



¿Véis, panda de incultos?
“Un caballero es un hombre que sabe tocar el acordeón pero no lo hace”.  Tom Waits.